Excavación bajo el Museo de la Acrópolis

Excavación bajo el Museo de la Acrópolis


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Museo de la Acrópolis

El Museo de la Acrópolis es la joya arquitectónica más nueva de la ciudad de Atenas. Su edificio es moderno y está cubierto principalmente con vidrio que permite que la luz del sol natural ilumine las estatuas y relieves de la Acrópolis y una vista constante de la ubicación real de la Acrópolis.

A medida que el visitante se acerca al edificio, puede ver a través del piso de vidrio la excavación en curso de casas y edificios públicos del V a. C. al 7 d.C. que se encontraba a los pies de la Acrópolis. La exposición comienza en la planta baja. Tanto en el lado derecho como en el izquierdo de la rampa se muestran artefactos que fueron descubiertos en las laderas de la Acrópolis. Las vitrinas contienen jarrones de varios tipos que datan del 3000 a. C. al siglo I a. C. La decoración de los jarrones varía. En algunos casos es geométrico (siglos VII-IX a.C.), en otros figura negra (siglos VII -5 a.C.) y eventualmente figura roja (siglo V -1 a.C.). También hay pequeñas estatuas y relieves que son votivas a los pequeños templos y santuarios que también solían estar en las faldas de la Roca Sagrada de la Acrópolis.

En el primer piso, justo enfrente de las escaleras y ligeramente a la derecha, la exposición contiene fragmentos de los frontones de los templos que existían en la roca de la Acrópolis antes de la invasión persa. En el lado derecho de este piso se exhiben las estatuas arcaicas que se erigieron como votivas dentro y fuera de los templos. Kouroi y Korae, los distintos tipos de estatuas masculinas y femeninas de la época se pueden admirar aquí. El visitante tiene la oportunidad de presenciar el desarrollo estilístico de la Escultura de este período. Más abajo en la exposición, hay pocas muestras de la Estilo severo (490-450 a.C.) en Escultura y el famoso relieve del Atenea de luto. Si el visitante quiere seguir un camino corológico a través del museo, debe trasladarse al segundo piso y no visitar el lado izquierdo del piso en este punto.

En el segundo piso hay una cafetería-restaurante, una tienda, un centro multimedia y una terraza.

La exposición continúa en el tercer piso, donde se encuentra la Galería del Partenón. Aquí, el visitante puede admirar las esculturas del frontón y los relieves de las metopas y friso del Partenón. Se colocan de una manera que simula su posición original. Además, a través de las ventanas circundantes, el visitante puede ver el edificio real del Partenón donde inicialmente se encontraban las esculturas. Se suministran copias de las estatuas originales que se encuentran hoy en el museo británico para que el visitante pueda comprender mejor toda la síntesis de la decoración escultórica del templo. En el lado este se encuentran las fracturas del frontón este. Detrás de ellos, se muestran las metopas este y la parte este del friso. De la misma forma en el lado oeste del piso se muestra el lado oeste de la decoración del Partenón y la misma disposición se lleva a cabo en la parte norte y sur del piso. El tercer piso también tiene una pequeña sala donde se presenta una película sobre la historia de la construcción del Partenón. La película muestra la destrucción gradual del templo a través de las edades y las guerras, su transformación en Iglesia y luego en mezquita y, finalmente, la sustracción de las esculturas del Partenón de Lord Elgin.

Siguiendo el orden cronológico, el visitante debe regresar al primer piso para admirar la decoración escultórica y el famoso Cariátides de El Erección, el templo que fue construido casi al mismo tiempo que el Partenón. El templo de Atenea-Nike es el templo más nuevo de esa época. El friso del parapeto de Atenea - Nike es famoso por la hermosa Nike que se ata sus sandalias y se puede admirar aquí. El lado izquierdo del primer piso contiene estatuas del siglo V antes de Cristo. hasta el siglo V d.C. A medida que comienza el declive de Atenas (debido a la guerra del Peloponeso), se crean cada vez menos obras de arte para la Roca Sagrada de la Acrópolis.

En general, el Museo de la Acrópolis es un museo moderno que combina un diseño arquitectónico estratégico, artefactos hermosos e importantes y tecnología moderna. Está planificado de manera que ayude al visitante a comprender mejor el arte y la cultura de la Atenas clásica. Además, es un museo con un mensaje político evidente. Como las copias de la escultura perdida enfatizan la falta de los originales, restando algo crucial de la experiencia, el visitante se ve casi obligado a desear devolver los mármoles del Partenón a Atenas.

Todos los viernes, el museo está abierto hasta las 10 de la noche y su famoso restaurante está abierto hasta las 12 de la noche. ¡Disfruta de una velada perfecta!


EN ATENAS

El Museo de la Acrópolis ha abierto al público la excavación de un antiguo barrio ateniense que se extiende a lo largo de 4.000 metros cuadrados.

La gran inauguración del importante 'ala al aire libre' fue el 20 de junio, coincidiendo con el décimo aniversario del Museo. A lo largo de los años, el Museo de la Acrópolis ha atraído a más de 14,5 millones de visitantes y ha albergado cientos de exposiciones temporales.

