Fragmento de una cabeza de Nigeria

Fragmento de una cabeza de Nigeria


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Transcripción del episodio

Hasta ahora en esta historia del mundo a través de "cosas" nos hemos encontrado con todo tipo de objetos, todos elocuentes, pero no todos particularmente valiosos o atractivos. Pero el objeto de hoy es, desde cualquier punto de vista, una gran obra de arte. Es una cabeza, fundida en latón. Es claramente el retrato de una persona, pero no sabemos quién. Sin duda es de un gran artista, pero no sabemos quién. Y debe haber sido hecho para una ceremonia, pero no sabemos qué.

Lo cierto es que la cabeza es africana, es real y personifica las grandes civilizaciones medievales del África occidental de hace unos setecientos años. Formaba parte de un grupo de cabezas descubiertas en 1938 en los terrenos de un palacio en Ife, Nigeria, y asombraron al mundo con su belleza. Fueron reconocidos de inmediato como documentos supremos de una cultura que no había dejado ningún registro escrito, y encarnan la historia de un reino africano que fue uno de los más avanzados y urbanizados de su época. Las esculturas de Ife hicieron explotar las nociones europeas de la historia del arte y obligaron a los europeos a repensar el lugar de África en la historia cultural del mundo. Hoy juegan un papel clave en la forma en que los africanos leen su propia narrativa.

"Todavía no sabemos mucho sobre el pasado africano. Lo que sabemos ahora es una fracción de lo que aún no se ha descubierto". (Babatunde Lawal)

"Personalmente lo miro y me llama la atención su tranquilidad, su mirada hacia arriba. No es solo la tranquilidad del poder, es la tranquilidad de estar casi en un santuario interior". (Ben Okri)

Estoy en la Galería de África del Museo Británico, mirando la cabeza de Ife. O más bien, me está mirando. Su cabeza es un poco más pequeña que el tamaño natural y está hecha de latón, que ahora se ha oscurecido con la edad. La forma de la cara es un óvalo elegante, cubierto con líneas verticales finamente incisas, pero es una cicatriz facial tan perfectamente simétrica que contiene en lugar de perturbar los rasgos. Lleva una corona, una diadema de cuentas altas con una llamativa pluma vertical que se proyecta desde la parte superior, y todavía tiene bastante pintura roja original. Este es un objeto con una presencia extraordinaria. La mirada alerta, la curva alta de la mejilla, los labios entreabiertos como si estuvieran a punto de hablar, todo esto se captura con absoluta confianza. Captar la estructura de un rostro como este solo es posible después de un largo entrenamiento y una observación meticulosa. No hay duda de que esto representa a una persona real. Pero esta es la realidad no solo renderizada sino transformada. Los detalles del rostro se han generalizado y abstraído para dar una impresión de reposo. De pie frente a esta escultura de bronce, sé que estoy en presencia de un gobernante imbuido de la alta serenidad del poder. Cuando Ben Okri, el novelista nacido en Nigeria, mira la cabeza de Ife, ve no solo un gobernante, sino una sociedad y una civilización:

"Personalmente me tiene el efecto que tienen ciertas esculturas de Buda. La presencia de tranquilidad en una obra de arte habla de una gran civilización interna. Porque no puedes tener la tranquilidad sin reflexión, no puedes tener la tranquilidad sin haber hecho las grandes preguntas sobre su lugar en el universo, y haber respondido a esas preguntas con cierto grado de satisfacción. Y eso para mí es la civilización ".

La idea de la civilización africana negra en este nivel era simplemente inimaginable para un europeo hace cien años. En 1910, cuando el antropólogo alemán Leo Frobenius encontró la primera cabeza de bronce en un santuario en las afueras de la ciudad de Ife, quedó tan abrumado por su seguridad técnica y estética que inmediatamente la asoció con el arte más grande que conocía: las esculturas clásicas. de la antigua Grecia. Pero, ¿qué posible conexión podría haber existido entre la antigua Grecia y Nigeria? No hay registro de contacto en la literatura ni en la arqueología. Para Frobenius había una solución obvia y estimulante al acertijo. La isla perdida de Atlántida debe haberse hundido frente a la costa de Nigeria, y los sobrevivientes griegos bajaron a tierra para hacer esta asombrosa escultura.

Es fácil burlarse de Frobenius, pero a principios del siglo XX los europeos tenían un conocimiento muy limitado de las tradiciones del arte africano. Para pintores como Picasso, Nolde o Matisse, el arte africano era dionisíaco, exuberante y frenético, visceral y emotivo. Pero las moderadas y racionales esculturas apolíneas de Ife provenían claramente de un mundo ordenado de sofisticación tecnológica, poder sagrado y jerarquía cortesana, un mundo en todos los sentidos comparable con las sociedades históricas de Europa y Asia. Y, como ocurre con todas las grandes tradiciones artísticas, las esculturas de Ife presentan una visión particular de lo que significa ser humano. Aquí está Babatunde Lawal, profesor de Historia del Arte en la Virginia Commonwealth University:

"Frobenius alrededor de 1910 asumió que tal vez los sobrevivientes de la Atlántida perdida griega podrían haber hecho estas cabezas. Y predijo que si se encontrara una figura completa, la figura reflejaría las proporciones típicas griegas, digamos que la cabeza constituye aproximadamente una séptima parte de todo el cuerpo. Pero cuando finalmente se descubrió una figura completa en Ife, la cabeza era casi una cuarta parte del cuerpo, cumpliendo con la proporción típica que caracteriza gran parte del arte africano: el énfasis en la cabeza porque es la coronilla del cuerpo. , la sede del alma, el lugar de la identidad, la percepción y la comunicación ".

Entonces, tal vez no sea sorprendente que casi todas las esculturas de metal de Ife que conocemos, y solo hay unas 30, sean cabezas. En 1938, un asombroso grupo de 13, incluido el que se encuentra ahora en el Museo Británico, fue desenterrado en el recinto de un palacio real en Ife. La calidad de la fundición de latón fue excelente. Y ahora no cabía duda de que se trataba de una tradición totalmente africana. El 'Illustrated London News' del 8 de abril de 1939 publicó el hallazgo. Y en un artículo extraordinario, el escritor, todavía usando el lenguaje racista de los años treinta, reconoce que lo que él llama la tradición negra -palabra entonces asociada con la esclavitud y el primitivismo- debe, con las esculturas de Ife, ocupar ahora su lugar en el canon. del arte mundial. "Negro" nunca más podría usarse de la misma manera:

"No hace falta ser un conocedor o un experto para apreciar la belleza de su modelado, su virilidad, su realismo reposado, su dignidad y su sencillez. Ninguna escultura griega o romana de las mejores épocas, ni Cellini, ni Houdon, jamás produjo cualquier cosa que atrajera de forma más inmediata los sentidos, o que satisfaga de forma más inmediata las ideas europeas de la proporción ".

