El camino a Koniggratz: Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana de 1866, Quintin Barry

El camino a Koniggratz: Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana de 1866, Quintin Barry


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El camino a Königgrätz: Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana de 1866, Quintin Barry

El camino a Königgrätz: Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana de 1866, Quintin Barry

La Guerra Austro-Prusiana fue la segunda de tres guerras libradas en menos de una década que terminó con Alemania unida bajo el liderazgo prusiano. El primero vio a prusianos y austriacos trabajar juntos para derrotar a los daneses y tomar las provincias de Schleswig y Holstein. La victoria militar en esta guerra no fue igualada por un plan político claro, y las discusiones sobre las dos provincias ayudaron a deteriorar la relación entre Austria y Prusia. Sin embargo, la cuestión principal era el deseo de Prusia de ser tratada como igual a Austria y la falta de voluntad de Austria para aceptarlo. La guerra solo duró siete semanas, y la campaña principal solo cuatro semanas, y la guerra se decidió por una batalla, en Sadowa o Königgrätz.

El libro comienza con una mirada a los antecedentes de Moltke, la tecnología militar cambiante de la época y su experiencia de alto mando durante la Guerra de Schleswig-Holstein. Este fue el período en el que el rifle de carga de brecha entró en servicio prusiano, la primera artillería Krupp y el uso generalizado del ferrocarril y el telégrafo.

Rápidamente queda claro que Moltke tuvo bastante suerte durante la guerra contra Austria. Normalmente se lo retrata como orquestador de un plan magistral en el que tres ejércitos separados se unieron en el campo de batalla después de un avance suave hacia Bohemia, pero contra un oponente menos pasivo, su plan podría haberse desmoronado fácilmente. Su ejército de izquierda estuvo peligrosamente expuesto al ataque durante varios días, y los austriacos también podrían haberse movido contra sus ejércitos de derecha y centro con poco riesgo de intervención de la izquierda. Incluso en Königgrätz se benefició de la inacción del comandante austríaco: solo dos de los tres ejércitos prusianos llegaron a tiempo (y solo un ejército se llevó la peor parte de los primeros combates), y un determinado ataque austríaco podría haber producido un resultado diferente en la batalla. El general Benedek, el comandante austríaco, en realidad tenía una reputación bastante buena, por lo que su inacción fue bastante inesperada.

La campaña también fue bastante más compleja de lo que podría sugerir su corta duración. Moltke tuvo que coordinar las actividades de tres ejércitos separados en Bohemia, cada uno de los cuales libró una serie de batallas a pequeña escala en el camino a Königgrätz, además de intentar imponer su autoridad al ejército prusiano que operaba contra los aliados alemanes de Austria.

Hay una buena estructura en el tema principal: la Parte II analiza la preparación de la guerra, cuando Moltke estaba preocupado por el lento comienzo de la movilización prusiana, la Parte III analiza la campaña antes de Königgrätz, la Parte IV sobre la batalla real y la Parte V en el período comprendido entre la batalla y el final de la guerra, un período que incluyó algunas batallas menores contra los austriacos y la derrota de los aliados alemanes de Austria.

Esta es una buena historia de campaña legible, pero también es excelente sobre el enfrentamiento entre los líderes militares y políticos y los problemas que enfrentó Moltke para imponer su voluntad a sus compañeros oficiales, una tarea que se hizo más difícil por la presencia de altos miembros de la Real. familia al mando de dos de los tres ejércitos.

Hay bastantes nombres familiares entre los comandantes alemanes. Manstein, Kleist y Mantauffel vuelven a aparecer durante la Segunda Guerra Mundial, von der Tann y Goeben son más familiares como buques de guerra de la Primera Guerra Mundial y el joven Hindenburg hace una breve aparición.

Curiosamente, este conflicto se siente muy diferente, y bastante más anticuado, de la casi contemporánea Guerra Civil estadounidense. Esto puede deberse a la presencia de una brillante variedad de reyes, príncipes, archiduques, duques y condes entre los comandantes de ambos bandos, pero la velocidad de la campaña también le da una sensación diferente.

Esta guerra no es tan conocida como la guerra franco-prusiana de 1870-71, probablemente debido a su corta duración, pero jugó un papel tan importante en la creación de la Alemania moderna, ayudando a trazar la frontera entre Alemania y los Estados Unidos. Reinos de los Habsburgo.

Secciones
1 - Preludio
2 - Preparación
3 - Guerra
4 - Königgrätz
5 - Consecuencias

Autor: Quintin Barry
Edición: Tapa blanda
Páginas: 552
Editorial: Helion
Año: 2014 de 2010 original



Guerra austro-prusiana

los Guerra austro-prusiana o Guerra de las Siete Semanas, conocido en Alemania como Deutscher Krieg ("Guerra Alemana") y con una variedad de otros nombres, se libró en 1866 entre el Imperio Austriaco y el Reino de Prusia, y cada uno de ellos también fue ayudado por varios aliados dentro de la Confederación Alemana. Prusia también se había aliado con el Reino de Italia, vinculando este conflicto con la Tercera Guerra de Independencia de unificación italiana. La guerra austro-prusiana fue parte de la rivalidad más amplia entre Austria y Prusia, y resultó en el dominio prusiano sobre los estados alemanes.

Estados alemanes liderados por Prusia

Estados de la Confederación Alemana liderados por Austria

  • Pérdidas totales
    28,793
    • 4.454 muertes en batalla
    • 6.427 muertes por enfermedades
    • 16.217 heridos
    • 785 desaparecidos
    • 910 capturados
    • 1,633 muertes en batalla
    • 3.926 heridos
    • 553 desaparecidos
    • 5.085 capturados
    • Pérdidas totales
      106,796
      • 9.123 muertes en batalla
      • 18,952 muertes por enfermedades
      • 35.236 heridos
      • 12.365 desaparecidos
      • 31.120 capturados
      • 379 muertes en batalla
      • 1.051 heridos
      • 16.263 capturados o desaparecidos
      • 348 muertes en batalla
      • 2.095 heridos
      • 1397 capturados o desaparecidos
      • 241 muertes en batalla
      • 1.273 heridos
      • 580 capturados o desaparecidos
      • 88 muertes en batalla
      • 444 heridos
      • 546 capturados o desaparecidos
      • 67 muertes en batalla
      • 452 heridos
      • 198 capturados o desaparecidos
      • 24 muertes en batalla
      • 115 heridos
      • 57 capturados o desaparecidos

      El principal resultado de la guerra fue un cambio de poder entre los estados alemanes alejándose de Austria y hacia la hegemonía prusiana. Resultó en la abolición de la Confederación Alemana y su reemplazo parcial por la unificación de todos los estados del norte de Alemania en la Confederación del Norte de Alemania que excluyó a Austria y los otros estados del sur de Alemania, un Kleindeutsches Reich. La guerra también resultó en la anexión italiana de la provincia austriaca de Venecia.


      Libros en Sobre asuntos militares

      1-204850 Barry, Quintin EL CAMINO A KONIGGRATZ: Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana 1866 Antes de la guerra de 1866, el nombre de Helmuth von Moltke apenas se conocía fuera del ejército prusiano. Su nombramiento como Jefe del Estado Mayor fue sorprendente en muchos sentidos, y ciertamente él mismo no lo esperaba. Fue puesto así a la cabeza de una institución militar que ya era en cierta medida superior a sus homólogas en otros lugares, para convertirla en una máquina formidable que se volvió, en sus manos, casi invencible. Esto se debió a varios factores que coincidieron con su nombramiento. Entre ellos, los numerosos avances en tecnología militar y logística, por un lado, y por otro, el surgimiento de Otto Von Bismarck como ministro-presidente de Prusia, con quien Moltke tuvo una relación crucial, aunque en ocasiones incómoda.

      Este libro sigue la parte de Moltke en el curso de la campaña al final de la cual su nombre se había convertido en una palabra familiar. Traza su ascenso al cargo de Jefe del Estado Mayor, en el contexto de la situación política de Prusia a mediados del siglo XIX, y la forma en que desarrolló las funciones del Estado Mayor. La contribución de Moltke a la campaña aliada de Prusia y Austria contra Dinamarca en 1864 fue una parte importante de su propio desarrollo, antes de la inevitable guerra entre los aliados exitosos en 1866.

      Como muestra el libro, el triunfal éxito de su estrategia en Bohemia se vio complementado por la osadía de su campaña en Alemania occidental, en la que un pequeño ejército prusiano superó una enorme desventaja numérica. Al final de la Guerra de las Siete Semanas, Moltke había convertido a Prusia en la potencia militar más fuerte de Europa. La Campaña de 1866 en Bohemia se cubre con gran detalle, incluida la cobertura más extensa de la Batalla de Koniggratz hasta ahora publicada en inglés.

      El autor ha hecho un uso completo de una gran cantidad de fuentes en alemán. Su texto detallado está acompañado de una serie de ilustraciones en blanco y negro (un número significativo de las cuales no han sido publicadas previamente) y mapas de batalla. También se proporcionan órdenes de batalla. 1 vol, 522 pgs 2014 Reino Unido, HELION Y EMPRESA
      NUEVO-tapa blanda. $ 40.00 con un descuento del 15%

      1-23440 Craig, Gordon A. BATALLA DE KONIGGRATZ, THE: 1866 La victoria de Prusia sobre Austria, mapas b / n, notas de capítulos, biblio, índice. 1 vol, 224 pgs 2003 FILADELFIA
      NUEVO-pb. 19,00 $

      1-210130 Embree, Michael DEMASIADO PEQUEÑO, DEMASIADO TARDE: La campaña en el oeste y el sur de Alemania, junio-julio de 1866 En la primavera de 1866, la llamada Confederación Alemana, entonces una organización flexible de estados autónomos, entró en crisis por una brecha entre los dos miembros más grandes, el Imperio Austriaco y el Reino de Prusia. Desde la fundación de la Confederación en 1815, se había aceptado tácitamente que Austria era la autoridad supervisora. Ahora, sin embargo, una Prusia más beligerante buscaba un papel protagónico. Bajo un nuevo y ambicioso canciller, el príncipe Otto von Bismarck, Prusia ya no aceptaría un papel secundario.

      Esta cuestión vital del liderazgo, naturalmente, afectó a todos los Estados miembros y nadie podía ignorarla. Sin embargo, los asuntos habían ido más allá de toda discusión y, en junio, comenzaron las hostilidades con la invasión prusiana del Reino de Hannover y el Electorado de Hesse-Cassel.

      Este volumen narra el conflicto por la unificación de Alemania. La campaña en el sur y el oeste de Alemania aseguró que el control político de los asuntos alemanes estaría firmemente en manos prusianas, controladas por Bismarck, de la misma manera que las grandes batallas entre Prusia y Austria en el este excluirían a Austria de los asuntos alemanes por completo.

      La historia detallada de esto, la guerra de unificación dentro de la propia Alemania, se narra aquí, compilada a partir de numerosas fuentes publicadas e inéditas, incluidos muchos relatos contemporáneos y de primera mano, así como informes oficiales. Aquí se explica la importancia de la campaña, que con demasiada frecuencia se ignora. Este es un recurso invaluable para cualquier estudiante de historia militar europea de mediados del siglo XIX.

      Los temas clave incluyen el trasfondo histórico del conflicto, la crisis política de 1866 en el Parlamento alemán y la preparación para la guerra, descripciones completas de todas las fuerzas militares involucradas, las diversas fases de la campaña. El libro incluye órdenes de batalla completas, mapas informativos, numerosas ilustraciones (algunas en color) y fotografías, muchos gráficos y diagramas informativos. El autor también presenta un análisis detallado de fuentes contemporáneas y posteriores.

      Esta tapa dura es una impresión de edición estrictamente limitada de 750 copias, cada una numerada individualmente y firmada por el autor en una portada decorativa. Incluye 16 páginas de ilustraciones en color. 1 vol, 0 pgs 2015 REINO UNIDO, HELION Y EMPRESA
      NEW-dj, disponible a finales de diciembre de 2015. $ 60.00 con un descuento del 15%

      1-49360 Hozier, H.M. LA GUERRA DE LAS SIETE SEMANAS, THE Originalmente publicado en 1867 en dos volúmenes, este trabajo clásico cubre la guerra austro-prusiana de 1866 en detalle. Toda la campaña de Bohemia, el teatro de operaciones occidental, el frente italiano, las operaciones navales, las grandes batallas de Gitschin, Trautenau, Nachod, Skalitz, Langensalza, Koniggratz, Custozza, Lissa y muchas otras se investigan a fondo. Se incluyen descripciones completas de todos los combatientes (grandes y pequeños) y órdenes de batalla junto con una docena de mapas (ocho de los cuales, uno desplegable es de gran tamaño). 1 vol, 416 pgs 1997 MINNEAPOLIS, ABSINTHE PRS
      NUEVO-tapa blanda, o / p, encontré más copias. $ 25.00 rct

      1-68390 Jacobson, Carl traducido por Duncan Rogers HISTORIA DEL REGIMIENTO DE INFANTERÍA PRUSO # 71 El regimiento se formó en Turingia en 1859/60 y estuvo presente en las batallas de Podol, Koniggratz y Blumenau / Pressburg, croquis de mapas, anexos. 1 vol, 24 pgs 2002 Reino Unido, HELION & COMPANY
      NUEVO-pb. $ 12,00

      1-43880 Lackey, Scott W.RENACIMIENTO DEL EJÉRCITO DE HAPSBURGO, EL Friedrich Beck y el ascenso del Estado Mayor, cubre los años 1860-1890, una necesidad para el estudiante serio de los asuntos militares de Austria-Hungría, notas extensas , biblio, índice. 1 vol, 253 pgs 1995 WESTPORT, GREENWOOD PRESS
      NUEVO-tapa dura. 68,00 $

      1-35220 Estado Mayor Prusiano CAMPAÑA DE 1866 EN ALEMANIA, EL Ésta es la muy rara Historia Oficial Prusiana de la campaña de 1866 (también conocida como la Guerra de las Siete Semanas), entre Prusia y Austria y sus aliados. Austria reunió el apoyo de Baviera, Hannover, Sajonia y Hesse y luchó en la guerra en dos frentes. Este estudio narra el frente principal de Bohemia, incluidas las batallas que llevaron a la decisiva victoria prusiana en Koniggratz. También cubre el frente occidental donde Prusia se enfrentó a los hannoverianos y otros. Hay una sección muy grande de casi 150 páginas de apéndices y órdenes de batalla muy detalladas. Reimpresión de la edición de 1872. 1 vol, 672 pgs 1994 NASHVILLE, BATERÍA PRENSA
      NUEVO-tapa dura, reimpresión facsímil. 55,00 $

      1-41620 Wawro, Geoffrey GUERRA AUSTRO-PRUSA, LA guerra de Austria con Prusia / Italia en 1866 detalla el pánico que se apoderó del ejército austríaco y la metedura de pata de sus comandantes. Incluye ilustre b / w, 21 mapas, biblio e índice. 1 vol, 368 pgs 1997 NY, CAMBRIDGE UNIVERSITY
      NUEVO-tapa blanda. 33,00 $


      Подпишитесь, чтобы загрузить Koniggratz - Un mapa de maniobras de fuego y amplificador

      Este mapa está destinado a representar la batalla de Koniggratz, que tuvo lugar el 3 de julio de 1866 durante la guerra entre Prusia y Austria (Guerra de los Hermanos). La batalla involucró a tres ejércitos prusianos que intentaban rodear y envolver a un ejército austríaco que estaba en una posición altamente defendible, en un terreno elevado y al otro lado de un río. El mapa utiliza reglas especiales específicas del mapa, implementando un registro de turnos y refuerzos. Las unidades de este mapa tienen bases de diferentes colores. Esto está destinado a representar diferentes cuerpos y ejércitos en los que estaban, pero no tiene ningún efecto en el juego.