El sitio de excavación se encuentra debajo del edificio del museo y se hizo accesible al público en general el 21 de junio, lo que permitió a los visitantes pasear por las calles del antiguo barrio ateniense, que estuvo habitado consecutivamente desde el período clásico hasta la época bizantina, y encontrarse con un complejo de impresionantes restos arqueológicos como residencias, tumbas, baños termales y talleres. A partir del 21 de junio, los visitantes del museo tendrán la oportunidad de obtener información valiosa sobre las actividades diarias y la vida cotidiana de los antiguos atenienses.

Paulatinamente, el sitio se irá ampliando con una exhibición de los objetos removibles más significativos y representativos de la excavación, aproximadamente 1.300 piezas, que sin duda mejorarán la experiencia de los visitantes.

Las visitas guiadas, tanto en inglés como en griego, estarán disponibles los fines de semana.


El Museo de la Acrópolis está en aumento, ya que su espacio de galería más nuevo lo lleva a las calles de la Atenas bizantina temprana.

Las maravillas del Museo de la Acrópolis son cada vez mejores. Ahora, diez años después de su inauguración, el museo ha abierto su última (o quizás la última) exposición permanente: el extenso sitio de excavación arqueológica que se encuentra debajo del edificio, donde se ha sacado a la luz una parte de un antiguo barrio ateniense.

UNA OPORTUNIDAD DE ORO

En la década de 1990, cuando los planes cobraron impulso para el establecimiento de un nuevo Museo de la Acrópolis, así como para una nueva estación de metro "Acrópolis" y la unificación de los sitios arqueológicos atenienses centrales con la conversión de Calle Areopagitou en una vía peatonal - comenzaron a aparecer signos visibles de cambio en el vecindario al sur de la Acrópolis. Casas, edificios de apartamentos y pequeñas empresas, incluida una taberna tradicional añeja con el intrigante nombre de "Prisión de Sócrates", Comenzó a ser comprado y demolido para dejar espacio a lo que se avecinaba.

A medida que se despejaron los cimientos y sótanos de estas estructuras contemporáneas, comenzó a emerger una parte invisible de la antigua ciudad de Atenas. La extraordinaria oportunidad de explorar una gran sección del pasado de Atenas anteriormente oculta no podía perderse, por lo que arqueólogos, funcionarios y benefactores se pusieron en acción.

Es un homenaje a estos grupos, y a los líderes del nuevo proyecto del Museo de la Acrópolis, que, a pesar de las molestias para arquitectos y constructores, el El "sitio de Makrigianni" se conservó y adoptó, casi literalmente, por la fabulosa nueva estructura erigida sobre él. Los arqueólogos e ingenieros trabajaron en estrecha colaboración para encontrar exactamente los lugares correctos, en muchos casos nuevas ubicaciones, diferentes de las indicadas en los planos originales, para las enormes columnas de soporte que soportarían el nuevo edificio. Gracias a estos esfuerzos de colaboración, ahora podemos vislumbrar un distrito habitado desde hace mucho tiempo cuyos restos arqueológicos, que cubren 4.000 metros cuadrados, datan desde tiempos prehistóricos hasta la era bizantina.

Los visitantes en la terraza del patio del Museo se encuentran sobre los restos de dos casas sucesivas del Bizantino Temprano (siglos VI / VII d. C.).

Los visitantes en la terraza del patio del Museo se encuentran sobre los restos de dos casas sucesivas del Bizantino Temprano (siglos VI / VII d. C.).

COMIENZAN LAS EXCAVACIONES

Hoy, mientras paseamos por los pasillos elevados debajo del Museo de la Acrópolis, la presentación ordenada y la atmósfera silenciosa del sitio de excavación desmienten el gran tumulto de actividad que tuvo lugar aquí, tanto en la antigüedad como durante la transformación más reciente del sitio.

Dirigido por el arqueólogo Stamatia Eleftheratou, las excavaciones comenzaron en 1997 y, con pausas ocasionales, continuaron hasta 2007. El proyecto se llevó a cabo bajo los auspicios del 1er Eforato de Antigüedades Prehistóricas y Clásicas (EPKA) y la Organización para la Construcción del Museo de la Nueva Acrópolis (OANMA), en colaboración con el visionario presidente del museo, Prof. Dimitrios Pandermalis, director de excavaciones de Dion desde hace mucho tiempo.

El diverso equipo de Makrigianni, recuerda Eleftheratou, incluía arqueólogos, ingenieros, conservadores, artesanos y otros trabajadores; era un equipo de casi doscientas personas en su apogeo. En los últimos meses, la actividad en el sitio aumentó una vez más, ya que el museo se preparó para abrir las excavaciones a los visitantes el 21 de junio de 2019, el día después de la celebración de su décimo aniversario.

UNA PANAL URBANA

Se han encontrado rastros de ocupación neolítica en el sitio de Makrigianni, revelando que la gente ya vivía en esta área contigua a la Acrópolis ya en el cuarto milenio antes de Cristo. Desde aproximadamente el año 2000 a. C., el área se convirtió en un asentamiento más sustancial, así como en un lugar de actividad industrial y un cementerio.

A medida que Atenas creció, el sitio de Makrigianni se convirtió en un barrio de la ciudad clásica, y finalmente se convirtió en un distrito densamente construido y habitado durante la época romana y bizantina. Los arqueólogos, mientras despegaban la tierra, expuso un panal de muros, calles, callejones, casas, baños y talleres, algunos hasta cinco metros o más por debajo del nivel actual del suelo. La altura conservada de algunos de estos restos milenarios es impresionante.