Es difícil exagerar la profunda inversión del prejuicio y la jerarquía que esto representó. Junto con Grecia y Roma, Florencia y París, ahora estaba Nigeria. Si quiere un ejemplo de cómo las "cosas" pueden cambiar el pensamiento, entonces el impacto de las cabezas de Ife en 1939 es, creo, tan bueno como encontrará.

La investigación actual sugiere que las cabezas que conocemos fueron hechas durante un período de tiempo bastante corto, posiblemente a mediados del siglo XV. En ese momento, Ife había sido durante siglos un importante centro político, económico y espiritual. Era un mundo de agricultura forestal, dominado por ciudades que se desarrollaron en las tierras al oeste del río Níger. Y eran los sistemas fluviales los que conectaban a Ife con las redes comerciales regionales de África Occidental y con las grandes rutas que transportaban marfil y oro a través del Sahara hasta la costa mediterránea. A cambio, llegaron metales que harían las cabezas de Ife. El mundo mediterráneo no había proporcionado a los artistas, como suponía Frobenius, simplemente las materias primas.

Las ciudades forestales estaban presididas por su gobernante principal, el Ooni de Ife. El papel del ooni no era meramente político, también tenía una gran variedad de deberes espirituales y rituales. Y la ciudad de Ife siempre ha sido el principal centro religioso del pueblo Yoruba. Todavía hoy hay un ooni que tiene un alto estatus ceremonial y autoridad moral, y cuyo sombrero todavía se hace eco del de nuestra cabeza esculpida de hace unos setecientos años.

Nuestra cabeza es casi con certeza el retrato de un ooni, pero no es del todo obvio cómo se habría utilizado tal retrato. Claramente, no estaba destinado a sostenerse por sí solo, por lo que bien podría haber sido montado en un cuerpo de madera, y hay lo que parece un orificio para un clavo en el cuello que podría haberse usado para sujetarlo. Se ha sugerido que podría haber sido llevado en procesiones, o que en ciertas ceremonias podría haber reemplazado a un ooni ausente o incluso muerto.

Alrededor de la boca hay una serie de pequeños agujeros. Nuevamente, no podemos estar muy seguros para qué son, pero posiblemente se usaron para colocar un velo de cuentas que ocultaría la boca y la parte inferior de la cara. Y sabemos que el Ooni hoy en día todavía cubre su rostro por completo en algunas ocasiones rituales, un poderoso marcador de su estado distintivo como una persona aparte, no como otros seres humanos. Y sorprendentemente nuestra escultura sugiere esta naturaleza dual: un ooni que es un hombre y también algo más. Aquí está Ben Okri de nuevo:

"Esto no es solo esculpir como representación. Creo que es realmente importante entender eso. Esto no es solo 'así es como se veía cierta persona o cierto rey', esto es más que eso. Esto es la realeza en su aspecto ritual , esto es realeza en su relación con la divinidad, esto es realeza en relación con la centralidad de los mitos de una tribu y de un pueblo. Esto es realeza como encarnación del misterioso poder de un pueblo ".

Pero hay un sentido en el que las esculturas de Ife también se han convertido en encarnaciones de todo un continente, de una África moderna que confía en sus antiguas tradiciones culturales. Aquí está Babatunde Lawal de nuevo:

Y luego, por supuesto, hoy muchos africanos, y nigerianos en particular, están orgullosos de su pasado, un pasado que fue denigrado por ser crudo, primitivo en el pasado. Y luego darse cuenta de que sus antepasados ​​no eran tan atrasados, por así decirlo, como fueron retratados, fue una doble fuente de alegría para ellos. Este descubrimiento desplegó un nuevo tipo de nacionalismo en ellos, y comenzaron a caminar erguidos, sintiéndose orgullosos de su pasado. Y luego los artistas contemporáneos ahora buscan inspiración en este pasado, para dinamizar su búsqueda de identidad en la aldea global en la que se ha convertido nuestro mundo ".

El descubrimiento del arte de Ife es, creo, un ejemplo supremo de un fenómeno cultural generalizado: que a medida que descubrimos nuestro pasado, nos descubrimos a nosotros mismos. Y más: para convertirnos en lo que queremos ser, tenemos que decidir lo que fuimos. Al igual que los individuos, las naciones y los estados se definen y redefinen a sí mismos revisando sus historias.

En el próximo programa estaremos en China, donde la interpretación de la historia siempre ha sido una parte central del debate político. Estaremos en la misma fecha que la cabeza de Ife, y con un objeto de igualmente alto estatus. pero no veremos el bronce ritual, sino la porcelana sagrada.


Igbo Ukwu

Los bronces, que datan aproximadamente del siglo IX d.C., se descubrieron en las décadas de 1930 y 1940 en Igbo Ukwu, cerca de la ciudad suroeste de Onitsha. (Ver también Arte africano.) Revelan no solo una alta tradición artística sino también una sociedad bien estructurada con amplias relaciones económicas. De particular interés es la fuente del cobre y el plomo utilizados para hacer los bronces, que puede haber sido Tadmekka en el Sahara, y de las cuentas de vidrio de colores, algunas de las cuales pueden haber venido de Venecia e India, esta última a través de rutas comerciales a través de Egipto, el valle del Nilo y la cuenca del Chad. Se cree que los bronces formaron parte del mobiliario de la cámara funeraria de un alto personaje, posiblemente un precursor de la eze nri, un sacerdote-rey, que tuvo poder religioso pero no político en gran parte de la región habitada por igbo hasta bien entrado el siglo XX.


# 2 MAYOR GENERAL JOHNSON AGUIYI IRONSI (1924-1966))

El régimen del general de división Aguiyi Ironsi puso fin a la primera república. Fue el primer presidente militar de Nigeria. Gobernó desde el 16 de enero de 1966 hasta el 29 de julio de 1966.

Johnson Thomas Umunnakwe Aguiyi Ironsi nació el 3 de marzo de 1924. Tuvo su educación primaria y secundaria en Umuahia y Kano. En 1942, se incorporó al ejército nigeriano a la edad de 18 años, con el rango de soldado raso del 7º batallón.

Fue ascendido en 1946 al rango de Sargento Mayor. ¿Sabías que Aguiyi Ironsi fue ascendido a Capitán en 1953 y ascendido a Mayor en 1955? ¡Ahora lo sabes!

Más tarde, en 1965, Aguiyi Ironsi fue ascendido al rango de General de División. Se convirtió en el primer nigeriano en encabezar todo el ejército el 29 de febrero de 1966. Reconstruyó Nigeria sobre la base de la promulgación del decreto de unificación No. 34 de 1966 que convirtió a Nigeria en un estado unitario.

Rompió la verdadera estructura federal de Nigeria, donde todas las regiones eran autónomas, estas regiones obtuvieron ingresos y los problemas se resolvieron rápidamente. Su cambio de estructura arruinó esto.

El general de división Aguiyi Ironsi fue el primer presidente de Nigeria que murió en el cargo.