      El mapa debería tardar unas 2 horas en reproducirse por completo.

      Este mapa funciona a escala de regimiento: cada unidad completa está destinada a representar un regimiento real que luchó en el campo de batalla (esto es esencialmente un paso por encima de la escala habitual del juego). Junto con esto, el número de cada fuerza se ha reducido: el ejército austríaco tiene aproximadamente la mitad de sus números reales, y tanto el 2 ° ejército como el ejército del Elba tienen aproximadamente 1/3 de fuerza. Esto fue en parte por razones de equilibrio, y también porque sentí que, con la cantidad de unidades en el tablero, si se agregaban más, el mapa se volvería más agotador que divertido de jugar.

      Durante la invasión de Bohemia, el ejército prusiano había obtenido un puñado de pequeñas victorias, pero nunca logró asestar un golpe aplastante. El nuevo comandante del ejército prusiano era el viejo, pero con mucha experiencia, Helmuth von Moltke. Moltke sabía que la economía y la situación política prusianas no podían manejar un conflicto prolongado y prolongado con los austriacos, y por eso pasó los días de finales de junio y principios de julio intentando perseguir y destruir al ejército austríaco del norte. El único problema era: ¿dónde estaban los austriacos?

      El ejército austríaco, por otro lado, había notado los movimientos de los ejércitos prusianos delante de ellos y decidió retirarse. El comandante del ejército, el cauteloso pero capaz Ritter von Benedek, había estado planeando continuar la retirada potencialmente hasta Praga. Sin embargo, por razones desconocidas, el 1 de julio decidió en cambio mantenerse firme y librar una batalla cada vez que los prusianos pudieran atacarlo. Instaló su ejército entre dos ríos, el Bistritz y el Elba, a lo largo de un terreno elevado con mucho bosque para cubrirse, justo al noroeste de la ciudad de Koniggratz.

      Cuando los prusianos finalmente descubrieron la posición austriaca, Moltke estaba decidido a ganar una batalla decisiva, utilizando 3 ejércitos (el 1er ejército, el 2º ejército y el ejército del Elba) para envolver y destruir a los austriacos. A pesar de que los austriacos defendieron fuertemente su posición y superioridad en artillería, Moltke presionó en el ataque. El 1er ejército se enfrentó a los austriacos de frente, mientras que el 2º ejército se movió para flanquear al enemigo en el norte, y el ejército del Elba intentó cruzar el Elba en el sur para leer Koniggsberg y cortar la retirada de los austriacos.

      Fuentes utilizadas para investigar esta batalla:
      1. & quot; Camino a Koniggratz: Helmuth Von Moltke y la guerra austro-prusiana de 1866 & quot; por Quintin Barry
      2. "La campaña de Koniggratz: un estudio del conflicto austro-prusiano a la luz de la guerra civil estadounidense" por Arthur L. Wagner.
      3. "La batalla de Koniggratz" por Graham J Morris, alojado en el sitio web Battlefield Anomalies.

      Un mapa de la maniobra de fuego y amplificador de Armchair Historian. Este no es un mapa oficial y no soy un creador original del mod.


      El camino a Koniggratz: Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana de 1866, Quintin Barry - Historia

      El camino a Koniggratz: Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana, 1866, por Quintin Barry

      Solihull, West Midlands: Hellion / Filadelfia: Casamata, 2010. Pp. xviii + 529. Illus., maps, appends., notes., biblio., index. $ 69.95. ISBN: 1906033374.

      En El camino a K & # 246niggr & # 228tz , Barry sigue su excelente libro de dos volúmenes. La guerra franco-prusiana, 1870-1871   (2007) para ver la carrera, las obras y las guerras anteriores del gran Helmuth von Moltke. & # 160

      Aunque el libro se centra necesariamente en el decisivo enfrentamiento austro-prusiano en K & # 246niggr & # 228tz (3 de julio de 1866), Barry comienza su relato mucho antes. & # 160 Nos da una mirada a la vida temprana y la educación militar de Moltke & # 8217. , sus impresionantes intereses académicos, su servicio en la Guerra Turco-Egipcia, los desarrollos políticos y militares en los estados alemanes durante & # 8220 la Roja & # 821648 & # 8221 & # 160 la reforma militar prusiana, la Guerra de Schleswig-Holstein de 1864, y los antecedentes políticos y diplomáticos de la guerra con Austria y sus aliados en 1866. & # 160 Como lo hizo en los volúmenes anteriores, Barry presta la atención adecuada a los acontecimientos menos espectaculares durante la breve guerra (junio & # 1604 - 23 de agosto de 1866 ), con una buena mirada a las campañas menores en el centro de Alemania. & # 160 También dedica cierta atención a los eventos en Italia, donde la derrota de sus aliados italianos jugó un papel importante en la posterior victoria prusiana en K & # 246niggr & # 228tz, y al frente dipolmático y al int implicaciones nacionales de la guerra. & # 160

      Una lectura excelente para aquellos interesados ​​en la historia militar del siglo XIX, así como en la historia y experiencias militares de Alemania e Italia.


      Bibliografía

      1. ^
      2. ^
      3. ^ La situación de Alemania. (PDF) - The New York Times, 1 de julio de 1866
      4. ↑ Peter H. Wilson, El Sacro Imperio Romano, 1495–1806 (Basingstoke: Macmillan, 1999) p. 1.
      5. ↑ Charles Ingrao, La monarquía de los Habsburgo, 1618-1815 (Cambridge: Cambridge University Press, 2000) págs.229-30.
      6. ^ Wawro 2003, p. dieciséis.
      7. ^ Balfour 1964, págs. 67-68.
      8. ^
      9. ↑ Hollyday 1970, p. 36.
      10. ^ Geoffrey Wawro, "El Habsburgo 'Flucht Nach Vorne' en 1866: orígenes políticos nacionales de la guerra austro-prusiana", Revisión de historia internacional (1995) 17 # 2 págs. 221-248.
      11. ^ Clark, Christopher. Iron Kingdom: El ascenso y la caída de Prusia. Cambridge, Massachusetts: Harvard University Press, 2008.
      12. ↑ a b c d Schmitt, Hans A. El último vuelo de Prusia: la anexión de Hannover, Hesse, Frankfurt y Nassau, del 15 de junio al 8 de octubre de 1866. Historia de Europa Central 8, No. 4 (1975), págs. 316-347.
      13. ^
      14. ^
      15. ^
      16. ^
      17. ^

      CAMINO A KONIGGRATZ Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana de 1866, Quintin Barry