Un complejo sistema de desagües cubiertos que alguna vez sirvió a los baños privados y letrinas del vecindario se extiende por todo el sitio.

& copiar Panagiotis Tzamaros / Intime News

Un complejo sistema de desagües cubiertos que alguna vez sirvió a los baños privados y letrinas del vecindario se extiende por todo el sitio.

& copiar Panagiotis Tzamaros / Intime News

El barrio de Makrigianni, situado a cierta distancia del centro de la antigua ciudad en el Ágora ateniense al otro lado de la Acrópolis, se desarrolló inicialmente como un barrio planificado sistemáticamente tras la invasión destructiva de los persas de Atenas en 480 a. C., luego se expandió aún más a fines del siglo V a. C. Aquí, los residentes tenían acceso directo a las importantes áreas públicas en la vertiente sur de la Acrópolis, incluido el Santuario y Teatro de Dioniso, el Santuario de Asclepio, el Santuario de la Ninfa y el Odeón de Pericles.

En la época romana, el distrito también albergaba a numerosos atenienses adinerados que vivían en grandes casas de la ciudad, al lado de viviendas más humildes de clase media. El área fue mejorada adicionalmente por el Odeón de Herodes Ático (161 d.C.).

Dentro del sitio de Makrigianni, al menos dos cruces de caminos principales, uno posiblemente equipado con una fuente pública, así como otras calles más pequeñas indican que el vecindario estaba bien conectado con la red de la ciudad más grande. Las calles principales de la zona estaban cubiertas de tierra apisonada y grava, desgastada y llena de baches por el paso de peatones y el tráfico rodado. Bajo tierra, había una disposición sofisticada de tuberías o canales de alcantarillado para llevar el agua y los desechos de letrinas, baños y talleres.

Lo que vemos

Las ruinas debajo del museo nos ayudan a comprender la asombrosa complejidad de los restos arqueológicos y el largo período de habitación que representan. A los excavadores se les ha encomendado la tarea de desarmar un laberinto de múltiples fases de construcción y períodos de destrucción que iluminan una serie de invasiones (siglo I a.C., III, VI d.C.) y abandonos (siglo VII, 10, principios del siglo XIII d.C.).

Sobre todo lo que vemos, explica Eleftheratou, es un gran residencia tardorromana / paleocristiana con un complejo de baños privados (Edificio Z 5o-6o s. D.C.). También es visible un zona residencial de corta duración equipada con una torre (Edificio E, siglo VI d.C.), y varios talleres (Siglo VII d.C.).

Las pasarelas de acero permiten a los visitantes una vista de cerca, mientras que los techos bajos añaden una sensación de intimidad.

Las pasarelas de acero permiten a los visitantes una vista de cerca, mientras que los techos bajos añaden una sensación de intimidad.

Sala circular del edificio E en la excavación arqueológica.

y copiar el Museo de la Acrópolis. Foto Nikos Daniilidis

Sala circular del edificio E en la excavación arqueológica.

y copiar el Museo de la Acrópolis. Foto Nikos Daniilidis

VIDA CÓMODA, HISTORIA TURBULENTE

Un sitio arqueológico presenta sus últimos componentes en la parte superior. Debajo de las ruinas bizantinas del sitio de Makrigianni se encuentran estratos adicionales y restos perturbados indicativos de ocupaciones anteriores. Casas de las épocas clásica y helenística (Siglo V-I a.C.) están en mal estado, debido no solo a la construcción excesiva, sino también a la destrucción durante el asedio de Atenas por el general romano Sila en el año 86 a.C. Sin embargo, la riqueza del barrio prerromano quedó patente con el descubrimiento de tres casas que contienen "andrones", salas de banquetes para hombres pavimentadas con mosaicos, cada una con espacio para siete sofás de comedor.

Después de la devastación inicial de Atenas por parte de los romanos, los marmolistas, alfareros y bronceadores se instalaron en el distrito ruinoso. Sin embargo, a mediados del siglo II d.C., los barrios residenciales de la ciudad comenzaron a recuperarse. El sitio de Makrigianni ahora albergaba casas acomodadas de construcción cercana.

Fue en una de esas estructuras (West Bath) de este período donde se realizaron algunos de los mayores hallazgos. Recuperado de un pozo que suministraba agua al baño había un alijo de estatuas que representaban dioses y diosas, incluido un joven "Zeus Heliopolitanus" (finales del siglo I d.C.). Esta forma distintiva de Zeus lleva una prenda decorada con personificaciones de los "planetas" en el cosmos geocéntrico de los antiguos griegos: Cronos, Zeus, Hera, Helios (Sol), Selene (Luna), Ares y Hermes. También en el pozo había estatuas de Asclepio, Hygeia, Afrodita, Eros Cybele y Hermes. La estatua de Zeus, junto con otras representaciones más pequeñas de deidades orientales encontradas en el sitio, revela la importancia espiritual de los cultos misteriosos orientales en la Atenas romana.