The Gele- Headwrap nigeriano- Pieza de moda con historia

El Gele es un Headwrap tradicional nigeriano. Se usa en ocasiones especiales como accesorio de la tradicional & # 8216iro & # 8217 (una falda envolvente) y & # 8216buba & # 8217 (una blusa holgada). Gele generalmente está hecho de tela pesada o rígida que se puede envolver y moldear en una forma específica. Las telas de Suiza y Austria son muy populares, pero la más popular e indígena de los yoruba es la & # 8216aso oke & # 8217. Aso Oke es originalmente una tela ceremonial tejida localmente en Nigeria y se compone comúnmente de hilos de algodón y / o seda. Aso Oke también se usa para hacer Iro y Buba, pero generalmente para ocasiones muy especiales como el vestido de novia de las novias.

Al crecer en Nigeria, atar el gele siempre fue un signo de una próxima ocasión especial. Mi madre, que admite ser inepta en este admirable arte, siempre contaba con la ayuda de un amigo cercano o vecino antes de una fiesta. Después de muchos intentos fallidos de mi madre, estas mujeres se precipitaron y ataron el Gele en 5 minutos. Para una niña flaca de seis años, no hay nada más hermoso que ver a tu madre luciendo como una reina. El gele significaba más para mí que una tiara o una corona real. Fue la máxima expresión de la feminidad. Tal vez fueron los brillantes metálicos del aso oke, o los tonos brillantes del Gele, lo que hizo que las mujeres se vieran tan glamorosas, pero fue empoderador y me hizo sentir orgullosa de ser mujer en una sociedad que celebraba el dominio y la superioridad de los hombres.

Gele es un signo de importancia y estatus social. Es, en esencia, la corona de la mujer nigeriana. En los años ochenta, las diversas comedias de situación de Nigeria siempre tenían un personaje de & # 8216business woman & # 8217 luciendo un gele experto atado. Una de esas mujeres fue el personaje & # 8216Madam & # 8217 de la serie, Basi & amp Company, creada por el difunto Ken Saro-Wiwa. Ella era una mujer de medios, cada semana cayendo presa de uno de los planes de Basi & # 8217s & # 8216get-rich-quick & # 8217. Ella usaba su gele todo el tiempo, sin importar cuán brillante o extravagante fuera. Era un signo de ostentación extravagante, en un momento en el que se estaban haciendo millonarios, parecía casi a diario en una Nigeria de veinte y tantos años.

El moderno Gele
Hoy en día, el gele, al igual que la cultura tradicional nigeriana, ha sido renovado y celebrado. Una explosión de creatividad, combinada con nuestro orgullo cultural innato, significa que las mujeres están tratando al Gele no solo como un accesorio, sino a veces como el foco principal de su atuendo. Gele ahora viene con bordes festoneados, diseños cortados con láser, efectos de dos tonos hechos a mano, con incrustaciones de Swarovski, pintados a mano, bordados, con lentejuelas y cualquier otro diseño estético que puedas imaginar.
Gele Tying es ahora un servicio proporcionado por la mayoría de maquilladores y / o salones en Nigeria o comunidades nigerianas en todo el mundo.

Bodas
Durante la preparación de mi ceremonia de boda tradicional, mi madre, su & # 8216comité & # 8217 de expertos planificadores de bodas y yo, examinamos cientos de muestras de telas antes de decidirme por mi gele. Aunque sabía exactamente lo que quería, esto era necesario ya que el Gele para su boda generalmente está hecho a medida. Dado que el novio era de una parte diferente del país y tiene sus propias tradiciones, me puse dos tipos de atuendos ese día, es decir, dos Geles diferentes. Como oda a mi propia tribu, los Yorubas, usé un & # 8220aso oke & # 8221 gele (para acompañar el & # 8220aso oke & # 8221 & # 8220iro & # 8221 y & # 8220buba & # 8221) para la ceremonia, como durante el ceremonia el novio llega a pedir formalmente la mano de la novia a su familia. Para las celebraciones posteriores a la ceremonia usé el atuendo tradicional de la familia de mi esposo, que requería un & # 8220gele sego & # 8221. En mi cultura, cuando una mujer se casa, entra en una nueva familia y adopta sus costumbres y tradiciones como propias. Usar su atuendo, es una forma de mostrar mi deseo de adoptar su cultura y ser parte de su familia.

El gele es cada vez más significativo. A medida que más mujeres nigerianas se enorgullecen de su cultura y tradiciones, el atuendo se convierte en una gran parte de su estilo de vida. Las mujeres nigerianas se enorgullecen de su apariencia, y el gele es su gloria suprema. El gele puede ser extravagante o recatado, dependiendo de quién lo esté atando y para qué ocasión lo use. Desde los estilos conservadores de mi madre, pasando por el disfraz cómicamente extravagante de & # 8220Madam & # 8221, hasta nuestras coronas siempre de moda en la actualidad, no hay duda de que el gele es una expresión audaz de feminidad. En los años ochenta, las mujeres occidentales tenían el traje de poder, las mujeres nigerianas tenían el Gele. Esta es una costumbre que espero nunca se desvanezca.

Teniola Adunni GioKabari es una experta en belleza nigeriano-británica que vive en Londres.


El papel de la mujer nigeriana

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Desde la época precolonial hasta principios del siglo XXI, el papel y la condición de la mujer en Nigeria ha evolucionado continuamente. Sin embargo, la imagen de un grupo desamparado, oprimido y marginado ha socavado su debido estudio y se ha otorgado poco reconocimiento a las diversas funciones integrales que las mujeres nigerianas han desempeñado a lo largo de la historia.

En el período precolonial, las mujeres desempeñaron un papel importante en las actividades sociales y económicas. La división del trabajo se basaba en el género y las mujeres controlaban ocupaciones como el procesamiento de alimentos, el tejido de esteras, la alfarería y la cocina. Además, la tierra es de propiedad comunal y las mujeres tienen acceso a ella a través de sus maridos o padres. Aunque un hombre era el cabeza de familia en un sistema patrilineal, las mujeres mayores tenían el control del trabajo de los miembros más jóvenes de la familia.

Las mujeres también eran fundamentales para el comercio. Entre los yoruba, eran las principales figuras del comercio a larga distancia, con enormes oportunidades para acumular riqueza y adquirir títulos. Los más exitosos de ellos se alzaron con el prestigioso título de cacique de iyalode, una posición de gran privilegio y poder.

En política, las mujeres no eran tan dóciles o impotentes como la literatura contemporánea tiende a describirlas. La unidad básica de organización política era la familia, y en el arreglo matrifocal común, que permitía a una mujer ganar una autoridad considerable sobre sus hijos, una mujer y su descendencia podían formar un bloque importante en el hogar. El poder y los privilegios en un hogar también se basaban en la edad y el género, lo que permitía que las mujeres mayores tuvieran voz en muchos temas. Debido a que los ámbitos público y privado estaban entrelazados, la capacidad de una mujer para controlar los recursos y las personas en un hogar era al mismo tiempo un ejercicio de poder público. Podría utilizar la producción de alimentos para ganarse el respeto. Podía controlar a sus hijos e influir en los hombres a través de este poder. Podía evocar el poder del espíritu o los dioses a su favor. O simplemente podría retirarse y usar la cocina como su propio domicilio personal para interactuar con sus colegas, amigos e hijos.