      Los comandantes del victorioso ejército prusiano de 1866. (Rogers) Del mismo autor: The Franco-Prussian War Volume 1: The Campaign of Sedan. Helmuth von Moltke y el derrocamiento del Segundo Imperio La guerra franco-prusiana Volumen 2: Después de Sedan. Helmuth von Moltke y la derrota del Gobierno de Defensa Nacional Helion & Company Limited 26 Willow Road Solihull West Midlands B91 1UE Inglaterra Tel. 0121 705 3393 Fax 0121 711 4075 Correo electrónico: [email protected] Sitio web: www.helion.co.uk Publicado por Helion & Company 2010 Diseñado y compuesto por Farr out Publications, Wokingham, Berkshire Portada diseñada por Farr out Publications, Wokingham , Berkshire Impreso por The Cromwell Press Group, Trowbridge, Wiltshire (c) Quintin Barry 2009 ISBN 978 1 906033 37 8 EPUB ISBN: 9781909384743 Datos de catalogación en la publicación de la Biblioteca Británica. Un registro del catálogo de este libro está disponible en la Biblioteca Británica. Reservados todos los derechos. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada en un sistema de recuperación o transmitida, en cualquier forma o por cualquier medio, electrónico, mecánico, fotocopiado, grabación o de otro modo, sin el consentimiento expreso por escrito de Helion & Company Limited. Ilustraciones de la sobrecubierta: Bismarck y Moltke en Koniggratz, 3 de julio de 1866, pintura de Rochling (portada) El rey Guillermo I de Prusia saluda al príncipe heredero en el campo de Koniggratz, 3 de julio de 1866, pintura de Rohling (contraportada). Tenga en cuenta que a pesar de los nombres, Carl Rochling y Carl Rohling, son dos artistas diferentes. Para obtener detalles de otros títulos de historia militar publicados por Helion & Company Limited, comuníquese con la dirección anterior o visite nuestro sitio web: http://www.helion.co.uk. Siempre damos la bienvenida a recibir propuestas de libros de posibles autores, especialmente aquellos de interés del siglo XIX. CONTENIDO Lista de ilustraciones Lista de mapas Agradecimientos Introducción Parte I Preludio 1 Helmuth von Moltke 2 Moltke y el estado mayor general 3 La nueva tecnología 4 La reforma del ejército 5 Planificación estratégica 6 Schleswig-Holstein 7 El Dannewerk 8 Duppel 9 Alsen 10 Tensión de montaje Parte II Preparación 11 Movilización 12 Despliegue 13 El ejército prusiano 14 El ejército austriaco 15 Planes finales 16 Cuenta atrás para la guerra Parte III Guerra 17 Enfrentando los Estados del Medio 18 Langensalza 19 El avance hacia Bohemia 20 El segundo ejército en las montañas 21 Gitschin Parte IV Koniggratz 22 Contacto recuperado 23 El Swiepwald 24 Ansiedad en el Roskosberg 25 La toma de Chlum 26 El avance del ejército del Elba 27 Rosberitz 28 Victoria Parte V Consecuencias 29 Custozza 30 Avance al Danubio 31 Kissingen 32 La caída de Frankfurt 33 El fin de la Confederación 34 Moltke en Nikolsburg 35 Conclusión Apéndices Órdenes de Batalla I Orden de Batalla, Ejército Aliado Combinado en 1864 II Orden de Batalla, Ejército Real Danés en 1864 III Orden de la Batalla del Real Ejército Prusiano en 1866 IV Orden de Batalla del Ejército Imperial Austriaco del Norte en 1866 V Orden de Batalla del Real Ejército Sajón Cuerpo en 1866 VI Orden de Batalla del Real Ejército de Hannover el 18 de junio de 1866 VII Orden de la Batalla de la División Electoral de Hesse en 1866 VIII Orden de Batalla del Real Ejército de Baviera en 1866 IX Orden de Batalla del VIII Cuerpo Federal el 9 de julio de 1866 X Orden de Batalla del Destacamento del Mayor General von Flies en la Batalla de Langensalza 27 de junio de 1866 XI Orden de Batalla del Ejército Prusiano del Main (desde el 20 de julio de 1866) XII Orden de Batalla del Real Ejército Italiano en junio de 1866 XIII Orden de Batalla del Ejército Imperial Austriaco del Sur en junio de 1866 Notas Bibliografía Lista de ilustraciones Los comandantes del victorioso ejército prusiano de 1866. (Rogers) Moltke en Turquía 1837, un dibujo contemporáneo. (Moltke) Moltke en 1866. (Rogers) General der Infanterie Johann Wilhelm von Krauseneck, jefe del Estado Mayor prusiano desde 1829 hasta 1848. (Priesdorff) General der Kavallerie Karl Friedrich Wilhelm von Reyher, predecesor inmediato de Moltke como jefe del general prusiano Personal, ocupando este puesto desde 1848 hasta su muerte en 1857. (Priesdorff) Johann Dreyse, inventor de la pistola de agujas. (Illustrirte Kriegs-Chronik) La versión Fusilier de la pistola de agujas Dreyse. (C.v.H.) Alfred Krupp (Wikipedia) Ministro de Guerra Albrecht von Roon. (Rogers) Rey Guillermo de Prusia. (Rogers) Una rara fotografía de Bismarck, Roon y Moltke. (Reimer) Conde Otto Eduard Leopold von Bismarck-Schonhausen. (Rogers) Rey Christian IX de Dinamarca. (Voss) Mariscal de campo Friedrich von Wrangel. (Rogers) General CJ ​​de Meza, comandante del ejército danés de diciembre de 1863 hasta el 28 de febrero de 1864. (Voss) General GD Gerlach, comandante del ejército danés 29 de febrero a julio de 1864. (Voss) La batalla de Missunde, 2 de febrero de 1864. (Voss) Tropas prusianas en marcha en Schleswig-Holstein, febrero de 1864. (Voss) Esta vista del Fuerte No. 4 de Duppel después de su captura da una idea de la zanja, la empalizada y las murallas erigidas por los daneses. (Rogers) El 3er Regimiento de Granaderos de la Guardia Prusiana asaltando los reductos daneses en Duppel, el 18 de abril de 1864. (Rogers) El lado norte del Fuerte No. 4 en Duppel después de su captura, en abril de 1864. (Rogers) El 64.o Regimiento de Infantería de Línea Prusiano asalta Alsen, pintura de Becker. (Reimer) el rey Víctor Manuel II de Italia. (Álbum della Guerra del 1866) General Giuseppe Govone, enviado por Italia a Berlín para negociar un acuerdo con Prusia en 1866. (Álbum della Guerra del 1866) El emperador Francisco José de Austria, una fotografía tomada en 1866. (Rogers) Las tropas prusianas parten Berlín para el frente, pintura de Klein. (Voss) Las tropas austriacas parten de Viena hacia Bohemia, pintado por Klein. (Voss) Los reservistas prusianos abandonan Halle. (Illustrirte Kriegs-Chronik) Los artilleros prusianos durante el transporte ferroviario al frente hacen una pausa para comer. (Illustrirte Kriegs-Chronik) La ciudad y fortaleza de Olmutz. (Illustrirte Kriegs-Chronik) Húsares y coraceros austriacos organizan alojamiento en la frontera entre Bohemia y Silesia. (Illustrirte Kriegs-Chronik) soldado de infantería de línea prusiana de 1866, pintado por Herbert Knotel. (Lezius) Dragón prusiano de 1866, pintado por Herbert Knotel. (Lezius) Guardia prusiana Jager 1866, pintura de Herbert Knotel. (Lezius) Oficial de húsares prusiano 1866, pintura de Herbert Knotel. (Lezius) Oficial prusiano de Uhlan 1866, pintura de Herbert Knotel. (Lezius) Oficial de artillería de línea prusiana de 1866, pintura de Herbert Knotel. (Lezius) Príncipe Frederick Charles, comandante del Primer Ejército Prusiano. (Rogers) El Príncipe Heredero de Prusia, comandante del Segundo Ejército de Prusia. (Rogers) El comandante del Ejército del Norte de Austria, Ludwig von Benedek, c 1866. (Rogers) General Alfred Henikstein, Jefe del Estado Mayor de Austria durante 1866. (Rogers) Soldado de Infantería austríaco, pintura de Herbert Knotel. (Lezius) Oficial dragón austríaco, pintura de Herbert Knotel. (Lezius) Austrian Jager, pintura de Herbert Knotel. (Lezius) Pionero austríaco, pintura de Herbert Knotel. (Lezius) General Gideon Krismanic, Director de Operaciones del Ejército del Norte de Benedek durante la Campaña de 1866. (Rogers) General Konstantin von Voigts-Rhetz, Jefe de Estado Mayor del Primer Ejército Prusiano, 1866. (Rogers) Friedrich Engels, entre otras cosas crítico militar de The Manchester Guardian en 1866. (Wikipedia) Rey Jorge V de Hannover. (Voss) Tropas de Hannover en 1866, pintura de Richard Knotel. (Voss) Rey Juan de Sajonia. (Voss) Príncipe Carlos, comandante del Ejército de Baviera en 1866. (Voss) General Eduard Ernst Vogel von Falckenstein, comandante del Ejército del Main. (Rogers) El mariscal de campo Príncipe Alejandro de Hesse, comandante del 8º Cuerpo del Ejército Federal. (Voss) General Eduard von Flies, comandante prusiano en la batalla de Langensalza. (Rogers) Una litografía panorámica de la batalla de Langensalza, 27 de junio de 1866, que indica las principales posiciones del campo de batalla. (Rogers) Los hannoverianos asaltan el Molino de Kallenberg durante la Batalla de Langensalza. (Rogers) General von Flies en Langensalza. (Rogers) La carga de los Dragones de Cambridge Hannoverianos dirigidos por Rittmeister von Einem en Langensalza. (Rogers) Las tropas prusianas entran en Leipzig el 19 de junio. (Illustrirte Kriegs-Chronik) General Eberhard Herwarth von Bittenfeld, comandante del ejército prusiano del Elba. (Rogers) General Leonhard von Blumenthal, Jefe de Estado Mayor del Segundo Ejército Prusiano en 1866. (Rogers) Príncipe Heredero Alberto de Sajonia. (Fontane) General Eduard Clam-Gallas, comandante del I Cuerpo de Austria. (Rogers) La batalla nocturna en Podol, 26-27 de junio. (Illustrirte Kriegs-Chronik) La ciudad y el castillo de Nachod. (Regensberg / Nachod-Wysokow) General Wilhelm Ramming, comandante del 6. ° Cuerpo de Austria en 1866. (Rogers) General Karl Friedrich von Steinmetz, comandante combativo del 5. ° Cuerpo de Prusia, y apodado 'el león de Skalitz' a raíz de su éxitos en 1866. (Rogers) La iglesia de Wenzelsberg, escenario de feroces combates durante la Batalla de Nachod, 27 de junio de 1866. (Rogers) La lucha de caballería en Nachod, dibujo de Anton Hoffmann. (Regensberg / Nachod-Wysokow) El sitio de la batalla de caballería en Nachod hoy. (Rogers) El espléndido monumento a los dos regimientos de coraceros austríacos, el 4º y el 6º, en Nachod. (Rogers) Dragones prusianos cabalgan sobre la infantería austríaca durante la Batalla de Nachod, dibujo de Anton Hoffmann. (Regensberg / Nachod-Wysokow) El inquietante monumento al sexto batallón austríaco Jager en Nachod. La figura mira en dirección a la fosa común del Batallón a poca distancia. (Rogers) El monumento a Gablenz en Trautenau. Aunque se trata de una imagen tomada alrededor de 1900, el monumento, en realidad al 10º Cuerpo de Austria en lugar de a su comandante, ha sido recientemente restaurado a su antigua gloria. Cada centímetro de soldado, Gablenz dio instrucciones de que su lugar de descanso final sería junto a los soldados caídos que lucharon tan magníficamente por él el 27 de junio, y yace enterrado a pocos metros de este monumento. (Rogers) La brigada de Knebel asalta con éxito el Hopfenberg en Trautenau. (Rogers) General Adolf von Bonin, comandante del 1er Cuerpo de Prusia. (Rogers) La capilla en lo alto del Kapellenberg en Trautenau. (Rogers) La campiña ondulada alrededor de Alt-Rognitz, y el escenario de sangrientos combates para la brigada austríaca de Grivicic durante la Batalla de Trautenau el 27 de junio. La brigada se desintegró al día siguiente en Rudersdorf bajo el ataque de la Guardia Prusiana. (Rogers) General Ludwig Karl Wilhelm von Gablenz, comandante del 10º Cuerpo de Austria en 1866 y vencedor de Trautenau. Ya había ganado muchos aplausos por su actuación en Schleswig-Holstein en 1864. Las desastrosas pérdidas económicas le llevaron a suicidarse en Zúrich en 1874. (Rogers) Archiduque Leopoldo, comandante del 8º Cuerpo de Austria. (Voss) Skalitz - Una vista hacia la madera Dubno desde las posiciones austriacas. La Brigada de Kreyssern pasó inmediatamente desde detrás de la cámara a través de estos campos hacia el bosque. (Rogers) El último asalto prusiano a Skalitz, dibujo de Anton Hoffmann. (Regensberg / Von Skalitz bis Koniggratz) El monumento austríaco a sus muertos en Skalitz, en los límites del bosque Dubno. (Rogers) Estación de tren de Skalitz, escenario de feroces combates el 28 de junio y prácticamente sin cambios desde 1866. Hoy en día todavía se pueden ver los agujeros de bala de la batalla. (Rogers) Príncipe August von Wurtemberg, comandante del Cuerpo de la Guardia Prusiana en 1866. (Rogers) Burkersdorf en 1866. (Regensberg / Von Skalitz bis Koniggratz) Brigada austriaca de Grivicic en Alt-Rognitz, 28 de junio, un dibujo de Anton Hoffmann. (Regensberg / Von Skalitz bis Koniggratz) Las tropas prusianas capturan con éxito el Muskey Berg en Munchengratz, el 28 de junio, un dibujo de Georg Lebrecht. (Regensberg / Von Dresden bis Munchengratz) General Ludwig Karl Tumpling, comandante de la 5.ª División de Prusia. (Rogers) General August Leopold von Werder, comandante de la 3.ª División de Prusia. (Rogers) El pueblo de Diletz actual, cambió poco desde que fue ferozmente disputado entre los sajones y prusianos durante la Batalla de Gitschin. (Rogers) Una fosa común de soldados sajones muertos durante el asalto prusiano a Diletz, en Gitschin. (Rogers) Los hombres del 2. ° Batallón, 2. ° Regimiento de Granaderos toman Unter-Lochow durante las etapas finales de la Batalla de Gitschin. (Rogers) El monumento al 42º de Infantería de Austria en el campo de batalla de Gitschin. Formó parte de la Brigada de Ringelsheim y llevó a cabo una defensa estoica durante la Batalla de Gitschin. Sin embargo, el regimiento fue diezmado, matando a más de 500 hombres. (Rogers) La batalla nocturna en Gitschin, entre sajones y prusianos, 29-30 de junio. Los edificios que se muestran en la ilustración son fácilmente reconocibles en la actualidad. (Illustrirte Kriegs-Chronik) La lucha por las alturas de Brada en Gitschin. (Fontane) Un campamento sajón y austriaco cerca de Stosser después de la Batalla de Gitschin. (Illustrirte Kriegs-Chronik) Una vista actual mirando hacia el pueblo de Schweinschadel desde las líneas prusianas. El pueblo, incluso sus edificios individuales, se ha mantenido notablemente sin cambios desde junio de 1866. (Rogers) El avance prusiano en Schweinschadel, 29 de junio. (Fontane) Heridos de los ejércitos austriaco, sajón y prusiano en Melnik, tras las batallas a lo largo del Iser. (Illustrirte Kriegs-Chronik) Una vista interesante de una oficina de correos de campo prusiana en el campo. (Fontane) Archiduque William, inspector general de Artillería del Ejército del Norte y uno de los principales responsables de las excelentes posiciones adoptadas por la artillería austriaca para la batalla de Koniggratz. (Fontane) Mayor von Unger en su atrevido y crucial viaje de reconocimiento antes de la Batalla de Koniggratz. (Fontane) General Eduard von Fransecky, comandante de la 7.ª División prusiana cuya épica defensa del Swiepwald contribuyó en gran medida a la eventual victoria en Koniggratz. (Rogers) Conde Festetics, comandante del 4º Cuerpo de Austria. (Voss) Tres monumentos conmemorativos del 3 de julio se encuentran en el primer plano del Swiepwald. (Rogers) El distintivo monumento al octavo batallón austriaco Jager parece estar de guardia en la entrada del Swiepwald actual. (Rogers) El monumento al 13º Batallón Jager de Austria se encuentra en silencio en los márgenes del Swiepwald. Este batallón formó parte de la Brigada Fleischhacker, 4º Cuerpo. (Rogers) Conde Karl Thun von Hohenstein, comandante del 2º Cuerpo de Austria. (Voss) Esta imagen actual transmite algo de la naturaleza del interior del Swiepwald, que habría parecido virtualmente idéntico el 3 de julio de 1866. (Rogers) La 9.a Compañía del Regimiento de Infantería de Línea 27 de Prusia dispara contra las tropas austriacas cerca de Cistowes, en los bordes del Swiepwald, pintura de Carl Rochling. (Voss) Las mismas franjas del Swiepwald ahora contemplan una escena más pacífica en el otoño de 2008. (Rogers) La 'avenida de los muertos' en Swiepwald. Hoy el sonido de los disparos se ha silenciado, pero el área permanece inquietantemente atmosférica, sin el canto de los pájaros audible. (Rogers) La infantería prusiana repele un asalto del austriaco Jager en Swiepwald. (Fontane) Uno de los monumentos del campo de batalla más distintivos entre las docenas de Koniggratz es este, que conmemora al 8º Batallón Jager austríaco de la Brigada de Poeckh, 4º Cuerpo. (Rogers) Una vista desde lo alto del Roskosberg mirando aproximadamente hacia el este, elevándose ligeramente en el horizonte lejano es la masa oscura del Swiepwald. (Rogers) General de división Anton Molinary, quien sucedió al mando del 4º Cuerpo de Austria tras las heridas de su comandante, el Conde Festetics. (Moliplinar) Artillería prusiana en Mokrowous. (Fontane) Luchando en Problus. (Fontane) Una fotografía de los famosos 'dos ​​tilos' cerca de Horenowes, cerca del memorial del 57º Regimiento de Infantería de Austria. (Rogers) El Príncipe Heredero señala a los 'dos ​​tilos' mientras el Cuerpo de Guardia pasa junto a él. (Voss) El monumento al desafortunado 46. ° Regimiento de Infantería de Austria, que fue destruido en Chlum. (Rogers) El príncipe Kraft zu Hohenlohe-Ingelfingen en una fotografía tomada mucho después de la guerra. Comandante de la Guardia de Artillería en 1866, fue un artillero talentoso cuyo legado ha sido una serie de escritos inteligentes e importantes relacionados con la guerra a finales del siglo XIX. (Hohenlohe-Ingelfingen) Los prusianos asaltan Chlum. (Fontane) La vista de Chlum y su iglesia desde la posición de la 'batería de los muertos' austriaca comandada por el Mayor von der Groeben. (Rogers) Las líneas de armas del 2º Cuerpo prusiano cerca del Bistritz. (Illustrirte Kriegs-Chronik) El monumento distintivo de la brigada austriaca de Knebel en Dohalitz. (Rogers) Una vista hacia Stezirek Wood, de la cual la infantería prusiana irrumpió y puso en desorden a las tropas austriacas y sajonas. El monumento es para el 74o Regimiento de Infantería de Austria, que perdió mucho en este lugar. (Rogers) El desorden golpea los esfuerzos del Príncipe Heredero de Sajonia para lanzar un contraataque en Prim. (Illustrirte Kriegs-Chronik) Las tropas austriacas se reúnen para los esfuerzos por retomar Chlum y Rosberitz. (Fontane) Archiduque Ernst, comandante del 3.er Cuerpo de Austria. (Voss) Los segundos guardias prusianos en Rosberitz. (Fontane) La vista desde Rosberitz cuesta arriba hasta Chlum que enfrentaba a la infantería austríaca mientras se preparaban para intentar recuperar la llave de las posiciones de Benedek. Chlum y la torre de su iglesia se pueden ver en la parte superior derecha de la fotografía. (Rogers) La infantería austríaca del 1er Cuerpo asciende por "el camino de los muertos" durante sus esfuerzos por retomar Chlum. (Fontane) General Friedrich Wilhelm Hiller von Gartringen, comandante de la 1ra División de la Guardia Prusiana, muerto en el punto álgido de la lucha por Chlum el 3 de julio. (Rogers) General Leopold Count Gondrecourt, comandante del 1er Cuerpo de Austria en Koniggratz. (Lukes) 'El camino de los muertos' serpentea cuesta arriba hacia Chlum. Esta zona fue testigo de una matanza inimaginable el 3 de julio, cuando un oficial prusiano comentó sobre los desesperados esfuerzos de Austria por retomar Chlum, "Formaciones locas, coraje más loco". (Rogers) El general Louis von Mutius, comandante del 6º Cuerpo de Prusia durante 1866. Mutius murió de cólera en Moravia en agosto de 1866. (Rogers) Chlum aparece en la cima de "el camino de los muertos". Sorprendentemente, algunas tropas austriacas lograron penetrar en las afueras. Mientras tanto, miles de sus compañeros yacían muertos o heridos en esta zona, mientras que otros se refugiaban en el refugio que ofrecía el barranco. (Rogers) El sitio de las acciones de la caballería en Langenhof, frente a las líneas austriacas. (Rogers) El undécimo Uhlans prusiano en la gran batalla de caballería en Koniggratz, pintura de Freyberg.(Voss) La retirada austriaca se convierte en pánico en Koniggratz. (Regensberg / Koniggratz) El rey Guillermo de Prusia entre sus tropas victoriosas en Koniggratz. (Fontane) Bismarck dormido en Horitz después de la batalla. (Hofmann & Rohling) Infantería italiana en 1866. (Álbum della Guerra del 1866) General Alfonso La Marmora, comandante del ejército italiano en Custozza. (Álbum della Guerra del 1866) General Enrico Cialdini, comandante del 4º Cuerpo italiano. (Álbum della Guerra del 1866) Archiduque Albrecht, comandante del Ejército del Sur de Austria en 1866. (Rogers) General Franz von John, Jefe de Estado Mayor del Ejército del Sur de Austria. (Rogers) General Joseph Freiherr Maroicic di Madonna del Monte, comandante del 7º Cuerpo de Austria. (Lukes) General Giovanni Durando, comandante del 1er Cuerpo italiano. (Álbum della Guerra del 1866) General Enrico Della Rocca, comandante del 3er Cuerpo italiano. (Álbum della Guerra del 1866) El coronel von Rodakowski conduce a sus ulanos austríacos en un viaje de muerte o gloria en Custozza, pintura de Koch. (Rogers) General Ernst Hartung, comandante del 9º Cuerpo de Austria. (Lukes) La 65.a infantería austríaca en Custozza, pintura de Fritz Neumann. (Rogers) General Gabriel Freiherr von Rodich, comandante del 5º Cuerpo de Austria. (Lukes) Prisioneros italianos después de Custozza, en el anfiteatro romano de Verona. (Álbum della Guerra del 1866) Infantería austríaca en marcha después de Custozza. (Illustrirte Kriegs-Chronik) Tropas prusianas marchan hacia Praga, 8 de julio (Illustrirte Kriegs-Chronik) Coraceros prusianos capturan armas austriacas en Rokeinitz / Tobitschau, 15 de julio (Regensberg / Letzte Kampfe und Friedenschluss) Esta imagen transmite la idoneidad del terreno para el ataque de caballería de Bredow en Rokeinitz / Tobitschau el 15 de julio. Los hombres de Bredow asaltaron desde la derecha de la fotografía. (Rogers) La carretera a las afueras de Tobitschau, escenario de un fuerte enfrentamiento el 15 de julio, donde la 71.a Infantería de Austria sufrió graves bajas. (Rogers) La batalla de Blumenau, 22 de julio (Fontane) El terraplén del ferrocarril en Blumenau-Pressburg. (Rogers) Un monumento a la batalla de Blumenau-Pressburg en la cima del Gamsenberg. (Rogers) General von Goeben, comandante de la 13.ª División de Prusia en el Ejército del Main. (Rogers) La huida presa del pánico de la caballería bávara en Hunfeld, 4 de julio (Fontane) Los prusianos asaltan las posiciones bávaras en Zella. (Fontane) La ciudad balneario de Kissingen. (Voss) La infantería bávara defiende Kissingen. (Fontane) Infantería prusiana en Nudlingen. (Fontane) Herido en los jardines de placer en Kissingen después de la batalla. (Voss) El asalto de infantería Hesse-Darmstadt en Frohnhofen, 13 de julio (Fontane) El asalto de infantería prusiana a la Puerta Herstaller en Aschaffenburg, 14 de julio, pintura de Burger. (Voss) Las tropas prusianas de la división de Goeben entran en Frankfurt la tarde del 16 de julio. (Illustrirte Kriegs-Chronik) General Edwin Freiherr von Manteuffel, comandante de una división combinada en el Ejército del Main. (Rogers) Contraataque de infantería de Württemberg durante la Batalla de Tauberbischofsheim, 24 de julio. (Voss) La infantería prusiana entra en Tauberbischofsheim. (Fontane) El príncipe Luitpold de Baviera en la batalla de Helmstadt, dibujo de Hoffmann. (Voss) Una línea de escaramuza bávara en Helmstadt, dibujo de Anton Hoffmann. (Regensberg / Mainfeldzug) El asalto del Osnert en Uettingen por el Regimiento de Fusileros de la Línea 36 de Prusia, el 26 de julio. (Fontane) General Friedrich Beyer, comandante de la División Beyer en el Ejército del Main. (Rogers) Las negociaciones de paz en Nikolsburg. (Voss) Celebraciones de la victoria en Berlín en la Puerta de Brandenburgo, 20 de septiembre (Illustrirte Kriegs-Chronik) Key to Sources Album della Guerra del 1866 (Milán, 1867) C.v.H. Schieszpulver und Feuerwaffen. Illustrirte Uebersicht aller auf diesen Gebiete gemachten Erfindungen und Entdeckungen, unter vorzugsweiser Berucksichtigung der gegenwartig bei den europaischen Heeren bestehenden Geschutze und Gewehre (Leipzig, 1866) Fontane Der deutsche Krieg Hofmann von 1866, volúmenes 1871 y 2. Ernstes und Heiteres aus dem Leben des Grossen Kanzler (Berlín, 1897) Hohenlohe-Ingelfingen Aus meinem Leben (Berlín, 1897-1907, 4 volúmenes) Illustrirte Kriegs-Chronik. Gedenkbuch an den Feldzug von 1866 in Deutschland und Italien (Leipzig, 1867) Lezius Deutsche Uniformen Album III: Das Zeitalter der Deutschen Einigung 1864-1914 Band 1 (Dresde, 1933) Lukes Militarischer Maria-Theresien-Orden. Neue Folge 1850-1890 (Viena, 1891) Molciplinario Sechsundvierzig Jahre im osterreich-ungarischen Heere 1833-1879 (Zurich, 1905, 2 volúmenes) Moltke Letters of Field-Marshal Count Helmuth von Moltke a su madre y sus hermanos (Londres, 1891, 2 volúmenes) Priesdorff Soldatisches Fuhrertum (Hamburgo, 1936-42, volúmenes) Reimer Bismarck. Das Jahrhundert der deutschen Einigung 1815-1915 en Wort und Bild (Hamburgo, 1915) Regensberg 1866 - Von Dresden bis Munchengratz (Stuttgart, 1903) Regensberg 1866 - Nachod-Wysokow (Stuttgart, 1905) Regensberg 1866 - Von Skalitz bis Koniggratz (Stuttgart, 1906) Regensberg 1866 - Koniggratz (Stuttgart, 1903) Regensberg 1866 - Letzte Kampfe und Friedenschluss (Stuttgart, 1908) Regensberg 1866 - Der Mainfeldzug (Stuttgart, 1908) Rogers - fotografías originales y otro material de la colección privada de Duncan Rogers Voss Illustrierte Geschichte der deutschen Einigungskriege 1864-1866 (Stuttgart, 1914) Lista de mapas Mapa 1 - Descripción general del teatro de guerra en Schleswig-Holstein 1864. El detalle de la izquierda muestra la captura de las islas de Frisia septentrional, el recuadro a la derecha la acción naval de Jasmund, 17 de marzo de 1864. Mapa 2 - El asalto de los reductos de Duppel, 18 de abril de 1864. Mapa 3 - Alsen 29 de junio de 1864 Mapa 4 - Posiciones iniciales de reunión de los ejércitos prusianos en las fronteras de Sajonia y y Bohemia. Mapa 5 - Área de operaciones de la Campaña contra Hannover, junio de 1866. Mapa 6 - Batalla de Langensalza, 27 de junio. Mapa 7 - Posición de los tres ejércitos prusianos el 18 de junio. Mapa 8 - Posiciones en la tarde del 25 de junio. Mapa 9 - Posiciones en la noche del 26 de junio. Mapa 10 - Posiciones en la tarde del 27 de junio. Mapa 11 - La batalla de Nachod, 27 de junio. Mapa 12 - Croquis panorámico que muestra el campo de batalla de Nachod, mirando al este desde Prowodov en el Posiciones prusianas en la cresta de Wenzelsberg. Mapa 14: croquis panorámico que muestra el campo de batalla de Trautenau, mirando al norte desde 500 yardas al sur de Hohenbruck en la parte trasera de la posición austriaca. Mapa 13 - La batalla de Trautenau, 27 de junio. Mapa 15 - La batalla de Skalitz, 28 de junio. Mapa 16 - Croquis panorámico que muestra el campo de batalla de Skalitz, mirando al este desde la izquierda austriaca en el ataque prusiano. Mapa 17 - La batalla de Soor / Burkersdorf, 28 de junio. Mapa 18 - El avance del Segundo Ejército prusiano hasta el 28 de junio. Mapa 19 - Posiciones en la tarde del 28 de junio. Mapa 20 - La batalla de Gitschin, 29 de junio. Mapa 21: croquis panorámico que muestra el campo de batalla de Gitschin, mirando al sur desde Jinolitz en la sección izquierda de la posición austriaca. Mapa 22: croquis panorámico que muestra el campo de batalla de Gitschin, mirando al sureste desde Nieder Podulsch en la sección derecha (este) de la posición austriaca. Mapa 23 - Batalla de Schweinschadel, 29 de junio. Mapa 24 - Segundo ejército prusiano el 29 de junio. Mapa 25 - Posiciones en la noche del 29 de junio. Mapa 26 - Posiciones en la tarde del 30 de junio. Mapa 27 - Posiciones en el tarde del 1 de julio. Mapa 28 - Posiciones en la tarde del 2 de julio. Mapa 29 - Disposiciones ordenadas por von Moltke al mediodía del 2 de julio para el 3 de julio, y presunta posición de los austriacos al mismo tiempo. Mapa 30 - Bosquejo panorámico del campo de batalla de Koniggratz, mirando al noroeste desde la posición principal de Austria en Lipa-Chlum. Mapa 31 - Bosquejo panorámico del campo de batalla de Koniggratz, mirando al noreste desde la posición principal de Austria en Lipa-Chlum. Mapa 32 - La batalla de Koniggratz, 3 de julio, 8.00 a. M. Mapa 33: bosquejo panorámico del campo de batalla de Koniggratz, mirando hacia el norte desde las posiciones avanzadas de Austria entre Swiepwald y Maslowed. Mapa 34 - La batalla de Koniggratz, 3 de julio, movimientos hasta el mediodía. Mapa 35 - Bosquejo panorámico del campo de batalla de Koniggratz, mirando al sur desde Maslowed en la posición principal de Austria. Mapa 36 - Bosquejo panorámico del campo de batalla de Koniggratz, mirando al este desde Sadowa hacia las posiciones avanzadas de Austria. Mapa 37 - Batalla de Koniggratz, 3 de julio, situación durante la tarde. Mapa 38 - Bosquejo panorámico del campo de batalla de Koniggratz, mirando hacia el sur entre Tresowitz y Stresetitz a la izquierda de Austria y las posiciones sajonas. Mapa 39 - La batalla de Koniggratz, 3 de julio, por la noche. Mapa 40 - Bosquejo panorámico del campo de batalla de Koniggratz, mirando al noreste desde entre Tresowitz y Stresetitz en el centro austriaco. Mapa 41 - Teatro de guerra italiano 1866. Mapa 42 - Batalla de Custozza, 24 de junio. Situación a las 14.00 horas. Mapa 43 - La situación alrededor de Olmutz, noche del 14 de julio. Mapa 44 - La batalla de Tobitschau, 15 de julio. Mapa 45 - Situación en la noche del 21 de julio. Mapa 46 - La batalla de Blumenau, 22 de julio. Mapa 47 - Zona de operaciones del Ejército del Meno. Mapa 48 - La batalla de Dermbach, 4 de julio. Mapa 49 - La batalla de Kissingen, 10 de julio. Mapa 50 - La batalla de Tauberbischofsheim, 24 de julio. Agradecimientos Como siempre es el caso, este libro no podría haberse producido sin el apoyo y la ayuda práctica de muchas personas, a todas las cuales deseo expresar mi más sincero agradecimiento. En particular, agradezco enormemente la ayuda de Tim Readman y del difunto Rob Mantle, quienes alegremente se comprometieron a leer el borrador del libro a Jean Hawkes y Lindsey Cadle, quienes una vez más cargaron con paciencia la pesada carga de convertir mi manuscrito en un documento aceptable. texto y a David Townsend por toda su ayuda en la traducción de algunos pasajes difíciles en varios textos alemanes. Sobre todo, me gustaría expresar mi especial agradecimiento a Duncan Rogers y todos sus colegas de Helion and Company. La ayuda y el aliento de Duncan en la preparación del libro para su publicación, y en particular los mapas y las ilustraciones, han sido de inmenso valor. También me gustaría dejar constancia de mi agradecimiento por su compañía durante nuestro recorrido por los campos de batalla de Bohemia, durante el cual nuestras habilidades de navegación conjuntas siempre nos llevaron a nuestros destinos previstos, aunque con alguna desviación involuntaria ocasional, por la que acepto toda la culpa. Debo mencionar en particular nuestro asalto aventurero en t.