La afluencia de la Atenas tardorromana / paleocristiana permaneció intacta, incluso después de otra invasión de los herulianos en el año 267 d. C. Cuando la ciudad se recuperó y se sometió a una reorganización en los siglos IV y V d. C., el edificio Z, la residencia de lujo con su baño privado, fue erigido en la parte este del sitio. En el siglo VI, fue lujosamente renovado como el "Villa urbana" (villa de la ciudad) de algún personaje distinguido, con una entrada semicircular con piso de mosaico y escalera (visible a través del piso transparente del patio exterior del Museo), un vestíbulo de recepción absidal y muchas habitaciones residenciales con piso de mosaico más al este.

Sin embargo, con la continua amenaza de los eslavos, que habían asaltado Atenas en el 582 d. C., a principios del siglo VII se añadió una nueva estructura aparentemente más defensiva. Este nuevo complejo, Edificio E, contaba con pozos, depósitos y almacenes, donde el agua y los alimentos se podían almacenar en tiempos difíciles una sala de estar en el piso superior un gran salón de recepción absidal una pequeña cámara de tres nichos que puede haber sido un comedor ceremonial (triclinium) o una capilla para uso privado adoración y una estructura circular en forma de torre.

Vista de la excavación arqueológica debajo del museo.

y copiar el Museo de la Acrópolis. Foto Nikos Daniilidis

Vista de la excavación arqueológica debajo del museo.

y copiar el Museo de la Acrópolis. Foto Nikos Daniilidis

INDUSTRIAS PRÓSPERAS

Los últimos siglos de vida en el sitio de Makrigianni estuvieron marcados por un cambio en el carácter del distrito. Tras el abandono de los Edificios E y Z en el siglo VII, la zona se convirtió en el hogar de talleres de alfarería y metalurgia, evidenciado por hornos, depósitos, desagües y otras instalaciones (s. VIII-IX). Tras otro período de abandono en el siglo X, surge un nuevo barrio industrial, con talleres similares, así como espacios residenciales para los artesanos (s. XI-XII).

La deserción final del barrio bizantino se produjo a principios del siglo XIII. Unos seis siglos después, cuando Atenas fue ocupada por los turcos otomanos, un elegante hospital militar, diseñado por el El ingeniero bávaro Wilhelm von Weiler, fue erigido en el lado norte del sitio de Makrigianni donde todavía se encuentra, en la actualidad alberga las oficinas administrativas del Museo de la Acrópolis y EPKA.

NUEVA LUZ EN LA ANTIGUA ATENAS

Hoy en día, la notable resistencia de la antigua Atenas queda al descubierto en las excavaciones de este sitio arqueológico habitado durante mucho tiempo. También se han llegado a importantes conclusiones nuevas sobre la antigüedad tardía en Atenas, con Eleftheratou hablando de una era "una vez considerada un período de declive y recesión residencial, pero aquí presenta edificios de nueva construcción que demuestran que la vida urbana ateniense seguía siendo vital en estos tiempos".

Se están preparando nuevas exposiciones de artefactos recuperados de las excavaciones y que reflejan la vitalidad de la vida cotidiana en el barrio de Makrigianni a lo largo de los siglos, y su inauguración está programada para antes del verano de 2020.


Museo de la Acrópolis

La construcción del nuevo y asombroso Museo de la Acrópolis no ha sido sencilla, pero definitivamente valió la pena la espera. Diez veces más grande que el museo original, proporciona un hogar seguro y fabuloso para las obras maestras de la Acrópolis y asegura que se les dé la prominencia que merecen.
El primer museo, construido a la sombra del Partenón, se construyó a finales del siglo XIX. Sin embargo, como se estaba trabajando en un gran alijo de esculturas antiguas, enterrado en grandes pozos en la roca significaba que ya era demasiado pequeño cuando se terminó en 1886. Estas esculturas, que habían sido enterradas por los antiguos atenienses después la destrucción de Atenas durante las guerras persas en 480 a. C. se almacenaron para no ver la luz del día hasta que, en 1964, se exhibieron en un nuevo anexo construido en el museo existente. Sin embargo, las antigüedades de la Acrópolis nunca pudieron verse en su totalidad a pesar de las adiciones construidas.
En consecuencia, la idea de construir un nuevo Museo de la Acrópolis se consideró por primera vez hace más de treinta años, en 1976, cuando el gobierno griego de entonces anunció un concurso de arquitectura para seleccionar un diseño para un nuevo museo. Desafortunadamente, esta competencia y la posterior de 1979 no lograron encontrar una solución. Una tercera competencia en 1989, abierta esta vez a firmas internacionales, logró encontrar un ganador. Sin embargo, después de poco tiempo en el proyecto, mientras se excavaban las excavaciones para el museo y los cimientos del # 8217, se descubrieron importantes hallazgos arqueológicos antiguos y se detuvo la construcción. Estos hallazgos mostraron una parte importante de la antigua ciudad de Atenas y presenta muchas fases arquitectónicas y miles de artefactos que brindan una valiosa información sobre las actividades cotidianas y el estilo de vida de los ciudadanos antiguos que vivían bajo la imponente forma de la Acrópolis.