Más allá del nivel del hogar, el poder estaba generalmente dominado por los hombres, pero en muchas áreas se otorgaban títulos específicos a las mujeres. La reina madre, un título poderoso entre los edo y los yoruba, podía otorgarse a la madre del rey oa una mujer libre de considerable estatura. En su propio palacio, la reina madre presidía las reuniones, con el apoyo de los titulares subordinados. Las leyendas yoruba y hausa describen períodos en los que las mujeres eran reyes o heroínas reales. Mujeres como Moremi de Ile-Ife y Amina de Zaria son figuras legendarias notables, al igual que las poderosas reinas de las historias de Ondo y Daura.

La amenaza más seria a la influencia y los privilegios de las mujeres ocurrió durante el siglo XX, cuando el patriarcado se combinó con cambios coloniales para alterar las relaciones de género. A medida que los jefes masculinos colaboraban con la administración colonial británica en la recaudación de impuestos y el gobierno, la posición de las jefas declinaba en importancia. Cuando la economía se orientó cada vez más hacia la producción de cultivos comerciales para la exportación, los hombres nigerianos y las empresas europeas dominaron la distribución de caucho, cacao, maní (maní) y aceite de palma. Las mujeres, relegadas a un segundo plano, se vieron obligadas a dedicarse a la producción de cultivos de subsistencia. Un sistema anterior de tenencia de la tierra que había evitado la enajenación de la tierra dio paso a la comercialización de la tierra, lo que favoreció a quienes tenían acceso al dinero obtenido con la venta de cultivos comerciales. La educación de estilo occidental también favoreció a los niños sobre las niñas y, por lo tanto, excluyó en gran medida a las mujeres de muchas de las nuevas ocupaciones introducidas por el colonialismo.

La agencia de cambio más poderosa para la mujer moderna ha sido el sistema de educación formal de Nigeria, del que ha surgido un gran número de mujeres de élite. Inteligentes, educados y confiados, se pueden encontrar en todas las ocupaciones principales; ahora desafían muchos aspectos del patriarcado y se están organizando gradualmente para garantizar que la arena política se expanda lo suficiente para acomodarlos.


Cronología prehistórica

  • ¿Preclásico (también conocido como Pre-Pavimento),? - Siglos XI
  • Clásico (pavimento), siglos XII-XV
  • Postclásico (post-pavimento), siglos XV-XVII

Durante su apogeo de los siglos XII-XV EC, Ile-Ife experimentó una fluorescencia en las artes del bronce y el hierro. En Ife se han encontrado hermosas esculturas naturalistas de terracota y aleación de cobre realizadas durante los primeros períodos. Esculturas posteriores son de la técnica de latón a la cera perdida conocida como bronces de Benin. Se cree que los bronces representan a gobernantes, sacerdotes y otras personas notables durante el florecimiento de la ciudad como potencia regional.

También fue durante el período Clásico Ile Ife que la construcción de pavimentos decorativos, patios al aire libre pavimentados con tiestos de cerámica. Los tiestos estaban colocados en el borde, a veces en patrones decorativos, como espina de pescado con vasijas rituales incrustadas. Las aceras son exclusivas de los yoruba y se cree que fueron encargadas por primera vez por la única mujer rey de Ile-Ife.

Los edificios del período Ife en Ile-Ife se construyeron principalmente con ladrillos de adobe secados al sol, por lo que solo han sobrevivido unos pocos restos. Durante el período medieval, se erigieron dos murallas de tierra alrededor del centro de la ciudad, lo que convirtió a Ile-Ife en lo que los arqueólogos llaman un asentamiento fortificado. El centro real tenía una circunferencia de aproximadamente 2.5 millas, y su muro más interno rodea un área de unas tres millas cuadradas. Una segunda muralla del período medieval rodea un área de unas cinco millas cuadradas, ambas murallas medievales son

15 pies de alto y 6.5 pies de grosor.


Pruebas sobre fragmentos de cráneo ponen en duda la historia del suicidio de Adolf Hitler

En innumerables biografías de Adolf Hitler se narra la historia de sus últimas horas en la versión tradicional: suicidándose con Eva Braun, se tomó una pastilla de cianuro y luego se pegó un tiro el 30 de abril de 1945, cuando los rusos bombardearon Berlín.

Algunos historiadores expresaron dudas de que el Führer se hubiera disparado a sí mismo, especulando que los relatos de la muerte de Hitler habían sido embellecidos para presentar su suicidio en una luz adecuadamente heroica. Pero un fragmento de cráneo, completo con un agujero de bala, que fue sacado del búnker por los rusos y exhibido en Moscú en 2000, pareció resolver la discusión.

Hasta ahora. A raíz de nuevas revelaciones, es posible que las historias de la muerte de Hitler necesiten ser reescritas, y dejarlas abiertas. Investigadores estadounidenses afirman haber demostrado que el fragmento de cráneo, conservado en secreto durante décadas por la inteligencia soviética, pertenecía a una mujer menor de 40 años, cuya identidad se desconoce. Los análisis de ADN realizados en el hueso, ahora en poder del Archivo Estatal Ruso en Moscú, han sido procesados ​​en el laboratorio de genética de la Universidad de Connecticut. Los resultados, transmitidos en los EE. UU. Por un documental de History Channel, Escape de Hitler, científicos asombrados.

Según el arqueólogo y especialista en huesos de Connecticut Nick Bellantoni, estaba claro desde el principio que algo andaba mal. "El hueso parecía muy delgado, el hueso masculino tiende a ser más robusto", dijo. "Y las suturas donde se juntan las placas del cráneo parecían corresponder a alguien menor de 40 años". En abril de 1945, Hitler cumplió 56 años.

Bellantoni había volado a Moscú para inspeccionar los horripilantes trofeos de Hitler en el Archivo Estatal, que incluían el fragmento de cráneo y manchas de sangre del sofá del búnker en el que se creía que Hitler y Braun se habían suicidado. Solo se le permitió una hora con el tesoro de Hitler, tiempo durante el cual aplicó hisopos de algodón y tomó muestras de ADN. "Tenía las fotos de referencia que los soviéticos tomaron del sofá en 1945 y estaba viendo exactamente las mismas manchas en los fragmentos de madera y tela frente a mí, así que sabía que estaba trabajando con la cosa real".

Luego, las muestras se enviaron en avión de regreso a Connecticut. En el centro de genética aplicada de la universidad, Linda Strausbaugh cerró su laboratorio durante tres días para trabajar exclusivamente en el proyecto Hitler. "Usamos las mismas rutinas y controles que se hubieran usado en un laboratorio criminalístico", dijo. Para su sorpresa, se extrajo una pequeña cantidad de ADN viable. Luego replicó esto a través de un proceso conocido como copia molecular para proporcionar suficiente material para el análisis. "Tuvimos mucha suerte de obtener una lectura, a pesar de la cantidad limitada de información genética", dijo.