      1. ↑ "Dle rakouskeho vojenskeho kalendare".Světozor (8): 80. 30 de agosto de 1867. & lttemplatestyles src = "Module: Citation / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      2. ↑ Rudolf Winziers (17 de abril de 2001). "Guerra de unificación de 1866". 5ta Infantería Real de Baviera. Archivado desde el original el 7 de febrero de 2009. Consultado el 19 de marzo de 2009. Parámetro desconocido | deadurl = ignorado (ayuda) & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt [enlace muerto]
      3. La situación de Alemania. (PDF) - The New York Times, 1 de julio de 1866
      4. ↑ Peter H. Wilson, El Sacro Imperio Romano, 1495–1806 (Basingstoke: Macmillan, 1999) p. 1.
      5. ↑ Charles Ingrao, La monarquía de los Habsburgo, 1618-1815 (Cambridge: Cambridge University Press, 2000) págs. 229-30.
      6. ↑ Wawro, 2003, pág. & # 16016.
      7. ↑ Balfour, 1964, págs. & # 16067-68.
      8. ↑ Feuchtwanger, Edgar (2014). Bismarck: una historia política. Routledge. p. & # 160125. ISBN & # 160 9781317684329. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      9. ↑ Hollyday 1970, pág. & # 16036.
      10. ↑ Geoffrey Wawro, "El Habsburgo 'Flucht Nach Vorne' en 1866: Orígenes políticos domésticos de la guerra austro-prusiana", Revisión de historia internacional (1995) 17 # 2 págs. 221-248.
      11. ↑ Wolmar, Chirstian (2010) * "Sangre, hierro y oro: cómo los ferrocarriles transformaron el mundo" * P.96
      12. ↑ Clark, Christopher. Iron Kingdom: El ascenso y la caída de Prusia. Cambridge, Massachusetts: Harvard University Press, 2008.
      13. ↑ 13.013.113.213.3 Schmitt, Hans A. El último vuelo de Prusia: la anexión de Hannover, Hesse, Frankfurt y Nassau, del 15 de junio al 8 de octubre de 1866. Historia de Europa Central 8, No. 4 (1975), págs. 316-347.
      14. ↑ Albertini, Luigi (1952). Los orígenes de la guerra de 1914, volumen I. Prensa de la Universidad de Oxford. pág. & # 1604. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      15. ↑ Aronson, Theo (1970). La caída del tercer Napoleón. Cassell & amp Company Ltds. pág. & # 16058. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      16. ↑ Aronson, Theo (1970). La caída del tercer Napoleón. Cassell & amp Company Ltds. pág. & # 16056. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      17. ↑ de Cesare, Raffaele (1909). Los últimos días de la Roma papal. Archibald Constable & amp Co. En Benja confiamos. págs. & # 160439–443. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      18. ↑ Albertini, Luigi (1952). Los orígenes de la guerra de 1914, volumen I. Prensa de la Universidad de Oxford. pág. & # 1606. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      • Balfour, M. (1964). El káiser y su época. Boston MA: Houghton Mifflin. ISBN & # 160 0-39300-661-1. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      • Barry, Quintin. Camino a Koniggratz: Helmuth von Moltke y la guerra austro-prusiana de 1866 (2010) búsqueda de extractos y texto
      • Bond, Brian. "La guerra austro-prusiana, 1866", Historia hoy (1966) 16 # 8, págs. 538–546.
      • Hollyday, FBM (1970), Bismarck, Great Lives Observed, Prentice-Hall & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      • Hozier, H. M. La guerra de las siete semanas: el conflicto austro-prusiano de 1866 (2012) . La monarquía de los Habsburgo 1809–1918 (2a ed. 1948). . Bismarck: el hombre y el estadista, 1955.
      • Showalter, Dennis E. Las guerras de unificación alemana (2004)
      • Wawro, G. (1997). La guerra austro-prusiana: la guerra de Austria con Prusia e Italia en 1866. Cambridge: CUP. ISBN & # 160 0-521-62951-9. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt
      • Wawro, G. (2003). La guerra franco-prusiana: la conquista alemana de Francia en 1870-1871. Cambridge: Cambridge University Press. ISBN & # 160 0-521-58436-1. & lttemplatestyles src = "Módulo: Cita / CS1 / styles.css" & gt & lt / templatestyles & gt

      Guerra austro-prusiana

      • Pérdidas totales
        106,796
        • 9.123 muertes en batalla
        • 18,952 muertes por enfermedades
        • 35.236 heridos
        • 12.365 desaparecidos
        • 31.120 capturados
        • 379 muertes en batalla
        • 1.051 heridos
        • 16.263 capturados o desaparecidos
        • 348 muertes en batalla
        • 2.095 heridos
        • 1397 capturados o desaparecidos
        • 241 muertes en batalla
        • 1.273 heridos
        • 580 capturados o desaparecidos
        • 88 muertes en batalla
        • 444 heridos
        • 546 capturados o desaparecidos
        • 67 muertes en batalla
        • 452 heridos
        • 198 capturados o desaparecidos
        • 24 muertes en batalla
        • 115 heridos
        • 57 capturados o desaparecidos

        los Guerra austro-prusiana o Guerra de las Siete Semanas, conocido en Alemania como Deutscher Krieg ("Guerra Alemana") y con una variedad de otros nombres, se libró en 1866 entre el Imperio Austriaco y el Reino de Prusia, y cada uno de ellos también fue ayudado por varios aliados dentro de la Confederación Alemana. Prusia también se había aliado con el Reino de Italia, vinculando este conflicto con la Tercera Guerra de Independencia de unificación italiana. La guerra austro-prusiana fue parte de la rivalidad más amplia entre Austria y Prusia, y resultó en el dominio prusiano sobre los estados alemanes.