El gobierno, ansioso por encontrar una solución de diseño que pudiera incluir estos nuevos descubrimientos, celebró una cuarta competencia en 2000 que implicó las limitaciones adicionales de garantizar que cualquier diseño nuevo tuviera que estar de alguna manera por encima de los restos para no dañarlos. El arquitecto neoyorquino Bernard Tschumi, en colaboración con el arquitecto griego Michael Photiades, ganó este último concurso por su diseño, que incluye más de cien pilotes (pilotes) de hormigón para elevar el edificio por encima de las ruinas de la antigua ciudad que se encuentra debajo.
El edificio resultante, construido de hormigón y vidrio, es una obra maestra y toca una cuerda dramática en el área histórica de Makriyianni, al sureste de la Acrópolis. El edificio de tres pisos de Tschumi & # 8217 está ubicado a solo 300 m del Partenón y al lado de la estación de metro Acrópolis. Los visitantes del Museo de la Acrópolis pueden ver la excavación de la ciudad antigua a través de las aberturas y los pisos de vidrio en la planta baja del Museo. Se espera que en 2010 se termine un área de exhibición especial, donde el sitio de excavación arqueológica se puede ver más fácilmente.

La planta baja de la estructura, conduce a la primera galería del museo, La Galería de las Laderas de la Acrópolis. Es un amplio vestíbulo y alberga hallazgos de las laderas de la Acrópolis y, con su piso de vidrio reforzado, da vistas a los restos de la antigua ciudad que se encuentra debajo. Los planos de las calles, los cimientos de las casas y los hermosos mosaicos se pueden ver in situ. El suelo inclinado de esta galería alude a la subida a la propia Acrópolis. Este piso inclinado es un punto de diseño dramático ya que, en la antigüedad, las laderas de la Roca Sagrada de la Acrópolis constituían la zona de transición entre la ciudad y su santuario más famoso. Asciende hasta llegar a la galería principal del siguiente nivel. Las exhibiciones en la Galería de las Laderas de la Acrópolis son hallazgos que provienen de los santuarios que existían en las laderas de la Acrópolis. Además, también puede ver objetos cotidianos utilizados por los atenienses de muchos períodos históricos.

El primer piso es el hogar de la Galería Arcaica. El período arcaico va desde el siglo VII a. C. hasta el final de las guerras persas (480-79 a. C.). Durante este tiempo, las ciudades-estado se desarrollaron y la cultura política evolucionó de la aristocracia a la tiranía y, finalmente, a la democracia. El período Arcaico también se caracteriza por logros sobresalientes en la economía, el arte y la vida intelectual. El contraste entre el vestíbulo de la planta baja y la Galería Arcaica es espectacular. El espacio se abre de repente y la luz del sol que inunda esta galería cambia por completo la atmósfera del museo. Su estado de ánimo espiritual da la impresión de estar en una iglesia donde las elegantes líneas de las columnas se retiran hacia arriba y el foco se desplaza hacia las maravillosas estatuas que están bañadas por la luz del sol. Esta inmensa área está llena de luz natural que fluye a través de la galería y la pared de vidrio # 8217 y 50 tragaluces de vidrio. Los sentimientos de paz y serenidad resultantes que emanan de este impresionante espacio dan las condiciones ideales para observar las esculturas exentas. Los visitantes pueden caminar alrededor de las esculturas y maravillarse con los pigmentos de colores restantes que aún se adhieren a muchas de las estatuas.

Las exhibiciones incluyen el Pórtico de las Cariátides (el Erecteion) que da a la Galería de las Laderas de la Acrópolis, la Propylaia, el Korai (estatuas de mujeres jóvenes), los Hippeis (jinetes), el Templo de Nike y la historia y los artefactos del siglo V a.C. al C5 d.C.

El segundo piso del Museo es un lugar de encuentro popular. Hay una librería y una tienda de regalos y un restaurante bien diseñado con balcones y terrazas que ofrecen vistas directas a la Acrópolis. El luminoso suelo de mármol negro de Volos y, de nuevo, una pared totalmente de vidrio que filtra sutilmente la luz se combinan para hacer de este suelo un espacio muy elegante.

El rasion d & # 8217etre del museo, sin embargo, es su tercer piso. Aquí encontrará la Galería del Partenón. Construido en un ángulo de 23 grados con respecto al edificio principal, refleja exactamente la posición del templo del Partenón en la roca de la Acrópolis. En el Centro de Información del Partenón en este piso hay una presentación en video extremadamente informativa sobre el Partenón y su decoración escultórica. También se exhiben aquí antiguas inscripciones de mármol que muestran registros detallados del costo de construcción del Partenón y la estatua de Atenea Partenos.

Toda la galería se organiza en torno a un núcleo de cemento rectangular que tiene las dimensiones exactas de la cella (el friso que recorría las paredes del edificio original de la Acrópolis). Cada metopa está montada entre elegantes columnas de acero inoxidable y los frontones están colocados en los extremos este y oeste. La Galería del Partenón fue diseñada para exhibir el friso como lo pretendió originalmente Fidias (490-430 aC), quien fue un escultor ateniense y director artístico de la construcción del Partenón. El friso mide 160 metros de largo y representa la procesión Panatenaica que fue en honor a la Diosa Atenea.

Así, los visitantes pueden disfrutar, por primera vez, de toda la decoración esculpida del Partenón tal y como estaba en el edificio antiguo, aunque esto se logra mediante la combinación de esculturas originales, que han sido retiradas del Partenón para protegerlas, y con copias fundidas de las que se conservan actualmente en el Museo Británico y el Louvre. Las copias del Museo Británico se identifican fácilmente ya que son varios tonos más claros que los originales. De manera controvertida, durante la década de 1930, el Museo Británico los limpió con cepillos de alambre mientras que la pátina de las piezas de Atenas, después de casi 2.500 años de exposición a la intemperie, no está unificada y aunque los conservacionistas las han limpiado con infrarrojos y ultravioleta. rayos, la diferencia es muy evidente.