El resultado fue extraordinario. Según testigos, los cuerpos de Hitler y Braun habían sido envueltos en mantas y llevados al jardín a las afueras del búnker de Berlín, colocados en el cráter de una bomba, rociados con gasolina y prendidos en llamas.

Pero el fragmento de cráneo que los rusos desenterraron fuera del Führerbunker en 1946 nunca podría haber pertenecido a Hitler. El ADN del cráneo era indiscutiblemente femenino. La única prueba física positiva de que Hitler se había disparado a sí mismo de repente se había vuelto inútil. El resultado es un misterio reabierto y, para los teóricos de la conspiración, la tentadora posibilidad de que Hitler no muriera en el búnker.

Durante décadas después de la guerra, el destino del cadáver de Hitler estuvo envuelto en secreto. No se hizo pública ninguna imagen o película. Cuando el ejército soviético aseguró el control de Berlín en mayo de 1945, los especialistas forenses rusos bajo el mando de la unidad de contrainteligencia Smersh (un acrónimo de "Muerte a los espías") desenterraron lo que se presume que era el cuerpo del dictador fuera del búnker y realizaron un cargo -examen mortem a puerta cerrada. Una parte del cráneo estaba ausente, presumiblemente volado por el disparo suicida de Hitler, pero lo que quedaba de su mandíbula coincidía con sus registros dentales, un hecho supuestamente confirmado cuando los rusos mostraron su trabajo dental sobreviviente a los asistentes capturados del dentista de Hitler. La autopsia también informó que Hitler, como se había rumoreado, tenía un solo testículo.

Pero Stalin seguía sospechando. En 1946 se envió una segunda misión secreta a Berlín. En el mismo cráter en el que se recuperó el cuerpo de Hitler, el nuevo equipo encontró lo que creía que era el fragmento de cráneo perdido con una herida de bala que lo atravesaba. Los rusos también se llevaron fragmentos del sofá ensangrentado de Hitler.

Incluso esto no satisfizo a Stalin, quien impuso una orden de secreto sobre todos los asuntos relacionados con la muerte de Hitler. Desconocido para el mundo, el cadáver de Hitler fue enterrado en un centro Smersh en Magdeburg, Alemania Oriental. Allí permaneció mucho después de la muerte de Stalin en 1953. Finalmente, en 1970, la KGB desenterró el cadáver, lo incineró y esparció secretamente las cenizas en un río. Solo la mandíbula, el fragmento de cráneo y los segmentos del sofá manchados de sangre se conservaron en los archivos profundos de la inteligencia soviética. El búnker fue destruido en 1947 y finalmente pavimentado. Luego, en 2000, el Archivo Estatal Ruso en Moscú organizó una exposición, La agonía del Tercer Reich. Se mostró el fragmento de cráneo, pero solo se vieron fotografías de la mandíbula de Hitler. El jefe del archivo, Sergei Mironenko, dijo que no tenía dudas de que el fragmento de cráneo era auténtico. "No es sólo un hueso que encontramos en la calle, sino un fragmento de un cráneo que se encontró en un agujero donde había sido enterrado el cuerpo de Hitler", dijo.

A raíz de los hallazgos de Bellantoni y Strausbaugh, la confianza de Mironenko estaba claramente fuera de lugar. Pero, ¿podría el fragmento de cráneo pertenecer a Eva Braun, quien murió a los 33 años y fue colocada junto a su amado Führer en el mismo cráter? "Sabemos que el cráneo corresponde a una mujer de entre 20 y 40 años", dijo Bellantoni, pero es escéptico sobre la tesis de Braun. "No hay informes de que Eva Braun se haya disparado a sí misma o que le hayan disparado después. Podría ser cualquier persona. Mucha gente murió en la zona del búnker".

Sesenta y cuatro años después, el mundo aún no sabe lo que sucedió realmente en el búnker de Hitler el 30 de abril de 1945.

Uki Goñi es autor de The Real Odessa (Granta), sobre la fuga de los criminales de guerra nazis de Europa.


Datos sobre nuestros foros

Recientemente, agregamos una plataforma en la que los nigerianos pueden expresar sus puntos de vista, cualquiera puede hablar con los nigerianos y el resto del mundo de forma gratuita & # 8211 compartir sus puntos de vista sobre la política en Nigeria, hechos sobre Nigeria & # 8217s presidente, lo que usted siente que necesita ser arreglado. en este país y cómo hacerlo. Entonces mi trabajo será amplificar tu voz para que el mundo te escuche alto y claro.

Tenemos todos los hechos sobre el colonialismo nigeriano por parte de los británicos,
y todo lo que necesitarías saber sobre
La cultura nigeriana y la forma de vida de la gente.
Desde el código de vestimenta hasta datos sobre las relaciones nigerianas y cómo casarse con una hermosa niña nigeriana & # 8230 e incluso consejos sobre cómo preparar alimentos nigerianos inteligentes y deliciosos.
Este sitio web es exclusivamente información sobre Nigeria.
Esperamos reunir una fuente de información completa para los nigerianos para que pueda encontrar fácilmente el lugar para comprar carne de animales silvestres en Owerri, o donde pueda obtener las computadoras portátiles más baratas en Nigeria.


Jefes de Estado blanqueados de Nigeria: el general Muhammadu Buhari

Los famosos motines de Nigeria de julio de 1966 se graduaron summa cum laude, y sus distinciones les valieron puestos en el Gobierno. El conjunto fue responsable de todos los gobiernos militares de Nigeria desde entonces hasta la cuarta república. Uno de los graduados famosos de este grupo amotinado que escapó del castigo por sus crímenes contra el estado nigeriano fue Muhammadu Buhari, el comerciante anticorrupción de Nigeria.

Muhammadu Buhari

Buhari es un hombre fulani de Daur a, noreste de Nigeria. Nació el 17 de diciembre de 1942 como el último de los 13 hijos de su madre y el último de los 23 hijos de su padre (1). Su padre, Hardo Adamu, era el jefe fulani de una aldea cercana a Daura llamada Dumurkol. Después de que su padre murió cuando él tenía solo cuatro años, su madre, Hajia Zulaihatu Musa, lo crió. Asistió a la escuela secundaria provincial de Katsina con Shehu Musa Yar’Adua, y los dos eran amigos de la infancia que vivían en el mismo dormitorio (2). Buhari se sintió motivado a unirse a las Fuerzas Armadas después de que el Emir de Kano les dijera una vez que “si los soldados pudieran derrocar una línea de reyes descendientes directamente del profeta, podría suceder en cualquier parte. Entonces decidimos unirnos al ejército ”(3).