        El principal resultado de la guerra fue un cambio de poder entre los estados alemanes alejándose de Austria y hacia la hegemonía prusiana. Resultó en la abolición de la Confederación Alemana y su reemplazo parcial por la unificación de todos los estados del norte de Alemania en la Confederación del Norte de Alemania que excluyó a Austria y los otros estados del sur de Alemania, un Kleindeutsches Reich. La guerra también resultó en la anexión italiana de la provincia austriaca de Venecia.

        Comienzo de la guerra

        La guerra estalló como resultado de la disputa entre Prusia y Austria sobre la administración de Schleswig-Holstein, que los dos habían conquistado a Dinamarca y acordaron ocupar conjuntamente al final de la Segunda Guerra de Schleswig en 1864. La crisis comenzó el 26 de enero de 1866, cuando Prusia protestó por la decisión del gobernador austríaco de Holstein de permitir que los estados de los ducados convoquen una asamblea unida, declarando que la decisión austriaca violaba el principio de soberanía conjunta. Austria respondió el 7 de febrero afirmando que su decisión no infringía los derechos de Prusia sobre los ducados. [4] En marzo de 1866, Austria reforzó sus tropas a lo largo de su frontera con Prusia. [4] Prusia respondió con una movilización parcial de cinco divisiones el 28 de marzo. [5]

        Bismarck hizo una alianza con Italia el 8 de abril, comprometiéndola a la guerra si Prusia entraba en una contra Austria dentro de tres meses, lo que era un incentivo obvio para que Bismarck fuera a la guerra con Austria dentro de tres meses para desviar la fuerza austriaca de Prusia. Austria respondió con una movilización de su Ejército del Sur en la frontera italiana el 21 de abril. Italia pidió una movilización general el 26 de abril y Austria ordenó su propia movilización general al día siguiente. [6] Las órdenes de movilización general de Prusia se firmaron por etapas los días 3, 5, 7, 8, 10 y 12 de mayo. [7]

        Cuando Austria llevó la disputa Schleswig-Holstein ante la Dieta alemana el 1 de junio y también decidió el 5 de junio convocar la Dieta de Holstein el 11 de junio, Prusia declaró que el Convenio de Gastein del 14 de agosto de 1865 había sido anulado e invadido Holstein el 9 de junio. Junio. Cuando la Dieta alemana respondió votando a favor de una movilización parcial contra Prusia el 14 de junio, Bismarck afirmó que la Confederación alemana había terminado. El ejército prusiano invadió Hannover, Sajonia y el electorado de Hesse el 15 de junio. Italia declaró la guerra a Austria el 20 de junio.

        Causas

        Durante varios siglos, Europa Central se dividió en unos pocos estados de tamaño grande o mediano y cientos de pequeñas entidades, que aunque aparentemente estaban dentro del Sacro Imperio Romano Germánico gobernado por el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, operaban de una manera en gran medida independiente. Cuando un Emperador existente moría, siete príncipes seculares y eclesiásticos, cada uno de los cuales gobernaba al menos uno de los estados, elegirían un nuevo Emperador. Con el tiempo, el Imperio se hizo más pequeño y en 1789 pasó a consistir principalmente en pueblos alemanes (además de Bohemia, Moravia, el sur de los Países Bajos y Eslovenia). Aparte de cinco años (1740-1745), la familia Habsburgo, cuyo territorio personal era Austria, controló el Emperador desde 1440 hasta 1806, aunque se volvió cada vez más ceremonial solo cuando Austria se encontró en guerra en ciertos momentos con otros estados dentro del Imperio. como Prusia, que de hecho derrotó a Austria durante la Guerra de Sucesión de Austria para apoderarse de la provincia de Silesia en 1742. Si bien Austria fue considerada tradicionalmente el líder de los estados alemanes, Prusia se volvió cada vez más poderosa y, a fines del siglo XVIII, se clasificó como uno de las grandes potencias de Europa.La abolición de Francisco II del cargo de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en 1806 también lo privó de su autoridad imperial sobre la mayor parte de la Europa de habla alemana, aunque quedaba poca autoridad verdadera en ese momento, sin embargo, mantuvo el control firme de un extenso imperio multiétnico. (la mayor parte fuera de los límites anteriores del Sacro Imperio Romano Germánico). Después de 1815, los estados alemanes se reorganizaron una vez más en una confederación flexible: la Confederación Alemana, bajo el liderazgo de Austria. [8] Prusia había estado disputando la supremacía de Austria en Alemania desde al menos 1850, cuando una guerra entre las dos potencias casi había estallado por el liderazgo de Prusia en la Unión de Erfurt, aunque en ese momento Prusia había retrocedido.

        Nacionalismo

        En parte como reacción al triunfante nacionalismo francés de Napoleón I y al sentimiento orgánico de comunidad expresado durante la era romántica, el nacionalismo alemán se convirtió en una fuerza poderosa durante este período. El objetivo final de la mayoría de los nacionalistas alemanes era reunir a todos los alemanes bajo un solo estado, aunque la mayoría aceptaba que las partes alemanas de Suiza permanecerían en Suiza. Finalmente, dos ideas de unidad nacional pasaron a primer plano: una que incluía a Austria y otra que excluía a Austria.

        Bismarck

        Hay muchas interpretaciones del comportamiento de Otto von Bismarck antes de la guerra austro-prusiana, que se concentran principalmente en el hecho de que tenía un plan maestro que resultó en esta guerra, la Confederación del Norte de Alemania y la unificación de Alemania. Bismarck sostuvo que orquestó el conflicto con el fin de provocar la Confederación de Alemania del Norte, la Guerra Franco-Prusiana y la eventual unificación de Alemania. [9]

        El 22 de febrero de 1866, el conde Karolyi, embajador de Austria en Berlín, envió un despacho al ministro de Asuntos Exteriores, el conde Alexander Mensdorff-Pouilly. Le explicó que la opinión pública prusiana se había vuelto extremadamente sensible sobre la cuestión de los ducados y que no tenía ninguna duda de que "esta exageración artificial del peligro por parte de la opinión pública formaba parte esencial de los cálculos y acciones del Conde Bismarck [que consideraba] la la anexión de los ducados. una cuestión de vida o muerte para su existencia política [y deseaba] hacer que pareciera así también para Prusia ". [10]

        Se pueden encontrar pruebas posibles en la orquestación de Bismarck de la alianza austriaca durante la Segunda Guerra de Schleswig contra Dinamarca, que puede verse como su "golpe maestro" diplomático. Taylor también cree que la alianza fue una "prueba para Austria más que una trampa" y que el objetivo no era la guerra con Austria, contradiciendo lo que Bismarck dio más tarde en sus memorias como su principal razón para establecer la alianza. A Prusia le interesaba conseguir una alianza con Austria para derrotar a Dinamarca y resolver el problema de los ducados de Schleswig y Holstein. La alianza puede considerarse una ayuda a la expansión prusiana, más que una provocación de guerra contra Austria. Muchos historiadores creen que Bismarck era simplemente un expansionista prusiano, más que un nacionalista alemán, que buscaba la unificación de Alemania. Fue en la Convención de Gastein donde se estableció la alianza austriaca para atraer a Austria a la guerra. [11] [ página necesaria ]

        El momento de la alianza prusso-italiana del 8 de abril de 1866 fue perfecto, porque todas las demás potencias europeas estaban vinculadas por alianzas que les prohibían entrar en el conflicto o tenían problemas internos que tenían prioridad. Gran Bretaña no tenía ningún interés económico o político en la guerra entre Prusia y Austria. Era poco probable que Rusia entrara del lado de Austria, debido a la mala voluntad por el apoyo austriaco a la alianza antirrusa durante la Guerra de Crimea y Prusia había apoyado a Rusia durante el Levantamiento de enero en Polonia, firmando la Convención de Alvensleben de febrero de 1863 con Rusia. , mientras que Austria no lo había hecho. [12] [ página necesaria ]

        Francia

        También era poco probable que Francia entrara del lado de Austria, porque Bismarck y Napoleón III se reunieron en Biarritz y supuestamente discutieron si Francia intervendría o no en una posible guerra austro-prusiana. Se desconocen los detalles de la discusión, pero muchos historiadores creen que Bismarck tenía garantizada la neutralidad francesa en caso de guerra. Italia ya estaba aliada con Prusia, lo que significaba que Austria estaría luchando contra ambos sin aliados importantes propios. Bismarck era consciente de su superioridad numérica pero aún así "no estaba preparado para avisarlo de inmediato a pesar de que dio una cuenta favorable de la situación internacional". [13]

        Cuando la victoria prusiana se hizo evidente, Francia intentó obtener concesiones territoriales en el Palatinado y Luxemburgo. En su discurso ante el Reichstag el 2 de mayo de 1871, Bismarck dijo:

        Se sabe que incluso el 6 de agosto de 1866, estuve en condiciones de observar al embajador francés hacer su aparición para verme en orden, para decirlo sucintamente, para presentar un ultimátum: renunciar a Mainz, o esperar una declaración inmediata de guerra. Naturalmente, no dudé ni por un segundo de la respuesta. Le respondí: "¡Bien, entonces es la guerra!" Viajó a París con esta respuesta. Unos días después, uno en París pensaba de otra manera, y se me dio a entender que esta instrucción le había sido arrebatada al emperador Napoleón durante una enfermedad. Se conocen los intentos posteriores en relación con Luxemburgo. [14]

        Factores militares

        Es muy posible que Bismarck se sintiera alentado a ir a la guerra por las ventajas del ejército prusiano contra el Imperio austríaco. Taylor escribió que Bismarck se mostró reacio a emprender la guerra, ya que "lo privó del control y dejó las decisiones a los generales en cuya capacidad desconfiaba". (Las dos personalidades más importantes dentro del ejército prusiano fueron el ministro de Guerra Albrecht Graf von Roon y el jefe del Estado Mayor Helmuth Graf von Moltke). Taylor sugirió que Bismarck esperaba forzar a los líderes austriacos a hacer concesiones en Alemania, en lugar de provocar la guerra. La verdad puede ser más complicada que simplemente que Bismarck, quien dijo que "la política es el arte de lo posible", inicialmente buscó la guerra con Austria o inicialmente se opuso a la idea de ir a la guerra con Austria.

        En 1862, von Roon implementó varias reformas del ejército que aseguraron que todos los ciudadanos prusianos estuvieran sujetos al servicio militar obligatorio. Antes de esta fecha, el tamaño del ejército había sido fijado por leyes anteriores que no habían tenido en cuenta el crecimiento de la población, por lo que el reclutamiento era injusto e impopular por esta razón. Mientras que algunos hombres prusianos permanecieron en el ejército o en las reservas hasta los cuarenta años, a uno de cada tres (o incluso más en algunas regiones donde la población se había expandido enormemente como resultado de la industrialización) se le asignó un servicio mínimo en el país. Landwehr, el guardia de casa. [15]

        La introducción de la conscripción universal durante tres años aumentó el tamaño del ejército en servicio activo y proporcionó a Prusia un ejército de reserva igual en tamaño al que Moltke desplegó contra Austria. Si Francia, bajo Napoleón III, hubiera intentado intervenir contra los prusianos, podrían haberse enfrentado a él con un número igual o superior de tropas. [dieciséis]

        El servicio de reclutas prusianos era de entrenamiento y entrenamiento continuo, en contraste con el ejército austríaco, donde algunos comandantes solían despedir a los reclutas de infantería a sus hogares con licencia permanente poco después de su incorporación al ejército, reteniendo solo un cuadro de soldados a largo plazo para los desfiles formales. y deberes de rutina. [17] Los reclutas austríacos tuvieron que ser entrenados casi desde cero cuando fueron llamados a sus unidades al estallar la guerra. El ejército prusiano estaba, por tanto, mejor entrenado y disciplinado que el ejército austríaco, particularmente en la infantería. Si bien la caballería y la artillería austríacas estaban tan bien entrenadas como sus contrapartes prusianas, Austria poseía dos divisiones de élite de caballería pesada, las armas y tácticas habían avanzado desde las guerras napoleónicas y las cargas de caballería habían quedado obsoletas. [ cita necesaria ]

        El ejército prusiano tenía su base local, organizado en Kreise (distritos militares, lit .: círculos), cada uno de los cuales contiene un cuartel general del Korps y las unidades que lo componen. La mayoría de los reservistas vivían cerca de los depósitos de sus regimientos y podían movilizarse rápidamente. La política austriaca consistía en garantizar que las unidades estuvieran estacionadas lejos de casa para evitar que participaran en revueltas separatistas. Los reclutas con licencia o los reservistas llamados a sus unidades durante la movilización se enfrentaron a un viaje que podría llevar semanas antes de que pudieran informar a sus unidades, lo que hizo que la movilización austriaca fuera mucho más lenta que la del ejército prusiano.

        El sistema ferroviario de Prusia estaba más desarrollado que el de Austria. Los ferrocarriles permitieron suministrar un mayor número de tropas que hasta ahora y permitieron el rápido movimiento de tropas dentro de territorio amigo. La red ferroviaria prusiana más eficiente permitió que el ejército prusiano se concentrara más rápidamente que los austriacos. Moltke, al revisar sus planes a Roon, declaró: "Tenemos la inestimable ventaja de poder llevar a nuestro Ejército de Campaña de 285.000 hombres a través de cinco líneas ferroviarias y de concentrarlos virtualmente en veinticinco días ... Austria solo tiene una línea ferroviaria y le tomará cuarenta y cinco días reunir 200.000 hombres ". [18] Moltke también había dicho antes, "Nada podría ser más bienvenido para nosotros que tener ahora la guerra que debemos tener".

        Anteriormente se podía haber esperado que el ejército austríaco al mando de Ludwig von Benedek en Bohemia (la actual República Checa) disfrutara de la ventaja de la "posición central", al poder concentrarse en sucesivos ejércitos atacantes esparcidos a lo largo de la frontera, pero el La concentración prusiana más rápida anuló esta ventaja. Para cuando los austríacos estuvieran completamente reunidos, serían incapaces de concentrarse contra un ejército prusiano sin que los otros dos atacaran instantáneamente su flanco y retaguardia, amenazando sus líneas de comunicación.

        La infantería prusiana estaba equipada con la pistola de agujas Dreyse, un rifle de cerrojo que podía dispararse más rápido que los rifles Lorenz de avancarga del ejército austríaco. En la guerra franco-austriaca de 1859, las tropas francesas se aprovecharon de enemigos mal entrenados que no reajustaron sus visores a medida que se acercaban, disparando así demasiado alto a corta distancia. Al cerrar rápidamente el rango, las tropas francesas se acercaron con una ventaja sobre la infantería austríaca. Después de la guerra, los austriacos adoptaron los mismos métodos, que denominaron el Stoßtaktik ("tacticas de impacto"). Aunque tenían algunas advertencias del arma prusiana, las ignoraron y retuvieron Stoßtaktik.

        La artillería austríaca tenía cañones estriados de retrocarga que eran superiores al cañón prusiano de cañón liso de avancarga. Los prusianos estaban introduciendo lentamente nuevos cañones de retrocarga Krupp, pero no en cantidades lo suficientemente grandes como para influir en los resultados. A pesar de la ventaja austriaca en la calidad de su equipo de artillería, otras limitaciones impidieron que se utilizaran con eficacia.