Cualquier visita a Atenas hoy debe incorporar una visita a este destacado museo que es un crédito para el gobierno griego, los arquitectos y diseñadores y los equipos de restauradores, arqueólogos e ingenieros que trabajaron con tanto cuidado para darnos esta maravilla cultural. Con un coste de 130 millones de euros y décadas de esfuerzo, fue tiempo y dinero bien invertidos.

El museo está ubicado en 15 Dionysiou Areopagitou Street, Atenas y está abierto todos los días excepto los lunes de 8:00 a.m. a 8:00 p.m. El precio de la entrada es de 1 euro. Los boletos se pueden comprar en línea en el sitio web del Museo y # 8217. www.theacropolismuseum.gr

Hay un guardarropa en la planta baja del Museo y todas las bolsas, etc. deben dejarse aquí. La seguridad es muy minuciosa y, a su llegada, los visitantes pasan por un sistema de control de equipaje por rayos X. Todas las áreas del museo son accesibles para usuarios de sillas de ruedas y el Museo cuenta con tres sillas de ruedas disponibles sin costo. También hay espacio de estacionamiento para dos autos para visitantes discapacitados. Sin embargo, tenga en cuenta que no hay estacionamiento para visitantes sin discapacidad. De acuerdo con la mayoría de los museos, no se permite fotografiar las exhibiciones. Hay una cafetería y una tienda en la planta baja que da a la excavación arqueológica y un restaurante y una tienda de regalos en el segundo piso.

La mejor forma de llegar al museo es en metro, la línea 2 es bajando en la estación Acrópolis.


Calculadora [editar | editar fuente]

template = Archaeology Hotspot Calculator Lite / Results form = Optimatoi_remainsArchForm result = ArchResult param = name | Hotspot Name | Optimatoi permanece | combobox | Escombros de Acrópolis, Escombros de Administratum, Forja de Aetherium, Escombros de anfiteatro, Municiones de magia antigua, Trofeos de animales, Restos de Arughra , Mesa de autopsia, Escombros de Bandos sanctum, Escombros de Bibliotheke, Santuario de Dios de la Gran Guerra Alta, Restos de Byzroth, Escombros de Carcerem, Escombros de Castra, Escombros del estudio de cerámica, Trofeos de Chthonian, Escombros de los soportes del crisol, Escombros de Culinarum, Baúl del cultista, Golem destruido, Escombros de la mazmorra de Dis, Desbordamiento, podio de Dominion Games, ataúd de Dragonkin, relicario de Dragonkin, banco de trabajo de experimentos, escombros de investigación de vuelo, restos de duendes gladitoriales, escombros de dormitorios de duendes, restos de aprendices de duendes, escombros de investigación de Gravitron, forja del fuego del infierno, escombros del taller de Howls, estante de armas de Icyene, memorial de Ikovian, Arte infernal, Keshik ger, estante de armas Keshik, escombros de la capilla Kharid-et, tocador de campeones de Kyzaj, restos de legionarios, almacenamiento de arte en la logia, almacenamiento en la barra de la logia, Make horno de pastel de cambio, dispositivo Moksha, restos de Monoceros, restos de cabaña de pesca de Oikos, restos de estudio de Oikos, restos de Optimatoi, altar de Orcus, restos de pontífice, restos de Praesidio, restos pretorianos, restos de Prodromoi, altar de sacrificio, restos de Saurthen, restos de Stadio, arte almacenado, sastrería escombros, Tsutsaroth permanece, Venator permanece, Varanusaur permanece, Escombros de la mesa de guerra, Pila de chatarra de Warforge, Estante de armas de Warforge, Escombros de investigación de armas, Mina de Xolo, Restos de Xolo, Pluma de animales Yubiusk param = método | Método | Alta intensidad | selección de botones | Alta intensidad, Intensidad media, AFK param = azadón | Azadón | Necronium | select | Bronce, Hierro, Acero, Mithril, Adamant, Rune, Orikalkum, Dragon, Necronium, Crystal, Bane, Imcando, Elder Rune, Time and Space, Guildmaster Tony


Nuevo Museo de la Acrópolis / Bernard Tschumi Architects

Ubicado en el distrito histórico de Makryianni, el Museo se encuentra a menos de 1,000 pies al sureste del Partenón. La Galería del Partenón del último piso ofrece una vista panorámica de 360 ​​grados de la Acrópolis y la Atenas moderna. Se ingresa al Museo desde la calle peatonal Dionysios Areopagitou, que lo une con la Acrópolis y otros sitios arqueológicos clave en Atenas.

Con 8.000 metros cuadrados (90.000 pies cuadrados) de espacio para exposiciones y una gama completa de servicios para los visitantes, el Museo de la Acrópolis cuenta la historia de la vida en la Acrópolis de Atenas y sus alrededores al unir colecciones que antes estaban dispersas en múltiples instituciones, incluido el pequeño Museo de la Acrópolis construido en el siglo 19.