Buhari recibió entrenamiento militar en Kaduna, así como en Gran Bretaña, India y Estados Unidos. Jugó un papel de participante activo en el motín de julio de 1966. Como otros alumnos de la clase de julio, procedió a participar en una toma de posesión del gobierno. Estuvo involucrado en el golpe militar que derrocó a Yakubu Gowon en 1975 y fue nombrado gobernador militar del estado del noreste (ahora Borno) ese mismo año. Fue nombrado comisionado federal de recursos petroleros por el general Olusegun Obasanjo, quien se convirtió en jefe de estado militar cuando el sucesor de Gowon, Murtala Mohammed, fue asesinado en 1976. En 1977, Buhari se había convertido en secretario militar en el Cuartel General Supremo Militar, que era la sede de Gobierno. En septiembre de 1979 había regresado a sus deberes militares regulares y estaba al mando de una división con base en Kaduna. Aunque (el) gobierno civil había regresado a Nigeria en 1979 con la elección de Shehu Shagari, la insatisfacción con las pésimas condiciones económicas y lo que los militares percibieron como políticos corruptos llevaron a otro golpe militar el 31 de diciembre de 1983, con Buhari elegido como el nuevo jefe de estado (4).

El disciplinado, duro y estoico brigadier (más tarde general de división) Tunde Idiagbon, fue nombrado adjunto de Buhari, como Jefe del Cuartel General Supremo (5).

La primera venida de Buhari

Entre 1979 y 1983, los militares actuaron esencialmente como un gobierno en espera. El ejército se veía a sí mismo como un custodio nacional y un equipo de rescate de emergencia que podía deponer al gobierno civil en cualquier momento en que el público se cansara de sus políticas. El ejército se veía a sí mismo como la solución a la recesión económica de Nigeria bajo un gobierno democrático, aunque a menudo se contradice a largo plazo (6). Cuando los militares regresaron en diciembre de 1983, el anuncio de Sani Abacha proclamó que la misión de los militares estaba cumpliendo su "papel nacional como promotores y protectores de nuestro interés nacional" al acabar con un "liderazgo corrupto e inepto" que había precipitado la "grave situación económica de los últimos cuatro años ”(7). Para los soldados que todavía están en el ejército solo porque no castigaron sus actos de indisciplina en 1966, fue bastante impactante escuchar un pronunciamiento de moralidad superior de los usurpadores de la democracia que iban a proteger al país en la batalla.

Tan pronto como comenzó la segunda república de Shagari, había planes para recuperar el gobierno del gobernante elegido democráticamente de Nigeria. Los proclamados promotores del interés nacional de Nigeria amplificaron los males de la administración Shagari para reunir a la opinión pública en su contra, lo que se denominó cebo golpista. El ejército no estaba solo en esta práctica, tenían cómplices civiles. El presidente Shagari afirmó que después de su reelección (en 1983), los políticos de oposición frustrados que perdieron las elecciones (1983) bailaron e incitaron a los oficiales del ejército a deponerlo mediante (un) golpe militar (8). Uno de los actores del cebo fue M.K.O Abiola, un rico político del suroeste de Nigeria que era miembro del Partido Nacional de Nigeria (NPN) de Shagari. La NPN tenía un elaborado sistema de zonificación para distribuir las carteras gubernamentales, incluida la presidencia. Abiola esperaba que al finalizar el primer mandato de Shagari, ubicarían la Presidencia en el sur para que él pudiera beneficiarse. Él estaba equivocado. Abiola se retiró de la política poco después, exasperada (9).

Abiola había sido un amigo cercano del oficial del ejército Ibrahim Babangida durante más de dos décadas. Su imperio editorial lanzó frecuentes ataques mordaces contra el gobierno para desacreditarlo lo suficiente como para preparar psicológicamente al público para su reemplazo por un régimen militar (10). Babangida reveló mucho después que “no lo hubiéramos podido hacer sin colaboradores de la sociedad civil, colaboradores de los medios, colaboradores entre las personas que tienen los medios (11)”. Abiola apoyó el golpe dando forma a la opinión pública y financiándola. Shagari también fue informado por sus ayudantes de que existía la posibilidad de un golpe inminente. Shagari no solo fue lento en castigar a los políticos errados, sino que también dudaba en la observación. Shagari asumió que los oficiales superiores se aferraron a las lealtades regionales y étnicas, Shagari aparentemente no parecía estar en gran peligro. Durante el mandato de Shgari, todos los altos funcionarios militares y de seguridad eran de su ciudad natal de Sokoto o de Kaduna, excepto Sunday Adedayo Adewusi, el inspector general de policía que era del estado suroeste de Oyo. Si Shagari hubiera analizado golpes anteriores, habría notado que casi siempre los había llevado a cabo el mismo grupo de militares. Si Shagari hubiera decidido activamente durante su primer mandato, hubiera actuado de manera decisiva en su puesto de Comandante en Jefe de las fuerzas armadas de Nigeria y hubiera retirado a estos hombres, su gobierno podría haber sobrevivido (12).

Una incidencia particular que se destacó fue un enfrentamiento entre Shagari y Buhari. En 1983, Buhari estaba a cargo de las tropas nigerianas enviadas para evitar la infiltración de rebeldes armados de Chad. Después de que los insurgentes se retiraron al territorio chadiano, el comando de Buhari fue retirarse. Aún así, procedió a la zona de Chad, alegando que cuál era el punto de reprimir a los rebeldes cuando pueden regresar para infiltrarse en Nigeria. Shagari tuvo que involucrar a los oficiales superiores tenientes generales Jalo y Wushishi para ordenarle que se retirara (13). La conducta de Buhari fue una bofetada al Comandante en Jefe de las fuerzas armadas y un acto de insubordinación. Pero Buhari no fue castigado y se volvió frío con Shagari, lo que obligó al ministro de Transporte, Umar Dikko, a poner a Buhari bajo vigilancia (14). Poco después de las elecciones presidenciales de 1983, Shagari recibió informes de seguridad sobre movimientos no autorizados de tropas bajo el mando de Buhari. Llamó a las autoridades chinas de Lagos y lo confrontó con la acusación de que estaba tramando un golpe. Buhari prontamente saludó y negó que estuviera conspirando para derrocar a Shagari (15). Un escenario similar se desarrolló a fines de 1983 cuando Babangida y el coronel Aliyu fueron a visitar a Shagari por la noche, asegurándole repetidamente la lealtad del ejército (16). Para apaciguar aún más a los soldados inquietos a principios de 1983, Shagari ascendió a siete de ellos de brigadier a generales de división. Los siete beneficiarios fueron Muhammadu Buhari, Ibrahim Babangida, Mamman Vatsa, Anthony Hananiya, Alfred Aduloju, Mohammed Jega y Zamani Lekwot (17). No fue suficiente para calmar a los disidentes.