        Factores económicos

        En 1866, la economía prusiana estaba creciendo rápidamente, en parte como resultado de la Zollverein, lo que le dio a Prusia una ventaja en la guerra. Prusia pudo equipar a sus ejércitos con rifles de retrocarga y más tarde con nueva artillería de retrocarga Krupp, pero la economía austriaca estaba sufriendo los efectos de la Revolución Húngara de 1848 y la Segunda Guerra de Independencia de Italia. Austria tenía un solo banco, [ cita necesaria ] el Creditanstalt y el estado estaban muy endeudados. El historiador Christopher Clark escribió que hay pocos indicios de que Prusia tuviera una ventaja económica e industrial abrumadora sobre Austria y escribió que una mayor parte de la población prusiana se dedicaba a la agricultura que la población austríaca y que la industria austriaca podía producir las armas más sofisticadas. en la guerra (artillería estriada). La guerra austro-prusiana terminó rápidamente y se luchó principalmente con armas y municiones existentes, lo que redujo la influencia del poder económico e industrial en relación con la política y la cultura militar. [19] [ página necesaria ]

        Alianzas

        Antes de que comenzara la guerra, los gobiernos de Austria y Prusia intentaron reunir aliados en Alemania. El 15 de junio, Bismarck ofreció una compensación territorial en el Gran Ducado de Hesse al electorado de Hesse, si el elector Federico Guillermo se aliaba con Prusia. La propuesta ofendió gravemente las "sensibilidades legitimistas" de Frederick William y el monarca se unió a los austriacos, a pesar de que el Landtag de Hesse votaba por la neutralidad. [20] El rey Jorge V de Hannover durante la primavera de 1866 fue contactado por el emperador austríaco Franz Joseph para establecer una coalición contra los prusianos, sin embargo, su éxito tomó algún tiempo. El monarca de Hannover llegó a la conclusión de que su reino caería si luchaba contra los ejércitos prusianos. [20]

        La mayoría de los estados del sur de Alemania se pusieron del lado de Austria contra Prusia. Aquellos que se pusieron del lado de Austria incluyeron los Reinos de Baviera y Württemberg. Los estados intermedios más pequeños como Baden, Hesse-Kassel (o Hesse-Cassel), Hesse-Darmstadt y Nassau también se unieron a Austria. Muchos de los príncipes alemanes se aliaron con los Habsburgo principalmente por el deseo de conservar sus tronos. [20]

        La mayoría de los estados del norte de Alemania se unieron a Prusia, en particular Oldenburg, Mecklenburg-Schwerin, Mecklenburg-Strelitz y Brunswick. El Reino de Italia participó en la guerra con Prusia, porque Austria tenía Venecia y otros territorios más pequeños que Italia quería para promover el proceso de unificación italiana. A cambio de la ayuda italiana contra Austria, Bismarck acordó no hacer una paz por separado hasta que Italia hubiera obtenido Venecia.

        Cabe destacar que las otras potencias extranjeras se abstuvieron de esta guerra. El emperador francés Napoleón III, que esperaba una derrota prusiana, decidió permanecer fuera de la guerra para fortalecer su posición negociadora por el territorio a lo largo del Rin, mientras que el Imperio ruso todavía guardaba rencor contra Austria desde la guerra de Crimea.

        Curso de la guerra

        La primera guerra entre dos grandes potencias continentales en siete años, utilizó muchas de las mismas tecnologías que la Segunda Guerra de Independencia de Italia, incluidos los ferrocarriles para concentrar tropas durante la movilización y telégrafos para mejorar las comunicaciones de larga distancia. El ejército prusiano utilizó la pistola de agujas de retrocarga de von Dreyse, que se podía cargar rápidamente mientras el soldado buscaba cobertura en el suelo, mientras que los rifles austriacos de avancarga solo se podían cargar lentamente, y generalmente desde una posición de pie.

        La principal campaña de la guerra ocurrió en Bohemia. El jefe del Estado Mayor prusiano, Helmuth von Moltke, había planeado meticulosamente la guerra. Movilizó rápidamente al ejército prusiano y avanzó a través de la frontera hacia Sajonia y Bohemia, donde el ejército austríaco se estaba concentrando para una invasión de Silesia. Allí, los ejércitos prusianos, dirigidos nominalmente por el rey Guillermo I, convergieron, y los dos bandos se encontraron en la batalla de Königgrätz (Hradec Králové) el 3 de julio. El ejército prusiano del Elba avanzó por el ala izquierda austriaca y el Primer Ejército por el centro, prematuramente se arriesgaron a ser contraflancados por su propia izquierda. Por tanto, la victoria dependía de la llegada oportuna del Segundo Ejército al ala izquierda. Esto se logró gracias al brillante trabajo de su jefe de personal, Leonhard Graf von Blumenthal. La organización y el ímpetu superiores prusianos decidieron la batalla contra la superioridad numérica austriaca, y la victoria fue casi total, con las muertes en batalla austriacas casi siete veces la cifra prusiana. Un armisticio entre Prusia y Austria entró en vigor al mediodía del 22 de julio. [21] Se firmó una paz preliminar el 26 de julio en Nikolsburg. [22]

        A excepción de Sajonia, los otros estados alemanes aliados de Austria jugaron un papel pequeño en la campaña principal. El ejército de Hannover derrotó a Prusia en la Segunda Batalla de Langensalza el 27 de junio de 1866, pero, a los pocos días, se vieron obligados a rendirse por un número superior. Los ejércitos prusianos lucharon contra Baviera, Württemberg, Baden y los estados de Hesse en el río Main, llegando a Nuremberg y Frankfurt. La fortaleza bávara de Würzburg fue bombardeada por la artillería prusiana, pero la guarnición defendió su posición hasta el día del armisticio.

        Los austriacos tuvieron más éxito en su guerra con Italia, derrotando a los italianos en tierra en la Batalla de Custoza (24 de junio) y en el mar en la Batalla de Lissa (20 de julio). Sin embargo, los "Cazadores de los Alpes" de Italia, liderados por Garibaldi, derrotaron a los austríacos en la batalla de Bezzecca el 21 de julio, conquistaron la parte baja de Trentino y se dirigieron hacia Trento. La paz de Prusia con Austria obligó al gobierno italiano a buscar un armisticio con Austria el 12 de agosto. Según el Tratado de Viena, firmado el 12 de octubre, Austria cedió el Véneto a Francia, que a su vez lo cedió a Italia.

        Grandes batallas

        • 24 de junio, Batalla de Custoza: el ejército austríaco derrota al ejército italiano.
        • 27 de junio, Batalla de Trautenau (Trutnov): los austriacos controlan el avance prusiano pero con grandes pérdidas.
        • 27 de junio, batalla de Langensalza: el ejército de Hannover derrota al de Prusia. Sin embargo, Hannover se rinde dos días después.
        • 29 de junio, batalla de Gitschin (Jičín): los prusianos derrotan a los austriacos.
        • 3 de julio, batalla de Königgrätz (Sadová): victoria decisiva de Prusia contra los austriacos.
        • 10 de julio, Batalla de Kissingen: los prusianos derrotan a los bávaros (7 ° Cuerpo de Ejército de la Confederación Alemana)
        • 20 de julio, batalla de Lissa (Vis): la flota austriaca derrota decisivamente a la italiana.
        • 21 de julio, batalla de Bezzecca: los "Cazadores de los Alpes" de Giuseppe Garibaldi derrotan a un ejército austríaco.
        • 22 de julio (último día de la guerra), batalla de Lamacs (Lamač): los austriacos defienden Bratislava contra el ejército prusiano.
        • El 24 de julio, batalla de Tauberbischofsheim, el 8º Cuerpo Federal (Württemberg, Baden, Hesse y Nassau) es derrotado por Prusia y el norte de Württemberg está ocupado.

        Consecuencias y secuelas

        Para evitar "amarguras innecesarias de sentimientos o deseos de venganza" y prevenir la intervención de Francia o Rusia, Bismarck presionó al rey Guillermo I de Prusia para que hiciera las paces con los austriacos rápidamente, en lugar de continuar la guerra con la esperanza de obtener más ganancias. [23] William había "planeado instalar tanto al príncipe heredero de Hannover como al sobrino del elector de Hesse como grandes duques titulares en pequeños residuos territoriales de su herencia dinástica" debido a la oposición en el gabinete del gobierno, incluido el príncipe heredero Federico a la anexión de varios estados alemanes. [20] Los austriacos aceptaron la mediación del francés Napoleón III. La Paz de Praga el 23 de agosto de 1866 resultó en la disolución de la Confederación Alemana, la anexión prusiana de muchos de los antiguos aliados de Austria y la exclusión permanente de Austria de los asuntos alemanes. Esto dejó a Prusia libre para formar la Confederación de Alemania del Norte el próximo año, incorporando todos los estados alemanes al norte del río Main. Prusia optó por no buscar territorio austriaco para sí misma, y ​​esto hizo posible que Prusia y Austria se aliaran en el futuro, ya que Austria se sentía más amenazada por el irredentismo italiano y paneslavo que por Prusia.La guerra dejó a Prusia dominante en la política alemana (ya que Austria ahora estaba excluida de Alemania y ya no era la máxima potencia alemana), y el nacionalismo alemán alentaría a los estados independientes restantes a aliarse con Prusia en la guerra franco-prusiana en 1870, y luego a acceder a la coronación del rey Guillermo de Prusia como emperador de Alemania en 1871. Los estados unidos de Alemania se convertirían en una de las potencias europeas más influyentes.

        Por los partidos derrotados

        Además de las reparaciones de guerra, se produjeron los siguientes cambios territoriales:

        • Austria: entregó la provincia de Venecia a Francia, pero luego Napoleón III la entregó a Italia según lo acordado en un tratado secreto con Prusia. Austria perdió entonces toda la influencia oficial sobre los estados miembros de la antigua Confederación Alemana. La derrota de Austria fue un golpe contundente para el dominio de los Habsburgo: el Imperio se transformó a través del Compromiso Austro-Húngaro de 1867 en la monarquía dual de Austria-Hungría al año siguiente. Además, Austria también fue excluida de Alemania.
        • Schleswig y Holstein: se convirtió en la provincia prusiana de Schleswig-Holstein.
        • Hannover: Anexada por Prusia, se convirtió en la provincia de Hannover.
        • Hesse-Darmstadt: entregó a Prusia el pequeño territorio que había adquirido a principios de 1866 al extinguirse la casa gobernante de Hesse-Homburg. La mitad norte de la tierra restante se unió a la Confederación de Alemania del Norte.
        • Nassau, Hesse-Kassel, Frankfurt: Anexo de Prusia. Combinado con el territorio entregado por Hesse-Darmstadt para formar la nueva provincia de Hesse-Nassau.
        • Sajonia, Sajonia-Meiningen, Reuss-Greiz, Schaumburg-Lippe: se salvó de la anexión pero se unió a la Confederación de Alemania del Norte al año siguiente.

        Para las partes neutrales y Liechtenstein

        La guerra significó el fin de la Confederación Alemana. Aquellos estados que permanecieron neutrales o pasivos durante el conflicto tomaron diferentes acciones después del tratado de Praga:

          : Se convirtió en un estado independiente y declaró neutralidad permanente, manteniendo estrechos lazos políticos con Austria. Acusado por Bismarck de haber manipulado el voto de la Dieta de la Confederación, el Principado había enviado a 80 hombres del lado imperial, pero no participó en ningún combate. [24] Regresaron de la Tercera Guerra de Independencia de Italia con 81 hombres, y un oficial de enlace austriaco se unió al contingente de camino a casa.
      • Limburgo y Luxemburgo: El Tratado de Londres (1867) declaró que ambos estados eran parte del Reino de los Países Bajos. Limburgo se convirtió en la provincia holandesa de Limburgo. A Luxemburgo se le garantizó la independencia y neutralidad de sus tres vecinos circundantes (Bélgica, Francia y Prusia), pero se reincorporó a la unión aduanera alemana, la Zollverein, y permaneció como miembro hasta su disolución en 1919.
      • Reuss-Schleiz, Sajonia-Weimar-Eisenach, Schwarzburg-Rudolstadt: se unió a la Confederación de Alemania del Norte.
      • Deseo austríaco de venganza

        El canciller austríaco, el conde Friedrich Ferdinand von Beust, estaba "impaciente por vengarse de Bismarck para Sadowa". Como paso preliminar, el Ausgleich con Hungría se "concluyó rápidamente". Beust "convenció a Francis Joseph de que aceptara las demandas magiares que hasta entonces había rechazado", [25] pero los planes austriacos no alcanzaron las esperanzas francesas (por ejemplo, el archiduque Albrecht, duque de Teschen propuso un plan que requería que el ejército francés luchara solo durante seis semanas para permitir la movilización austriaca). [26] Víctor Manuel II y el gobierno italiano querían unirse a esta alianza potencial, pero la opinión pública italiana se opuso amargamente mientras Napoleón III mantuvo una guarnición francesa en Roma protegiendo al Papa Pío IX, negando así a Italia la posesión de su capital (Roma había sido declarada capital de Italia en marzo de 1861, cuando se reunió el primer Parlamento italiano en Turín). Napoleón III no se opuso estrictamente a esto (en respuesta a la declaración de un ministro de Estado francés de que Italia nunca pondría sus manos sobre Roma, el Emperador había comentado "Sabes, en política, uno nunca debe decir 'nunca'" [27] ) y había hecho varias propuestas para resolver la Cuestión Romana, pero Pío IX las rechazó todas. A pesar de su apoyo a la unificación italiana, Napoleón no pudo presionar sobre el tema por temor a enfurecer a los católicos en Francia. Raffaele de Cesare, periodista, politólogo y autor italiano, señaló que:

        La alianza, propuesta dos años antes de 1870, entre Francia, Italia y Austria, nunca se concluyó porque Napoleón III. nunca consentiría en la ocupación de Roma por Italia. . Deseaba que Austria vengara a Sadowa, ya sea participando en una acción militar o impidiendo que Alemania del Sur hiciera causa común con Prusia. . Si podía asegurar, mediante la ayuda austriaca, la neutralidad de los Estados del sur de Alemania en una guerra contra Prusia, se consideraba seguro de derrotar al ejército prusiano y, por tanto, seguiría siendo árbitro de la situación europea. Pero cuando la guerra estalló repentinamente, antes de que nada hubiera concluido, las primeras derrotas inesperadas de Francia derribaron todas las previsiones y plantearon dificultades a Austria e Italia que les impidieron hacer causa común con Francia. Wörth y Sedan se siguieron demasiado de cerca. La cuestión romana fue la piedra atada a los pies de Napoleón, que lo arrastró al abismo. Nunca olvidó, incluso en agosto de 1870, un mes antes de Sedán, que era soberano de un país católico, que había sido nombrado Emperador, que contaba con el apoyo de los votos de los conservadores y la influencia del clero y que era su deber supremo de no abandonar al Pontífice. . Durante veinte años, Napoleón III había sido el verdadero soberano de Roma, donde tenía muchos amigos y parientes. Sin él, el poder temporal nunca se habría reconstituido ni, siendo reconstituido, habría perdurado. [28]

        Otra razón por la que Beust supuestamente desea revancha contra Prusia no se materializó se ve en el hecho de que, en 1870, el primer ministro húngaro Gyula Andrássy se "opuso enérgicamente". [29]


        Guerra austro-prusiana

        • Pérdidas totales
          106,796
          • 9.123 muertes en batalla
          • 18,952 muertes por enfermedades
          • 35.236 heridos
          • 12.365 desaparecidos
          • 31.120 capturados
          • 379 muertes en batalla
          • 1.051 heridos
          • 16.263 capturados o desaparecidos
          • 348 muertes en batalla
          • 2.095 heridos
          • 1397 capturados o desaparecidos
          • 241 muertes en batalla
          • 1.273 heridos
          • 580 capturados o desaparecidos
          • 88 muertes en batalla
          • 444 heridos
          • 546 capturados o desaparecidos
          • 67 muertes en batalla
          • 452 heridos
          • 198 capturados o desaparecidos
          • 24 muertes en batalla
          • 115 heridos
          • 57 capturados o desaparecidos

          los Guerra austro-prusiana o Guerra de las Siete Semanas, conocido en Alemania como Deutscher Krieg ("Guerra Alemana") y con una variedad de otros nombres, se libró en 1866 entre el Imperio Austriaco y el Reino de Prusia, y cada uno de ellos también fue ayudado por varios aliados dentro de la Confederación Alemana. Prusia también se había aliado con el Reino de Italia, vinculando este conflicto con la Tercera Guerra de Independencia de unificación italiana. La guerra austro-prusiana fue parte de la rivalidad más amplia entre Austria y Prusia, y resultó en el dominio prusiano sobre los estados alemanes.