Las ricas colecciones brindan a los visitantes una imagen completa de la presencia humana en la Acrópolis, desde la época prehistórica hasta la antigüedad tardía. Parte integral de este programa es la exhibición de una excavación arqueológica en el sitio: ruinas de los siglos IV al VII d.C., dejadas intactas y protegidas debajo del edificio y visibles a través del primer piso. Otras instalaciones del programa incluyen un auditorio de 200 asientos.

Principales características de diseño

Diseñado con líneas horizontales sobrias y la máxima simplicidad, el museo es deliberadamente no monumental, y centra la atención del visitante en obras de arte extraordinarias. Con la mayor claridad posible, el diseño traduce los requisitos programáticos en arquitectura.

Luz: La colección se compone principalmente de obras de escultura, muchas de ellas piezas arquitectónicas que originalmente decoraban los monumentos de la Acrópolis, por lo que el edificio que las exhibe es un museo de luz natural ambiental. El uso de varios tipos de vidrio permite que la luz inunde la galería del Partenón del último piso, se filtre a través de los tragaluces hacia las galerías arcaicas y penetre en el núcleo del edificio, tocando suavemente la excavación arqueológica debajo del edificio.

Circulación: La colección se instala en secuencia cronológica, desde la prehistoria hasta el período romano tardío, pero alcanza su punto culminante (literal y programáticamente) con el Friso del Partenón. La ruta del visitante es, por tanto, un bucle claro y tridimensional. Sube desde el vestíbulo a través de escaleras mecánicas a las galerías de doble altura para el período arcaico hacia arriba nuevamente por escaleras mecánicas a la Galería del Partenón, luego vuelve a bajar a las galerías del Imperio Romano y sale hacia la Acrópolis misma.

La base se cierne sobre la excavación sobre más de 100 delgados pilares de hormigón. This level contains the lobby, temporary exhibition spaces, museum store, and support facilities.

The middle (which is trapezoidal in plan) is a double-height space that soars to 10 meters (33 feet), accommodating the galleries from the Archaic to the late Roman period. A mezzanine features a bar and restaurant (with a public terrace looking out toward the Acropolis) and multimedia space.

The top is the rectangular, glass-enclosed, skylit Parthenon Gallery, over 7 meters high and with a floor space of over 2,050 square meters (22,100 square ft). It is shifted 23 degrees from the rest of the building to orient it directly toward the Acropolis. Here the building’s concrete core, which penetrates upward through all levels, becomes the surface on which the marble sculptures of the Parthenon Frieze are mounted. The core allows natural light to pass down to the Caryatids on the level below.


New Acropolis Museum and the Elgin Marbles

The New Acropolis Museum, a project that the New York Times called “one of the highest-profile cultural projects undertaken in Europe in this decade,” is celebrating its opening day on Saturday after years of planning and labor–33 years in all, eight since the design was chosen. The stunning modern building, designed by New York architect Bernard Tschumi, allows visitors to view the Parthenon from balconies and see archaeological remains through glass floors. It boasts 226,000 square feet of glass, 150,000 square feet of display space spanning five floors, and 4,000 artifacts. However, perhaps the most important statement made in this museum’s opening is not what it has, but what it is missing: The Elgin Marbles.

For all of the beauty and history encompassed in the existing displays, they are incomplete. According to the AP,

The Parthenon was built between 447-432 B.C., at the height of ancient Athens’ glory, in honor of the city’s patron goddess, Athena.

Despite its conversion into a Christian church, and Turkish occupation from the 15th century, it survived virtually intact until a massive explosion caused by a Venetian cannon shot in 1687.

About half the surviving sculptures were removed by Scottish diplomat Lord Elgin in the early 1800s, while Greece was still an unwilling part of the Ottoman Empire.

Most belong to a frieze depicting a religious procession that ran round the top of the temple.

I studied abroad on the island of Lesvos in Greece in the summer of 2007, and we took a ferry to Athens to visit the Acropolis. I took this photo of the casts of the six Caryatid statues, which replaced the originals in 1979, when they were moved to the old Acropolis Museum to keep them from being damaged any further by atmospheric pollution (note the black stains on the casts). Only five of the six originals were replaced because one was–and is to this day–housed in the British Museum.

It was around 115 degrees Farenheit on that day I visited the Acropolis. Greece was in the middle of a record-setting heat wave, and I was standing under the hot sun wearing a cheap white baseball cap that had “Athens” (poorly) embroidered on it, forced to buy it by my Greek-American professor who wouldn’t let us go up there without something covering our heads, fearing we would suffer from heat stroke on top of that giant rock. My group members and I kept our physical exertions to a minimum, even avoiding speech to conserve energy. Yet when our Greek tour guide came to her discussion of the Elgin Marbles, she was as animated as if she were delivering this speech for the first time, in an air-conditioned room, to the board of directors of the British Museum. She thought of Lord Elgin’s act as the highest form of cultural vandalism and that this vandalism was being perpetuated by the British, who were claiming an important piece of Greek history as theirs to display.

that the Elgin Marbles are displayed in an international cultural context, free of charge, and that it legally owns the collection. On Thursday, June 11, the British Museum offered to loan the Elgin Marbles to Greece–for three months. The Greek government declined because, as a condition of the loan, the British Museum required recognition of its ownership rights.