A pesar de que la Sección 1 (2) de la Constitución de 1979 prohíbe el golpe, los amotinados: Ibrahim Babangida, Sani Abacha, Tunde Idiagbon, Sambo Dasuki, Aliyu Mohammed, Muhammadu Buhari, Ibrahim Bako, Halilu Akilu, David Mark, Jonathan Tunde Ogbeha, Abdulmumini Aminu, Lawan Gwadabe, Mustapha Haruna Jakolo y otros soldados de todo el país el 31 de diciembre se abrieron paso al poder en un golpe de estado casi incruento. Shagari se ocultó de inmediato, pero salió y se sometió a la custodia oficial solo después de que el ejército le garantizara su seguridad (18). En una irónica intriga política, uno de los no familiares que visitó a Shagari durante la detención fue M.K.O Abiola (19).

Aunque Buhari afirmó que no sabía que iba a convertirse en HOS, su anuncio como HOS se produjo el 1 de enero de 1984 (20).

La administración Buhari-Idiagbon

La administración de Buhari se declaró a sí misma como una “rama” del gobierno de Murtala-Obasanjo de finales de los setenta, el régimen depuró el escalón más alto de las Fuerzas Armadas, retirando a todos los oficiales del rango de Mayor General equivalente o superior en el momento del golpe. . Eso no fue todo. También se jubilaron algunos oficiales de menor rango, incluido el capitán M Bala Shagari, hijo del ex presidente. Su hermano menor, Musa, también fue expulsado de la escuela secundaria AirForce en Jos. Buhari detuvo a la mayoría de los líderes políticos de la Segunda República, acusándolos de indisciplina y libertinaje. Por primera vez en la historia de Nigeria, las organizaciones de seguridad del país rastrearon presuntos actos de corrupción a través de la Oficina de Investigaciones Especiales antes de los juicios formales de estilo militar en Bonny Camp. Como había sido la práctica de varios regímenes militares anteriores, se estableció un tribunal militar especializado en recuperación de activos en todo el país. La administración lanzó un programa de “Guerra contra la indisciplina” (WAI) el 20 de marzo de 1984. Dicha indisciplina incluyó en general la falta de limpieza ambiental, la falta de modales (como no ocupar su lugar en las colas), la corrupción, el contrabando, la profanación de la bandera y deslealtad al himno (21).

El Gobierno Militar Federal (FMG) cerró las fronteras de Nigeria inmediatamente después del golpe, impidiendo que los antiguos líderes civiles abandonaran el país. Esto ayudó a la administración de Buhari-Idiagbon a arrestar a más de 475 políticos y empresarios por corrupción, incluidos Alex Ekwueme, Emeka Ojukwu, Anthony Enahoro, Bola Ige, Abubakar Rimi, Ambrose Alli y una serie de otros políticos (22, 23). Algunos de los detenidos recibieron penas de prisión de 20 a 200 años (24). Hubo reacciones encontradas a la postura anticorrupción de Buhari. Muchos sintieron que el régimen inicialmente popular estaba siguiendo una estrategia vengativa y distractora para proteger a algunos confabulados mientras mostraba las aparentes deficiencias de los enemigos percibidos (25). La administración de Buhari-Idiagbon, por ejemplo, se montó sobre la espalda de políticos descontentos de la NPN. Estos soldados fueron beneficiarios de la corrupción perpetrada por la administración Shagari, y todos ellos nunca enfrentaron cargos de corrupción. La luz de corrupción de Buhari era una vela que ardía en todas partes excepto en sus raíces. In addition to this, the use of military tribunals, absence of appeal rights to higher courts, suspension of the suspects’ presumption of innocence, and incredibly long sentences, robbed them of the legitimacy and political capital (26). Ironically, despite evidence showing that some of the suspects mismanaged public funds, the draconian style of justice adopted by the administration earned the looters public sympathy rather than disgrace. People saw them as victims of an autocratic government. The mismanagement of the Dikko Affair tilted public opinion against the administration.

Umar Dikko: Diplomatic Baggage

Alhaji Umaru Abdurrahman Dikko was the Transport Minister under the administration of his brother-in-law, Shagari. In the late 1960s, Dikko played an instrumental role as a young politician in gathering public opinion in the north against the regime of Aguiyi-Ironsi. Born in Wamba, a village close to Zaria in Kaduna State, Dikko had previously served as commissioner for finance and commissioner for information in North Central State (Kaduna) under the Gowon regime. In 1979, Dikko vied for a seat at the Senate and lost, before being appointed as a minister. Dikko was the embodiment of civilian corruption in the second republic and a continuation of the injustice instituted by the mutineers of July 1966, whereby a person is innocent as long as their kin stayed in power. No politician symbolised the graft and avarice under Shagari’s government more than Dikko, who allegedly mismanaged about N4 billion of public fund meant for the importation of rice (27), increasing food scarcity that was widespread in the country. Dikko also reserved importation licences for members of the NPN (28). As if all of these were not enough, Dikko contributed to a national discourse on the poverty rate in Nigeria by saying that things were not so bad, since all Nigerians were not eating out of dustbins.

Riling civilians was not enough, Dikko also got in the bad books of soldiers, especially after he started surveilling Buhari, and recommended that Buhari should be retired by Shagari (29). When Buhari took over, it was only a question of when, and not if Buhari will deal with him. Sensing danger, Dikko fled to London. Buhari, unyielding to intelligent reasoning, and belligerent to diplomatic ties, went after Dikko.

In July 1984, in what was a high-risk move, the Buhari government — allegedly assisted by Israeli intelligence (Mossad) — unsuccessfully attempted to kidnap Dikko from a flat in London. Dikko was grabbed while taking a stroll, bundled into a van, intubated and placed on ventilator support supervised by an Israeli anesthesiologist, then put into a crate and taken to the Stansted airport outside London. The box Dikko was bundled in was labelled “diplomatic baggage”.

Just before embarkation on a Lagos bound cargo plane, British Police and Customs Officers — already alerted by Dikko’s assistant who witnessed the kidnap from her window — aborted the heist. The incident created a diplomatic storm and even resulted in tit-for-tat seizures of Nigerian and British Airways aircraft in London and Lagos. High Commissioners to both countries were withdrawn — and remained so until February 1986 (30).

The botched kidnap also complicated Nigeria’s economic relations at a time of falling oil prices and worsening financial conditions. The British Prime Minister, Margaret Thatcher, responded to Nigerian government requests of debt rescheduling by threatening to publish the names of prominent Nigerians whose bank account balances in the UK were sufficient to pay off Nigeria’s national debt. This would have compromised the legitimacy of past and present highly placed officials (31). Umaru Dikko never served a jail term for his crimes, and even took a claim to Human Rights Violation Investigations Commissions (the famous Oputa panel) for his rough handling by the Buhari administration. Dikko died in 2014.

Human Rights under Buhari

Buhari like other military administrators did not take a liking for the press. While some have managed to hide their dislike for press freedom, Buhari made his very obvious. It was not just the press that bothered Buhari, pressure-groups and trade unions joined in the attack against his rule. Some of the policies that made Nigerians appreciate the Buhari administration in its early days were beginning to lose their appeal. The War Against Indiscipline had become deeply authoritarian, as the government continued to demolish shack shops which were the sources of income for many families, without giving an alternative. Many petty traders and artisans were rendered jobless due to the extreme measures put in place for the execution of the WAI, and the citizens were tired of it. The hope of the common man was in trade union and the media, and when Buhari started clamping down on them, it signalled the beginning of the end.