          El principal resultado de la guerra fue un cambio de poder entre los estados alemanes alejándose de Austria y hacia la hegemonía prusiana. Resultó en la abolición de la Confederación Alemana y su reemplazo parcial por la unificación de todos los estados del norte de Alemania en la Confederación del Norte de Alemania que excluyó a Austria y los otros estados del sur de Alemania, un Kleindeutsches Reich. La guerra también resultó en la anexión italiana de la provincia austriaca de Venecia.

          La guerra estalló como resultado de la disputa entre Prusia y Austria sobre la administración de Schleswig-Holstein, que los dos habían conquistado a Dinamarca y acordaron ocupar conjuntamente al final de la Segunda Guerra de Schleswig en 1864. La crisis comenzó el 26 de enero de 1866, cuando Prusia protestó por la decisión del gobernador austríaco de Holstein de permitir que los estados de los ducados convoquen una asamblea unida, declarando que la decisión austriaca violaba el principio de soberanía conjunta. Austria respondió el 7 de febrero afirmando que su decisión no infringía los derechos de Prusia sobre los ducados. [4] En marzo de 1866, Austria reforzó sus tropas a lo largo de su frontera con Prusia. [4] Prusia respondió con una movilización parcial de cinco divisiones el 28 de marzo. [5]

          Bismarck hizo una alianza con Italia el 8 de abril, comprometiéndola a la guerra si Prusia entraba en una contra Austria dentro de tres meses, lo que era un incentivo obvio para que Bismarck fuera a la guerra con Austria dentro de tres meses para desviar la fuerza austriaca de Prusia. Austria respondió con una movilización de su Ejército del Sur en la frontera italiana el 21 de abril. Italia pidió una movilización general el 26 de abril y Austria ordenó su propia movilización general al día siguiente. [6] Las órdenes de movilización general de Prusia se firmaron por etapas los días 3, 5, 7, 8, 10 y 12 de mayo. [7]

          Cuando Austria llevó la disputa Schleswig-Holstein ante la Dieta alemana el 1 de junio y también decidió el 5 de junio convocar la Dieta de Holstein el 11 de junio, Prusia declaró que el Convenio de Gastein del 14 de agosto de 1865 había sido anulado e invadido Holstein el 9 de junio. Junio. Cuando la Dieta alemana respondió votando a favor de una movilización parcial contra Prusia el 14 de junio, Bismarck afirmó que la Confederación alemana había terminado. El ejército prusiano invadió Hannover, Sajonia y el electorado de Hesse el 15 de junio. Italia declaró la guerra a Austria el 20 de junio.

          Durante varios siglos, Europa Central se dividió en unos pocos estados de tamaño grande o mediano y cientos de pequeñas entidades, que aunque aparentemente estaban dentro del Sacro Imperio Romano Germánico gobernado por el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, operaban de una manera en gran medida independiente. Cuando un Emperador existente moría, siete príncipes seculares y eclesiásticos, cada uno de los cuales gobernaba al menos uno de los estados, elegirían un nuevo Emperador. Con el tiempo, el Imperio se hizo más pequeño y en 1789 pasó a consistir principalmente en pueblos alemanes (además de Bohemia, Moravia, el sur de los Países Bajos y Eslovenia). Aparte de cinco años (1740-1745), la familia Habsburgo, cuyo territorio personal era Austria, controló el Emperador desde 1440 hasta 1806, aunque se volvió cada vez más ceremonial solo cuando Austria se encontró en guerra en ciertos momentos con otros estados dentro del Imperio. como Prusia, que de hecho derrotó a Austria durante la Guerra de Sucesión de Austria para apoderarse de la provincia de Silesia en 1742. Si bien Austria fue considerada tradicionalmente el líder de los estados alemanes, Prusia se volvió cada vez más poderosa y, a fines del siglo XVIII, se clasificó como uno de las grandes potencias de Europa. La abolición de Francisco II del cargo de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en 1806 también lo privó de su autoridad imperial sobre la mayor parte de la Europa de habla alemana, aunque quedaba poca autoridad verdadera en ese momento, sin embargo, mantuvo el control firme de un extenso imperio multiétnico. (la mayor parte fuera de los límites anteriores del Sacro Imperio Romano Germánico). Después de 1815, los estados alemanes se reorganizaron una vez más en una confederación flexible: la Confederación Alemana, bajo el liderazgo de Austria. [8] Prusia había estado disputando la supremacía de Austria en Alemania desde al menos 1850, cuando una guerra entre las dos potencias casi había estallado por el liderazgo de Prusia en la Unión de Erfurt, aunque en ese momento Prusia había retrocedido.

          Nacionalismo

          En parte como reacción al triunfante nacionalismo francés de Napoleón I y al sentimiento orgánico de comunidad expresado durante la era romántica, el nacionalismo alemán se convirtió en una fuerza poderosa durante este período. El objetivo final de la mayoría de los nacionalistas alemanes era reunir a todos los alemanes bajo un solo estado, aunque la mayoría aceptaba que las partes alemanas de Suiza permanecerían en Suiza. Finalmente, dos ideas de unidad nacional pasaron a primer plano: una que incluía a Austria y otra que excluía a Austria.

          Bismarck

          Hay muchas interpretaciones del comportamiento de Otto von Bismarck antes de la guerra austro-prusiana, que se concentran principalmente en el hecho de que tenía un plan maestro que resultó en esta guerra, la Confederación del Norte de Alemania y la unificación de Alemania. Bismarck sostuvo que orquestó el conflicto con el fin de provocar la Confederación de Alemania del Norte, la Guerra Franco-Prusiana y la eventual unificación de Alemania. [9]

          El 22 de febrero de 1866, el conde Karolyi, embajador de Austria en Berlín, envió un despacho al ministro de Asuntos Exteriores, el conde Alexander Mensdorff-Pouilly. Le explicó que la opinión pública prusiana se había vuelto extremadamente sensible sobre la cuestión de los ducados y que no tenía ninguna duda de que "esta exageración artificial del peligro por parte de la opinión pública formaba parte esencial de los cálculos y acciones del Conde Bismarck [que consideraba] la la anexión de los ducados. una cuestión de vida o muerte para su existencia política [y deseaba] hacer que pareciera así también para Prusia ". [10]

          Se pueden encontrar pruebas posibles en la orquestación de Bismarck de la alianza austriaca durante la Segunda Guerra de Schleswig contra Dinamarca, que puede verse como su "golpe maestro" diplomático. Taylor también cree que la alianza fue una "prueba para Austria más que una trampa" y que el objetivo no era la guerra con Austria, contradiciendo lo que Bismarck dio más tarde en sus memorias como su principal razón para establecer la alianza. A Prusia le interesaba conseguir una alianza con Austria para derrotar a Dinamarca y resolver el problema de los ducados de Schleswig y Holstein. La alianza puede considerarse una ayuda a la expansión prusiana, más que una provocación de guerra contra Austria. Muchos historiadores creen que Bismarck era simplemente un expansionista prusiano, más que un nacionalista alemán, que buscaba la unificación de Alemania. Fue en la Convención de Gastein donde se estableció la alianza austriaca para atraer a Austria a la guerra. [11] [ página necesaria ]

          El momento de la alianza prusso-italiana del 8 de abril de 1866 fue perfecto, porque todas las demás potencias europeas estaban vinculadas por alianzas que les prohibían entrar en el conflicto o tenían problemas internos que tenían prioridad. Gran Bretaña no tenía ningún interés económico o político en la guerra entre Prusia y Austria. Era poco probable que Rusia entrara del lado de Austria, debido a la mala voluntad por el apoyo austriaco a la alianza antirrusa durante la Guerra de Crimea y Prusia había apoyado a Rusia durante el Levantamiento de enero en Polonia, firmando la Convención de Alvensleben de febrero de 1863 con Rusia. , mientras que Austria no lo había hecho. [12] [ página necesaria ]

          Francia

          También era poco probable que Francia entrara del lado de Austria, porque Bismarck y Napoleón III se reunieron en Biarritz y supuestamente discutieron si Francia intervendría o no en una posible guerra austro-prusiana. Se desconocen los detalles de la discusión, pero muchos historiadores creen que Bismarck tenía garantizada la neutralidad francesa en caso de guerra. Italia ya estaba aliada con Prusia, lo que significaba que Austria estaría luchando contra ambos sin aliados importantes propios. Bismarck era consciente de su superioridad numérica pero aún así "no estaba preparado para avisarlo de inmediato a pesar de que dio una cuenta favorable de la situación internacional". [13]

          Cuando la victoria prusiana se hizo evidente, Francia intentó obtener concesiones territoriales en el Palatinado y Luxemburgo. En su discurso ante el Reichstag el 2 de mayo de 1871, Bismarck dijo:

          Se sabe que incluso el 6 de agosto de 1866, estuve en condiciones de observar al embajador francés hacer su aparición para verme en orden, para decirlo sucintamente, para presentar un ultimátum: renunciar a Mainz, o esperar una declaración inmediata de guerra. Naturalmente, no dudé ni por un segundo de la respuesta. Le respondí: "¡Bien, entonces es la guerra!" Viajó a París con esta respuesta. Unos días después, uno en París pensaba de otra manera, y se me dio a entender que esta instrucción le había sido arrebatada al emperador Napoleón durante una enfermedad. Se conocen los intentos posteriores en relación con Luxemburgo. [14]

          Factores militares

          Es muy posible que Bismarck se sintiera alentado a ir a la guerra por las ventajas del ejército prusiano contra el Imperio austríaco. Taylor escribió que Bismarck se mostró reacio a emprender la guerra, ya que "lo privó del control y dejó las decisiones a los generales en cuya capacidad desconfiaba". (Las dos personalidades más importantes dentro del ejército prusiano fueron el ministro de Guerra Albrecht Graf von Roon y el jefe del Estado Mayor Helmuth Graf von Moltke). Taylor sugirió que Bismarck esperaba forzar a los líderes austriacos a hacer concesiones en Alemania, en lugar de provocar la guerra. La verdad puede ser más complicada que simplemente que Bismarck, quien dijo que "la política es el arte de lo posible", inicialmente buscó la guerra con Austria o inicialmente se opuso a la idea de ir a la guerra con Austria.

          Sistemas militares rivales

          En 1862, von Roon implementó varias reformas del ejército que aseguraron que todos los ciudadanos prusianos estuvieran sujetos al servicio militar obligatorio. Antes de esta fecha, el tamaño del ejército había sido fijado por leyes anteriores que no habían tenido en cuenta el crecimiento de la población, por lo que el reclutamiento era injusto e impopular por esta razón. Mientras que algunos hombres prusianos permanecieron en el ejército o en las reservas hasta los cuarenta años, a uno de cada tres (o incluso más en algunas regiones donde la población se había expandido enormemente como resultado de la industrialización) se le asignó un servicio mínimo en el país. Landwehr, el guardia de casa. [15]

          La introducción de la conscripción universal durante tres años aumentó el tamaño del ejército en servicio activo y proporcionó a Prusia un ejército de reserva igual en tamaño al que Moltke desplegó contra Austria. Si Francia, bajo Napoleón III, hubiera intentado intervenir contra los prusianos, podrían haberse enfrentado a él con un número igual o superior de tropas. [dieciséis]

          El servicio de reclutas prusianos era de entrenamiento y entrenamiento continuo, en contraste con el ejército austríaco, donde algunos comandantes solían despedir a los reclutas de infantería a sus hogares con licencia permanente poco después de su incorporación al ejército, reteniendo solo un cuadro de soldados a largo plazo para los desfiles formales. y deberes de rutina. [17] Los reclutas austríacos tuvieron que ser entrenados casi desde cero cuando fueron llamados a sus unidades al estallar la guerra. El ejército prusiano estaba, por tanto, mejor entrenado y disciplinado que el ejército austríaco, particularmente en la infantería. Si bien la caballería y la artillería austríacas estaban tan bien entrenadas como sus contrapartes prusianas, Austria poseía dos divisiones de élite de caballería pesada, las armas y tácticas habían avanzado desde las guerras napoleónicas y las cargas de caballería habían quedado obsoletas. [ cita necesaria ]

          Velocidad de movilización

          El ejército prusiano tenía su base local, organizado en Kreise (distritos militares, lit .: círculos), cada uno de los cuales contiene un cuartel general del Korps y las unidades que lo componen. La mayoría de los reservistas vivían cerca de los depósitos de sus regimientos y podían movilizarse rápidamente. La política austriaca consistía en garantizar que las unidades estuvieran estacionadas lejos de casa para evitar que participaran en revueltas separatistas.Los reclutas con licencia o los reservistas llamados a sus unidades durante la movilización se enfrentaron a un viaje que podría llevar semanas antes de que pudieran informar a sus unidades, lo que hizo que la movilización austriaca fuera mucho más lenta que la del ejército prusiano.

          Velocidad de concentración

          El sistema ferroviario de Prusia estaba más desarrollado que el de Austria. Los ferrocarriles permitieron suministrar un mayor número de tropas que hasta ahora y permitieron el rápido movimiento de tropas dentro de territorio amigo. La red ferroviaria prusiana más eficiente permitió que el ejército prusiano se concentrara más rápidamente que los austriacos. Moltke, al revisar sus planes a Roon, declaró: "Tenemos la inestimable ventaja de poder llevar a nuestro Ejército de Campaña de 285.000 hombres a través de cinco líneas ferroviarias y de concentrarlos virtualmente en veinticinco días ... Austria solo tiene una línea ferroviaria y le tomará cuarenta y cinco días reunir 200.000 hombres ". [18] Moltke también había dicho antes, "Nada podría ser más bienvenido para nosotros que tener ahora la guerra que debemos tener".

          Anteriormente se podía haber esperado que el ejército austríaco al mando de Ludwig von Benedek en Bohemia (la actual República Checa) disfrutara de la ventaja de la "posición central", al poder concentrarse en sucesivos ejércitos atacantes esparcidos a lo largo de la frontera, pero el La concentración prusiana más rápida anuló esta ventaja. Para cuando los austríacos estuvieran completamente reunidos, serían incapaces de concentrarse contra un ejército prusiano sin que los otros dos atacaran instantáneamente su flanco y retaguardia, amenazando sus líneas de comunicación.

          Armamentos y tácticas

          La infantería prusiana estaba equipada con la pistola de agujas Dreyse, un rifle de cerrojo que podía dispararse más rápido que los rifles Lorenz de avancarga del ejército austríaco. En la guerra franco-austriaca de 1859, las tropas francesas se aprovecharon de enemigos mal entrenados que no reajustaron sus visores a medida que se acercaban, disparando así demasiado alto a corta distancia. Al cerrar rápidamente el rango, las tropas francesas se acercaron con una ventaja sobre la infantería austríaca. Después de la guerra, los austriacos adoptaron los mismos métodos, que denominaron el Stoßtaktik ("tacticas de impacto"). Aunque tenían algunas advertencias del arma prusiana, las ignoraron y retuvieron Stoßtaktik.