Acropolis Museum

The Acropolis Museum is a modern museum in Athens. After the Acropolis itself, the museum is the most important sight of the Greek capital. Thousands of visitors come every day, including many international tourists. It is the most visited museum in Greece next to the National Museum.

>>>> Tickets for the Acropolis and the museum you should book online on this link

Now, about 10 years after the opening, about 5 million visitors per year come to the museum under the Acropolis Hill. In the high season, there are often 30,000 museum visitors or more per day. The queues at the cash desks can be extremely long, therefore it is better to buy the tickets online before. On the German website Getyourguide you can get the tickets: Link to the ticket page

In the Acropolis Museum, only exhibits from the Acropolis are on display. Such a museum has existed in Athens since 1863 and since 2009 the Acropolis Museum has been housed in a new building near the Acropolis. The new building was the biggest museum project in the history of Greece. A modern museum of the world’s best.

Opening hours acropolis museum: Daily from 8 to 20 (8 to 8), Monday only until 16.

Entrance fees to the Acropolis Museum of Athens: 10 Euro adults, children under 18 years do not pay any entrance fee, the crowd is often gigantic. It is better to buy the tickets online before (we recommend the German website Getyourguide.de). If you do not have online tickets, it is best to arrive before 9:30. After that, thousands of visitors come, the few ticket offices are overloaded, long queues. We think, for such a world-famous museum 10 Euro entrance fee is ok.

>>>> Tickets for the Acropolis and the museum you should book online on this link

Approach Acropolis Museum : The subway station Acropolis is only 5 minutes walking distance away. We do not recommend the arrival by car due to the lack of parking places in the centre of Athens.

Visit Actropolis Museum

Only exhibits from the Athens Acropolis are on display. The modern museum was only opened in 2009. The architect was Bernard Tschumi. Antique buildings were found during construction. The excavation was integrated into the museum in a wonderful way. Almost every visitor is impressed by it. You can see the excavation for example through the glass floor on the ground floor of the museum building.

The museum has 4 floors. On the ground floor there are smaller things like vessels or pots from the Acropolis.

On the first floor are statues and other larger objects. We found it great that the sculptures are in the middle of the room and not on the wall. So you can see them from all sides, also from behind. There is a lot of daylight through the huge windows of the Acropolis Museum. Depending on the time of day the sun shines into the museum from different sides. Therewith, the lighting is extremely realistic, almost like being outside. Statues that are in foreign museums are reproduced in plaster in the Acropolis Museum in Athens. Thus, the museum visitor in Athens can see all known sculptures of the Acropolis.

There is no exhibition on the 2nd floor, here is a large cafe with a large terrace outside. On the top floor there is a good film about the Acropolis in a cinema, alternately in English and Greek. There is also a reproduction of the famous tile of the Acropolis. A series of pictures that once went all around the Acropolis (i.e. hundreds of meters). The real tile was stolen by the English in 1801, it is in the British Museum in London. The replica of the frieze is built up in the same large rectangle as in the original at the top of the Temple Parthenon, the main building of the Acropolis.

Also impressive is the Actropolis Museum itself, a really successful museum in our opinion. A big building, a total area of 25.000 m², of which a good half is exhibition space. There is a lot of space, the exhibits are much more spacious than in comparable, older museums. From some windows of the museum one has a good view up to the Acropolis (translated: upper city). The Acropolis Museum is mainly made of glass, walls and even partly floors and ceilings. The abundant daylight provides an optimal illumination of the exhibits, especially when the sun is shining, as it usually is in Athens. One of the best museum buildings we have ever seen.


Ancient Neighborhood Under the Acropolis Museum Now Open to the Public

Photo by AMNA
The remains of an ancient neighborhood visible under the feet of visitors approaching the entrance of the Acropolis Museum is now fully open to the public for the first time.
The new ”walk-through” exhibits of the neighborhood were inaugurated on Thursday night as part of the museum’s tenth-anniversary events, and it attracted several visitors on its first day of operation on Friday.
The visitors to the Acropolis Museum will be able to actually walk on protective walkways through the site, covering 4,000 square meters, and look down on a neighborhood that was consecutively inhabited by Athenians from the Classical era to Byzantine times.
Acropolis Museum director Dimitris Pantermalis said that this area of Athens that now lies under the museum is immensely important.
Photo by AMNA
“It lies where Thucydides, in his second book of the Peloponnesian War devoted to the history of Athens and says it is the oldest in the city,” Pantermanlis explains adding that ”several sanctuaries and the Olympian Zeus temple were found in the area”.
Informative signs will explain to visitors the main buildings of the site, which include houses, craft shops, baths, public streets, and a water drainage network.
There will be no extra charge to visitors for the walk-through, which will be included in the museum ticket.
In 2020, a large glass case will be added at the entrance with over 1,000 representative objects of the neighborhood that will add to the experience of visitors.
The Athenian neighborhood was occupied from the 5th century BC to the 12th century AD.
From the 4th millennium BC to the end of the Archaic era, the area was inhabited but not very populous.
After 480 BC, when the city of Athens expanded, the site was incorporated in the ancient city and started to develop rapidly.
The site provides a unique historical layering of Athens’ different historical eras.
(With information from AMNA)


Ver el vídeo: ACROPOLIS MUSEUM + NATIONAL ARCHAEOLOGICAL MUSEUM OF ATHENS