The State Security (Detention of Persons) Decree Number 2 of 1984 gave the Chief of Staff, Supreme Headquarters (Major General Idiagbon) the power to detain anyone labelled a security risk for up to six months without trial. Decree Number 4 of 1984 was promulgated to prevent journalists from reporting news that could potentially embarrass government officials. Nduka Irabor and Tunde Thompson (popular Nigerian journalists) were convicted under the decree. Some high visibility special interest groups, including the National Association of Nigerian Students (NANS) and Nigerian Medical Association (NMA), ran afoul of the government and were outlawed. The Labour Congress was banned from undertaking strike action (32).

Economic Mismanagement

For an administration that promised to revitalise Nigeria’s economy, the Buhari-Idiagbon administration was an eyesore. To address economic issues, Buhari introduced austerity measures. He closed the country’s borders — which were not reopened until March 1st, 1986 -and expelled illegal aliens. Severe limitations were placed on imports. Smuggling and foreign exchange offences were viewed as acts of economic sabotage — with severe penalties. Unfortunately, accompanied by high inflation, these measures made business difficult for import-dependent local businesses. Many workers were retrenched in public and private sectors at a time prices of elementary food items, caused in part by famine, were rising.

Although many Nigerian citizens had initially welcomed Buhari’s efforts to root out corruption and improve societal values, the repressive measures employed by his regime, against a backdrop of continuing economic troubles, led to discontent (33).

Soldier go, Soldier come

As the Buhari-Idiagbon struggled to control its image with Nigeria’s poor citizens, it also torched top politicians and influential citizens. The Buhari government humiliated several important personalities and opinion leaders in the country. The Ooni of Ife and Emir of Kano were publicly cautioned and restricted to their domains after they paid a visit to Israel, a country with which Nigeria did not have diplomatic relations at the time, dating back to Organisation of African Unity (OAU) actions in solidarity with Egypt during the 1983 Arab-Israeli war. A team of soldiers was sent to the Park Lane residence of Chief Awolowo in Apapa where they proceeded to ransack the premises, searching for nothing in particular. Sheikh Mahmoud Gumi, a revered Muslim cleric, was allegedly removed from the chairmanship of the Nigerian Pilgrims Board, his salary terminated, and official car impounded — ostensibly because he disagreed with the decision to execute cocaine traffickers (34).

The officers who could have maintained Buhari’s public image were also being cut away from his government, especially by Tunde Idiagbon. The real problem, however, was a profound personality clash and divergence of expectations and priorities among the officers (and civilians) who initially conspired to effect (or benefit from) the removal of President Shagari in 1983. Indeed, Buhari, although involved in that plot, was not an insider and was not critically operationally active by his posting at the time in Jos — away from centres of power. It has since come to light that he may have owed his emergence as the new C-in-C on January 1, 1984, to the near solo effort of Major Mustafa Jokolo of the Military Police who later became his ADC. Jokolo reportedly convinced his fellow middle-ranking inner circle storm troopers in Lagos to adopt the ascetic and relatively clean Buhari. Jokolo’s efforts were no doubt assisted by Babangida’s lack of interest in the job then — as well as the death of a critical plotter, Brigadier Ibrahim Bako, in murky circumstances. Unconfirmed news reports — never in short supply in gossip rich Nigeria — quote Babangida as telling confidants that he was “not yet ready to move over to the other (political) side (35)”.

During the subsistence of the Buhari administration, Babangida claimed that the National Security Organisation (NSO) was monitoring the activities of some Supreme Military Council (SMC) members. Babangida claimed that they bugged his phone (36). Major-General Bali later claimed that “Babangida and Abacha were very frightened under Buhari. Nobody knew the reason, but they were hysterically jittery and desperate” (37). It might have been because some of the corruption trails by Idiagbon were leading back to defence headquarters, and particularly to Babangida and Abacha.

The Buhari administration dug its own grave by not presenting a timetable for the restoration of democracy, attempting to muzzle the press, and having no solution to the worsening economic conditions, Buhari and Idiagbon played into the hands of conspirators within the military (38). Buhari compounded his problem by not rewarding the principal junior and mid-ranking officers who staged the coup that brought him to power with lucrative postings (39).

With all things seemingly working against Buhari, on the evening of August 26, 1985, Buhari was joined in his residence by Majors Abubakar Dangiwa Umar, Lawan Gwadabe, Abdulmumuni Aminu and Sambo Dasuki. Buhari was arrested at gunpoint and kept in detention for more than two years (40), similar to his treatment of Shagari. Idiagbon was out of the country on a religious visit to Saudi Arabia, but returned to the country after hearing about the coup, despite knowing he would be arrested and placed in detention (41). While one cannot tell if the Buhari-Idiagbon administration would have brought a permanent change to Nigeria, it is noteworthy that their Achilles heel was their unyielding stance on many issues. The lack of flexibility from both men blinded them from seeing beyond their nose, that their policies were unpopular, their style of governance was not unanimous in the SMC, and that the people who brought them into power were waiting to take them out. Bali would later mention in a recollection that “Buhari is a very likeable and honest person. You can always know where you stand with him on any issues he is very straightforward. He is a man who adheres to principle. Idiagbon is also a man of integrity, but the mistake he made was that he took his job far too seriously. At a point, he almost became like a bully…he became disrespectful to people who were senior to him. He was responsible for some of the problems used as an excuse for the overthrow of the Buhari regime” (42).

One noticeable thing about Buhari is that he is still the same person as a civilian ruler. His administration is still repressive against the press and civil society organisations. He has reintroduced the closed-border policy, while also promising to fight corruption. One can only wonder if Nigerian leaders ever learn from mistakes (even ones initially made by them), or if they are simply oblivious that there is never a binary solution to problems.

Special acknowledgement to Sanni Alausa-Isa for his contributions to the series and to Chima Osuji for his research contributions. If you have come this far, I am grateful to you too for reading, for sharing, for the comments, do not stop now.


Ver el vídeo: nigeriano a falar tuga


Comentarios:

  1. Faraji

    Es la condicionalidad

  2. Laocoon

    Te permitiré estar en desacuerdo

  3. Ladd

    La publicación es pegadiza. Todas las chicas son tuyas. :)

  4. Taylor

    EL ÁNIMO ES SOLO COMPRENSIÓN EN EL SENTIDO DIRECTO DE LA PALABRA

  5. Firas

    Pido disculpas, pero creo que estás equivocado. Ingrese, discutiremos. Escríbeme en PM.

  6. Efron

    Confirmo. Entonces sucede. Examinaremos esta cuestión.

  7. Ardleigh

    ¡Súper!



Escribe un mensaje