          La artillería austríaca tenía cañones estriados de retrocarga que eran superiores al cañón prusiano de cañón liso de avancarga. Los prusianos estaban introduciendo lentamente nuevos cañones de retrocarga Krupp, pero no en cantidades lo suficientemente grandes como para influir en los resultados. A pesar de la ventaja austriaca en la calidad de su equipo de artillería, otras limitaciones impidieron que se utilizaran con eficacia.

          Factores económicos

          En 1866, la economía prusiana estaba creciendo rápidamente, en parte como resultado de la Zollverein, lo que le dio a Prusia una ventaja en la guerra. Prusia pudo equipar a sus ejércitos con rifles de retrocarga y más tarde con nueva artillería de retrocarga Krupp, pero la economía austriaca estaba sufriendo los efectos de la Revolución Húngara de 1848 y la Segunda Guerra de Independencia de Italia. Austria tenía un solo banco, [ cita necesaria ] el Creditanstalt y el estado estaban muy endeudados. El historiador Christopher Clark escribió que hay pocos indicios de que Prusia tuviera una ventaja económica e industrial abrumadora sobre Austria y escribió que una mayor parte de la población prusiana se dedicaba a la agricultura que la población austríaca y que la industria austriaca podía producir las armas más sofisticadas. en la guerra (artillería estriada). La guerra austro-prusiana terminó rápidamente y se luchó principalmente con armas y municiones existentes, lo que redujo la influencia del poder económico e industrial en relación con la política y la cultura militar. [19] [ página necesaria ]

          Antes de que comenzara la guerra, los gobiernos de Austria y Prusia intentaron reunir aliados en Alemania. El 15 de junio, Bismarck ofreció una compensación territorial en el Gran Ducado de Hesse al electorado de Hesse, si el elector Federico Guillermo se aliaba con Prusia. La propuesta ofendió gravemente las "sensibilidades legitimistas" de Frederick William y el monarca se unió a los austriacos, a pesar de que el Landtag de Hesse votaba por la neutralidad. [20] El rey Jorge V de Hannover durante la primavera de 1866 fue contactado por el emperador austríaco Franz Joseph para establecer una coalición contra los prusianos, sin embargo, su éxito tomó algún tiempo. El monarca de Hannover llegó a la conclusión de que su reino caería si luchaba contra los ejércitos prusianos. [20]

          La mayoría de los estados del sur de Alemania se pusieron del lado de Austria contra Prusia. Aquellos que se pusieron del lado de Austria incluyeron los Reinos de Baviera y Württemberg. Los estados intermedios más pequeños como Baden, Hesse-Kassel (o Hesse-Cassel), Hesse-Darmstadt y Nassau también se unieron a Austria. Muchos de los príncipes alemanes se aliaron con los Habsburgo principalmente por el deseo de conservar sus tronos. [20]

          La mayoría de los estados del norte de Alemania se unieron a Prusia, en particular Oldenburg, Mecklenburg-Schwerin, Mecklenburg-Strelitz y Brunswick. El Reino de Italia participó en la guerra con Prusia, porque Austria tenía Venecia y otros territorios más pequeños que Italia quería para promover el proceso de unificación italiana. A cambio de la ayuda italiana contra Austria, Bismarck acordó no hacer una paz por separado hasta que Italia hubiera obtenido Venecia.

          Cabe destacar que las otras potencias extranjeras se abstuvieron de esta guerra. El emperador francés Napoleón III, que esperaba una derrota prusiana, decidió permanecer fuera de la guerra para fortalecer su posición negociadora por el territorio a lo largo del Rin, mientras que el Imperio ruso todavía guardaba rencor contra Austria desde la guerra de Crimea.

          La primera guerra entre dos grandes potencias continentales en siete años, utilizó muchas de las mismas tecnologías que la Segunda Guerra de Independencia de Italia, incluidos los ferrocarriles para concentrar tropas durante la movilización y telégrafos para mejorar las comunicaciones de larga distancia. El ejército prusiano utilizó la pistola de agujas de retrocarga de von Dreyse, que se podía cargar rápidamente mientras el soldado buscaba cobertura en el suelo, mientras que los rifles austriacos de avancarga solo se podían cargar lentamente, y generalmente desde una posición de pie.

          La principal campaña de la guerra ocurrió en Bohemia. El jefe del Estado Mayor prusiano, Helmuth von Moltke, había planeado meticulosamente la guerra. Movilizó rápidamente al ejército prusiano y avanzó a través de la frontera hacia Sajonia y Bohemia, donde el ejército austríaco se estaba concentrando para una invasión de Silesia. Allí, los ejércitos prusianos, dirigidos nominalmente por el rey Guillermo I, convergieron, y los dos bandos se encontraron en la batalla de Königgrätz (Hradec Králové) el 3 de julio. El ejército prusiano del Elba avanzó por el ala izquierda austriaca y el Primer Ejército por el centro, prematuramente se arriesgaron a ser contraflancados por su propia izquierda. Por tanto, la victoria dependía de la llegada oportuna del Segundo Ejército al ala izquierda. Esto se logró gracias al brillante trabajo de su jefe de personal, Leonhard Graf von Blumenthal. La organización y el ímpetu superiores prusianos decidieron la batalla contra la superioridad numérica austriaca, y la victoria fue casi total, con las muertes en batalla austriacas casi siete veces la cifra prusiana. Un armisticio entre Prusia y Austria entró en vigor al mediodía del 22 de julio. [21] Se firmó una paz preliminar el 26 de julio en Nikolsburg. [22]

          A excepción de Sajonia, los otros estados alemanes aliados de Austria jugaron un papel pequeño en la campaña principal. El ejército de Hannover derrotó a Prusia en la Segunda Batalla de Langensalza el 27 de junio de 1866, pero, a los pocos días, se vieron obligados a rendirse por un número superior. Los ejércitos prusianos lucharon contra Baviera, Württemberg, Baden y los estados de Hesse en el río Main, llegando a Nuremberg y Frankfurt. La fortaleza bávara de Würzburg fue bombardeada por la artillería prusiana, pero la guarnición defendió su posición hasta el día del armisticio.

          Los austriacos tuvieron más éxito en su guerra con Italia, derrotando a los italianos en tierra en la Batalla de Custoza (24 de junio) y en el mar en la Batalla de Lissa (20 de julio). Sin embargo, los "Cazadores de los Alpes" de Italia, liderados por Garibaldi, derrotaron a los austríacos en la batalla de Bezzecca el 21 de julio, conquistaron la parte baja de Trentino y se dirigieron hacia Trento. La paz de Prusia con Austria obligó al gobierno italiano a buscar un armisticio con Austria el 12 de agosto. Según el Tratado de Viena, firmado el 12 de octubre, Austria cedió el Véneto a Francia, que a su vez lo cedió a Italia.

          Grandes batallas

          • 24 de junio, Batalla de Custoza: el ejército austríaco derrota al ejército italiano.
          • 27 de junio, Batalla de Trautenau (Trutnov): los austriacos controlan el avance prusiano pero con grandes pérdidas.
          • 27 de junio, batalla de Langensalza: el ejército de Hannover derrota al de Prusia. Sin embargo, Hannover se rinde dos días después.
          • 29 de junio, batalla de Gitschin (Jičín): los prusianos derrotan a los austriacos.
          • 3 de julio, batalla de Königgrätz (Sadová): victoria decisiva de Prusia contra los austriacos.
          • 10 de julio, Batalla de Kissingen: los prusianos derrotan a los bávaros (7 ° Cuerpo de Ejército de la Confederación Alemana)
          • 20 de julio, batalla de Lissa (Vis): la flota austriaca derrota decisivamente a la italiana.
          • 21 de julio, batalla de Bezzecca: los "Cazadores de los Alpes" de Giuseppe Garibaldi derrotan a un ejército austríaco.
          • 22 de julio (último día de la guerra), batalla de Lamacs (Lamač): los austriacos defienden Bratislava contra el ejército prusiano.
          • 24 de julio

          Para evitar "amarguras innecesarias de sentimientos o deseos de venganza" y prevenir la intervención de Francia o Rusia, Bismarck presionó al rey Guillermo I de Prusia para que hiciera las paces con los austriacos rápidamente, en lugar de continuar la guerra con la esperanza de obtener más ganancias. [23] William había "planeado instalar tanto al príncipe heredero de Hannover como al sobrino del elector de Hesse como grandes duques titulares en pequeños residuos territoriales de su herencia dinástica" debido a la oposición en el gabinete del gobierno, incluido el príncipe heredero Federico a la anexión de varios estados alemanes. [20] Los austriacos aceptaron la mediación del francés Napoleón III. La Paz de Praga el 23 de agosto de 1866 resultó en la disolución de la Confederación Alemana, la anexión prusiana de muchos de los antiguos aliados de Austria y la exclusión permanente de Austria de los asuntos alemanes. Esto dejó a Prusia libre para formar la Confederación de Alemania del Norte el próximo año, incorporando todos los estados alemanes al norte del río Main. Prusia optó por no buscar territorio austriaco para sí misma, y ​​esto hizo posible que Prusia y Austria se aliaran en el futuro, ya que Austria se sentía más amenazada por el irredentismo italiano y paneslavo que por Prusia. La guerra dejó a Prusia dominante en la política alemana (ya que Austria ahora estaba excluida de Alemania y ya no era la máxima potencia alemana), y el nacionalismo alemán alentaría a los estados independientes restantes a aliarse con Prusia en la guerra franco-prusiana en 1870, y luego a acceder a la coronación del rey Guillermo de Prusia como emperador de Alemania en 1871. Los estados unidos de Alemania se convertirían en una de las potencias europeas más influyentes.

          Por los partidos derrotados

          Además de las reparaciones de guerra, se produjeron los siguientes cambios territoriales:

          • Austria: entregó la provincia de Venecia a Francia, pero luego Napoleón III la entregó a Italia según lo acordado en un tratado secreto con Prusia. Austria perdió entonces toda la influencia oficial sobre los estados miembros de la antigua Confederación Alemana. La derrota de Austria fue un golpe contundente para el dominio de los Habsburgo: el Imperio se transformó a través del Compromiso Austro-Húngaro de 1867 en la monarquía dual de Austria-Hungría al año siguiente. Además, Austria también fue excluida de Alemania.
          • Schleswig y Holstein: se convirtió en la provincia prusiana de Schleswig-Holstein.
          • Hannover: Anexada por Prusia, se convirtió en la provincia de Hannover.
          • Hesse-Darmstadt: entregó a Prusia el pequeño territorio que había adquirido a principios de 1866 al extinguirse la casa gobernante de Hesse-Homburg. La mitad norte de la tierra restante se unió a la Confederación de Alemania del Norte.
          • Nassau, Hesse-Kassel, Frankfurt: Anexo de Prusia. Combinado con el territorio entregado por Hesse-Darmstadt para formar la nueva provincia de Hesse-Nassau.
          • Sajonia, Sajonia-Meiningen, Reuss-Greiz, Schaumburg-Lippe: se salvó de la anexión pero se unió al

          La guerra significó el fin de la Confederación Alemana. Aquellos estados que permanecieron neutrales o pasivos durante el conflicto tomaron diferentes acciones después del tratado de Praga:

            : Se convirtió en un estado independiente y declaró neutralidad permanente, manteniendo estrechos lazos políticos con Austria. Acusado por Bismarck de haber manipulado el voto de la Dieta de la Confederación, el Principado había enviado a 80 hombres del lado imperial, pero no participó en ningún combate. [24] Regresaron de la Tercera Guerra de Independencia de Italia con 81 hombres, y un oficial de enlace austriaco se unió al contingente de camino a casa.
          • Limburgo y Luxemburgo: El Tratado de Londres (1867) declaró que ambos estados eran parte del Reino de los Países Bajos. Limburgo se convirtió en la provincia holandesa de Limburgo. A Luxemburgo se le garantizó la independencia y neutralidad de sus tres vecinos circundantes (Bélgica, Francia y Prusia), pero se reincorporó a la unión aduanera alemana, la Zollverein, y permaneció como miembro hasta su disolución en 1919.
          • Reuss-Schleiz, Sajonia-Weimar-Eisenach,

          El canciller austríaco, el conde Friedrich Ferdinand von Beust, estaba "impaciente por vengarse de Bismarck para Sadowa". Como paso preliminar, el Ausgleich con Hungría se "concluyó rápidamente". Beust "convenció a Francis Joseph de que aceptara las demandas magiares que hasta entonces había rechazado", [25] pero los planes austriacos no alcanzaron las esperanzas francesas (por ejemplo, el archiduque Albrecht, duque de Teschen propuso un plan que requería que el ejército francés luchara solo durante seis semanas para permitir la movilización austriaca). [26] Víctor Manuel II y el gobierno italiano querían unirse a esta alianza potencial, pero la opinión pública italiana se opuso amargamente mientras Napoleón III mantuvo una guarnición francesa en Roma protegiendo al Papa Pío IX, negando así a Italia la posesión de su capital (Roma había sido declarada capital de Italia en marzo de 1861, cuando se reunió el primer Parlamento italiano en Turín). Napoleón III no se opuso estrictamente a esto (en respuesta a la declaración de un ministro de Estado francés de que Italia nunca pondría sus manos sobre Roma, el Emperador había comentado "Sabes, en política, uno nunca debe decir 'nunca'" [27] ) y había hecho varias propuestas para resolver la Cuestión Romana, pero Pío IX las rechazó todas. A pesar de su apoyo a la unificación italiana, Napoleón no pudo presionar sobre el tema por temor a enfurecer a los católicos en Francia. Raffaele de Cesare, periodista, politólogo y autor italiano, señaló que:

          La alianza, propuesta dos años antes de 1870, entre Francia, Italia y Austria, nunca se concluyó porque Napoleón III. nunca consentiría en la ocupación de Roma por Italia. . Deseaba que Austria vengara a Sadowa, ya sea participando en una acción militar o impidiendo que Alemania del Sur hiciera causa común con Prusia. . Si podía asegurar, mediante la ayuda austriaca, la neutralidad de los Estados del sur de Alemania en una guerra contra Prusia, se consideraba seguro de derrotar al ejército prusiano y, por tanto, seguiría siendo árbitro de la situación europea. Pero cuando la guerra estalló repentinamente, antes de que nada hubiera concluido, las primeras derrotas inesperadas de Francia derribaron todas las previsiones y plantearon dificultades a Austria e Italia que les impidieron hacer causa común con Francia. Wörth y Sedan se siguieron demasiado de cerca. La cuestión romana fue la piedra atada a los pies de Napoleón, que lo arrastró al abismo. Nunca olvidó, incluso en agosto de 1870, un mes antes de Sedán, que era soberano de un país católico, que había sido nombrado Emperador, que contaba con el apoyo de los votos de los conservadores y la influencia del clero y que era su deber supremo de no abandonar al Pontífice. . Durante veinte años, Napoleón III había sido el verdadero soberano de Roma, donde tenía muchos amigos y parientes. Sin él, el poder temporal nunca se habría reconstituido ni, siendo reconstituido, habría perdurado. [28]

          Otra razón por la que Beust supuestamente desea revancha contra Prusia no se materializó se ve en el hecho de que, en 1870, el primer ministro húngaro Gyula Andrássy se "opuso enérgicamente". [29]